El portavoz del Grupo Socialista, Antonio Hernando, ha mantenido un duro enfrentamiento con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, al que ha acusado de no querer cesar a los fiscales porque estos están haciendo lo que usted quiere que hagan. Por unos momentos, el Congreso de los Diputados se ha tornado en un combate de boxeo que ha concluido con un Mariano Rajoy fuertemente vapuleado por la oposición al completo -encabezada por el PSOE- para la que, esta vez, Rajoy no ha tenido argumentos de defensa.

Durante la sesión de control al Gobierno en el pleno del Congreso, centrada en los casos de corrupción que salpican al PP, Antonio Hernando ha informado a Mariano Rajoy, que el 16 de mayo “todos los grupos, a excepción del suyo, reprobamos al ministro de Justicia; al Fiscal General de Estado; y al Fiscal Anticorrupción” aunque “el destinatario de esos reproches era usted”.

Hernando ha instado a Rajoy a pronunciarse acerca de mantener a todos ellos en sus puestos; así como saber cuál es la actuación del ejecutivo en relación a la corrupción. Mariano Rajoy ha asegurado que “no los voy a cesar” porque “tengo plena confianza” en el ministro y en los fiscales; de modo que le recomienda que “en un futuro no le haga perder el tiempo a esta Cámara”. Y ha asegurado que los objetivos del PP en materia de corrupción son cuatro: “prevenirla, perseguirla y descubrirla, y castigarla”. En este sentido, y según palabras del presidente del Gobierno, “estamos mejorando tanto en el control como en el conocimiento público de la misma”; pero insiste en que “todos tenemos que seguir perseverando”.

El portavoz socialista ha recriminado a Rajoy el hecho de no cesar al ministro de Justicia, al Fiscal General de Estado y al Fiscal Anticorrupción; quienes se dedican a parar la avalancha de corrupción que se le está viniendo encima”, a la vez que “no están siendo leales con la justicia, pero obedientes a usted un montón”; motivo por el cuál “les mantiene donde les mantiene”, ha espetado Hernando antes de considerar que el origen de todos los problemas de los populares no es otro que “la financiación negra del PP durante 20 años”.

Asimismo, Antonio Hernando ha añadido que Rajoy “vive en vilo” y “a merced de la corrupción -tras los famosos sms- de los tribunales y de los chantajistas”. Y, además, ha reprobado tanto el comportamiento del presidente del Gobierno, que opta por “salir al paso” cada vez que se habla de corrupción, como la actitud del Ejecutivo a través de “la delegada del gobierno en Madrid y la presidenta de la Comunidad de Madrid”, quienes no han dudado en “criticar a la justicia” cuando la primera ha sido imputada y la segunda implicada por supuestas irregularidades en los contratos.

Unas acusaciones ante las cuales Mariano Rajoy no se “toma la molestia” de desmentir porque “no estoy dispuesto a entrar en el juego”. Sin embargo, le ha pedido al PSOE que “defienda la presunción de inocencia” y que “no aplique el concepto de presunción de culpabilidad, que ya se está generalizando”.

Sobre la citación de Mariano Rajoy como testigo en el Caso Gürtel, el portavoz de los socialistas ha mostrado su disconformidad con “los abogados del PP que piden que usted declare a través del plasma” cuando “vive a diez minutos de la Audiencia Nacional”. Y le ha recordado que “no declara como presidente del Gobierno”, sino “como presidente del PP”.

Hernando entiende que el hecho de Mariano Rajoy sea citado a declarar, en este caso en la Audiencia Nacional, “no es grato” y menos aún cuando éste podría “cruzarse miradas con sus compañeros de toda la vida que ahora están en el banquillo”, pero ha asegurado que la solución adecuada no es hacerlo “desde un despacho de Génova reformado con dinero negro”.

Finalmente, y a pesar de que en el PSOE “usted ya no nos hace creer nada”, el portavoz socialista ha aconsejado a Rajoy que “si quiere hacer creer a la ciudadanía que en serio está luchando contra la corrupción, renuncie a sus privilegios y vaya a declarar en persona a la Audiencia Nacional”. O dicho en otros términos: “Señor Rajoy, sea fuerte, de la cara ante el tribunal y olvídese del plasma”. Una ironía que el presidente del Gobierno no ha dudado en responder en tono sarcástico que “lo más importante en la lucha contra la corrupción es que el próximo 21 de mayo llegue su Pentecostés y dejen de hacer méritos para que gane uno y pierda otro”.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Diez − 7 =