Fernando Sabaté, Consejero en el Cabildo de Tenerife, denuncia los swaps contratados por CC-PSOE.

Un fallo judicial contra el Cabildo de Tenerife, ha dejado al descubierto la gestión del Grupo de Gobierno CC-PSOE, al confirmarse que esta administración insular lleva cinco años pagando intereses bancarios desorbitados por operaciones financieras de alto riesgo, que tenían reparos de legalidad. El Grupo Podemos desde la oposición, estima que el Cabildo ha pagado unos 20 millones de euros en intereses abusivos contratados hasta 2025, indica el consejero Fernando Sabaté, que viene a confirmar “las dudas de Podemos sobre las actuaciones del equipo CC-PSOE con los fondos swaps”, al quedar retratados en esta sentencia “por haber firmado créditos con unas condiciones totalmente perjudiciales para el Cabildo”, según ha dictado el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 10, de Santa Cruz de Tenerife.

Está previsto que el presidente nacionalista del Cabildo tinerfeño, Carlos Alonso (CC), comparezca voluntariamente en el Pleno ordinario para dar habida cuenta de ciertas cuestiones financieras, y aclarar “estas millonarias operaciones de alto riesgo, conocidas en la jerga financiera como swaps, que fueron contratadas por el gobierno insular de CC-PSOE en el año 2010”, según informa Podemos, que ha mostrado una gran preocupación por la carga económica que supone pagar varios millones de euros en concepto de intereses, gastos que “se podían haber evitado”, explica Sabaté en función de la sentencia.

El consejero de la formación morada expone que “el fallo judicial, tira por tierra la pretensión del gobierno insular de anular una de esas operaciones crediticias y confirma, que desde hace cinco años esta institución está pagando unos intereses desorbitados por cuatro operaciones de crédito firmadas con el BBVA por valor de 188 millones de euros”. Basándose en la sentencia se deduce que estas operaciones se firmaron “en unas condiciones totalmente perjudiciales para el Cabildo de Tenerife, administración que está pagando hasta un tipo fijo del 4,26 por ciento de interés en una época en la que los intereses financieros han estado por debajo del uno por ciento”.

Esta administración insular lleva cinco años pagando intereses bancarios desorbitados por operaciones financieras de alto riesgo

Avanza que la estimación de la formación morada es que esta institución insular ha pagado unos 20 millones de euros en intereses durante los últimos cinco años a través de estos productos financieros inicialmente contratados hasta 2025, y argumentan que “si se hubiera aplicado el interés variable vigente, esos intereses se hubieran reducido a menos de la mitad o, incluso, a menos de un tercio”.

Como queda de manifiesto en esta sentencia, el Gobierno insular tendría que haber sido más diligente y “no contratar para no tener que aceptar las consecuencias actuales de las graves liquidaciones negativas que viene abonando durante estos cincos años”. “Aunque no sea un profesional del mercado de valores –prosigue el fallo– tiene un departamento financiero y conocía con claridad la naturaleza del contrato y los riesgos que no sólo eran teóricos, sino que podían ser reales y se materializaron”.

El portavoz del Grupo Podemos añade que otra de las duras conclusiones judiciales de este caso, deja claro que el contrato de permuta financiera o swap firmado entre el Cabildo tinerfeño y el BBVA en 2010, “era previsible que no fuera un contrato beneficioso porque existía un pronóstico acerca de la evolución de la variable económica” que deja sin sentido, que el Cabildo firmara un tipo de interés fijo excesivamente alto en la etapa en la que más bajos han estado los tipos de interés variable.

Podemos dio la voz de alarma sobre estas operaciones crediticias y el pago injustificado de millones de euros en intereses

Un simple análisis en Google de la evolución de intereses hubiera bastado”, añade la Magistrada instructora de esta causa, “para concluir que estos productos no le convenía suscribirlos ni modificarlos, como hizo el 20 de diciembre de 2012”. La Magistrada, Juana María Hernández, sostiene que el Cabildo de Tenerife “tenía conocimientos de los riesgos que asumía porque los intereses seguían bajando y las liquidaciones negativas eran descomunales, pero esta institución firma un tipo de interés fijo desproporcionadamente alto en relación al Euribor”.

Sabaté recuerda que el Grupo Podemos dio la voz de alarma sobre estas operaciones crediticias y el pago injustificado de millones de euros en intereses el pasado marzo, “cuando examinábamos los reparos de legalidad a los gastos cabildicios de 2015 y nos topamos con un extraño reparo contra una operación de crédito valorada en 188 millones de euros”.

El Grupo de Gobierno quitó hierro al asunto en el Pleno cuando Podemos pidió explicaciones sobre este escándalo, al analizar la gravedad de las advertencias que ha estado formulando el área de Intervención de Fondos hacia “estas extrañas y complejas operaciones”, por ello, los consejeros de Podemos decidieron poner el asunto en manos de sus servicios jurídicos. Esta formación destaca que “esta permutas le han costado al Cabildo un montón de millones de euros en pago de intereses bancarios por culpa de decisiones políticas de alto riesgo”.

Además, el Grupo Podemos ha descubierto recientemente nuevos swaps contratados en sociedades del Cabildo, que están analizando. “Esperamos que nos saque de dudas de una vez por todas, la comparecencia del presidente Carlos Alonso, y que CC-PSOE asuman, en su caso, las responsabilidades que procedan”, apostilló el consejero Sabaté.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Nueve + 13 =