Foto Carlos González Ximénez / Flickr.

La Semana Santa de Castilla y León, una tradición que se vive en silencio, con el carácter propio castellano. Esta tradición acompaña al ambiente vivido en el PP, un silencio resguardado desde el Congreso del PP de Castilla y León pero que, si te fijas, hay indicios de que esa paz relativa se puede romper en cualquier momento, sobre todo en los puntos de fricción destacados como Valladolid o León.

En León los mañuequistas afines al nuevo presidente, a pesar del fair play con el que el nuevo presidente Mañueco trató a Antonio Silván, intentaron tentar al presidente de la Diputación de León, Juan Martínez Majo, a presentarse en contra de Antonio Silván. Este acabaría maniobrando para que Majo se presentara pero con su apoyo, presentándolo en una rueda de prensa conjunta donde el alcalde mostro su apoyo total. Por su parte Majo le dio las gracias por un respaldo a un reto que “está dispuesto a asumir” y en el que Silván será una persona “clave y fundamental”. El presidente de la diputación ante el posible paso atrás de Silván, del cual se especuló que quisiera liderar el partido en León, gesto que Silván negó, afirmó que “es un gesto que le engrandece como político y como persona más allá todavía”.

Valladolid está partido mínimo por la mitad, y quién sabe si hay espacio para una tercera parte. Ante la más que posible renuncia de Ramiro Ruiz Medrano, el presidente de la Diputación de Valladolid Jesús Julio Carnero y el concejal del Ayuntamiento de Valladolid Borja García Carvajal enfilan los pasos para presentarse a sucederle. El ambiente está tenso, con búsqueda de afiliaciones por ambos lados. Por un lado el oficialista Carnero, molesto porque el nuevo líder autonómico no sea Silván, al cual apoyó, ha pedido un Congreso limpio. Sin embargo, como ya adelantamos en Diario 16, amenazó con dejar la presidencia de la Diputación de Valladolid si Borja García Carvajal entraba en el Comité Autonómico. Fuentes autorizadas de la candidatura de Borja García Carvajal han denunciado que Carnero aprovechó su cargo para realizar reuniones con cargos en pueblos dónde no estaba la entrada permitida a los críticos. Por otra parte se ha hecho una asociación, relacionada con el ámbito universitario, que podría convertirse en una tercera vía entre los que no confían en Carnero y no ven capacitado a García Carvajal.

Los congresos regionales empezarán el 27 de mayo con el de Salamanca y acabarán el 17 de junio con el de Palencia.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

5 × 1 =