El periodista y escritor colombiano Daniel Samper Pizano sigue sacando petróleo literario de las caras ocultas de la Historia. En Camas y famas, publicado por Aguilar, aborda los interiores de algunos de los amores más inesperados, trágicos y divertidos, donde algunos raros históricos se encumbran por méritos propios en semidioses mientras la catalogación de amor raro llega a ser el diamante en bruto que Samper pule con arte de orfebre. Lucrecia Borgia, Solimán el Magnífico, Balzac, Violeta Parra, Virginia Woolf o el mismísimo futbolista Zlatan Ibrahimovic desfilan por un libro que se degusta como un cóctel veraniego de alta graduación alcohólica.

 

¿Por qué precisamente ha elegido este puñado de historias de amor? ¿por su rareza? ¿porque van contra los cánones establecidos por la sociedad biempensante y los principios religiosos?

Me parece edificante que vayan contra los cánones de la sociedad biempensante, etc, pero no se trata de un libro moralista (ni inmoralista). Pretendo mostrar historias interesantes que revelen el poder que han tenido en la historia el amor y la cama. El mosaico de apaños íntimos que aparece en el libro no es más que un reflejo de la historia y de la realidad.

 

¿Por qué una relación que no es lo que comúnmente se considera “rara” no merece su atención en su nuevo libro?

Claro que lo merece. De hecho, el indestructible y clásico matrimonio de Winston Churchill y Clementine Hozier llegó a las semifinales, pero la profusión de películas y documentales sobre ellos, que surgió cuando ya el capítulo estaba escrito, me obligó a aplazarlo para un próximo volumen II. No me interesaba aparecer arrastrado por la ola.

“Catalina la Grande y el príncipe Potemkin formaron una fascinante llave en la cama y en el campo de batalla”

 

¿No es quizá aún más extraño a día de hoy que una pareja conviva durante décadas unidas en lo bueno y lo malo hasta la muerte?

No creo. Miles de matrimonios funcionan como usted dice. Pero, ya sabe, “si un perro muerde a un hombre no es noticia…”.

 

De Wilde como icono homosexual se ha hablado hasta la extenuación, pero de su abnegada esposa Constance muchísimo menos, apenas nada. ¿Por qué?

Debo decir, con modestia digna de Zlatan Ibrahimovic, que es porque faltan libros perspicaces como Camas y famas, que exploran más allá de lo obvio.

 

Si tuviera que elegir una pareja “rara” entre las “raras”, ¿cuál sobresaldría entre todas ellas?

Me encantó la fascinante llave que formaron Catalina la Grande y el príncipe Potemkin, en la cama, en el despacho, en el campo de batalla y en las tertulias de amigos.

 

¿Por qué el mundo de la pareja no trae instrucciones de uso ni habrá libro que aclare completamente las dudas de sus integrantes?

Las instrucciones son muy sencillas: vale lo que funcione, siempre y cuando no haga daño injusto a nadie, no incluya menores y esté ajeno a toda forma de violencia.

“¡Si yo le contara las historias que se escuchan en algunos establos del Caribe!”

 

Moraleja: ¿Mejor solos que mal acompañados?

Bueno, también dicen que “el buey solo bien se lame”. Personalmente, pertenezco a esa manada de bueyes a los que les gusta lamer y ser lamidos. Pero entre gustos bovinos no hay disgustos.

 

Usted pone el foco en personajes históricos relevantes todos ellos. ¿Aman mejor y más intensamente los reyes y famosos? ¿tienen también gustos más excéntricos en esto de las relaciones de pareja?

No necesariamente. Lo que sí suele ocurrir es que confluyen en algunas relaciones el poder político, el dinero, la fama y la cama.

 

En pleno siglo veintiuno, ¿está todo inventado ya en el universo de las relaciones de pareja o aún queda margen para el asombro?

¡Si yo le contara las historias que se escuchan en algunos establos del Caribe!

 

Camas y famas
Daniel Samper
Aguilar
392 páginas
16.90 €

Comprar

 

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

ocho − siete =