Podemos ha olido sangre y sabe que puede seguir haciendo supurar la herida en el seno de un PSOE dañado, dividido públicamente y a punto de proseguir a marchas forzadas el hundimiento incesante de votos que elecciones tras elecciones viene cosechando desde hace años. De ahí que el líder de la formación morada, Pablo Iglesias, ya no busque la interlocución del secretario general de los socialistas, Pedro Sánchez, y se dirija ya directamente a Susana Díaz, la baronesa andaluza que ha tomado gustosamente el testigo que le ha cedido buena parte de la baronía más señera del partido.

Iglesias incide una y otra vez en lo que ya no es ni tan siquiera un secreto a voces: que el liderazgo de su secretario general hace aguas por todos lados, apenas año y medio después de tomadas las riendas del partido centenario.

Por ello, hurga en los puntos débiles de los socialistas y reclama a los que denomina “sectores sensatos del PSOE” que exploren todas las posibilidades de que “el PP no gobierne”. A las primeras de cambio, y vía Twitter, la presidenta andaluza recogió el guante del líder de Podemos y le conmina a no dar “lecciones” a un PSOE que ella considera “sensato” en todos sus extremos “y por eso se preocupa de los problemas de España”.

Díaz volvió a utilizar la red de los 140 caracteres para lanzar un mensaje directo a Iglesias, y de camino a todo el socialismo: es ella la que quiere marcar el paso del partido y no está dispuesta a que se lo marquen desde fuera

El principal punto de fricción entre PSOE y Podemos viene a cuentas del reclamado referéndum propuesto por el partido de Iglesias y que el PSOE más conservador, el de los barones más influyentes como Susana Díaz o Emiliano García-Page, no contempla bajo ningún concepto.

Por tanto, la intención inicial anunciada por Pedro Sánchez de intentar buscar un acuerdo de izquierdas en caso de que Rajoy fracase en su intento de formar gobierno solo pasaría por que Podemos se eche atrás en su propuesta para Cataluña, algo a lo que no está dispuesta la corriente catalana de Podemos representada por la formación dirigida por la alcaldesa de Barcelona En Comú Podem.

De hecho, esta formación fue la más votada en Cataluña el pasado 20D y confirma el auge del movimiento ciudadano que representa la alcaldesa de Barcelona Ada Colau.

Mientras tanto, la presidenta andaluza quiere que los ciudadanos interpreten, como ella ve, una repetición de la histórica pinza PP-IU de los noventa en Andalucía la supuesta coincidencia de los objetivos de PP y Podemos. “La sensatez de Pablo Iglesias consiste en hacer el juego al PP”, dice Díaz a través de la red social. La secretaria general de los socialistas andaluces cree que “todo el PSOE es sensato” ya que “se preocupa de los problemas de España” en contra de los objetivos de Podemos, “dispuestos a romper con un referéndum de secesión”.

Podemos auspicia un referéndum en Cataluña, aunque también ha repetido en diversas ocasiones que apostaría abiertamente por mantener el Estado español tal y como está constituido ahora, con Cataluña incluida en él aunque con una reforma constitucional amplia que deje para la historia la Carta Magna de 1978.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

14 + siete =