La principal novedad de este segundo encuentro del líder socialista, Pedro Sánchez, con el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, “una fase previa” según éste en las negociaciones recién reanudadas a tres semanas de convocarse automáticamente una nueva cita electoral, es que el líder de la formación morada está dispuesto a ceder a la presión socialista para que él no forme parte de un equipo de Gobierno en coalición “a la valenciana” como pretende la formación morada al margen del pacto suscrito por PSOE y Ciudadanos. Y sobre todo que este acercamiento notable entre ambas formaciones incluye la posibilidad de contar con Ciudadanos como compañero de viaje. De la vía 161 que propugna Podemos “a la valenciana” a la vía 199 por la que lleva apostando Pedro Sánchez con Podemos y Ciudadanos como compañeros de viaje.

“Sánchez me ha dicho que en su partido causa mucho rechazo que yo estuviera en ese Gobierno”, apuntó Iglesias tras la reunión de dos horas mantenida en el Congreso de los Diputados. Y por ello el líder de Podemos está dispuesto a ceder su protagonismo a otro compañero en un hipotético Gobierno de coalición “a la valenciana”. De este modo, en una reunión de la que Iglesias ha salido “muy contento, Sánchez ha quemado con esta excusa el último cartucho para rechazar un pacto de izquierdas. Si el escollo por parte del PSOE para confluir en un ejecutivo a la valenciana era sólo la figura de Iglesias, este ya ha dado un paso al lado. Solo queda comprobar la disponibilidad del líder del PSOE a esta nueva propuesta pese a las trabas que la baronía socialista pondrá de nuevo sobre la mesa este mismo sábado en el Comité Federal del partido, una cita que se prevé tempestuosa a tenor de la fuerte división interna por la lucha de poder entre Ferraz y la dirección socialista andaluza con Susana Díaz a la cabeza.

“Asumimos que nos puedan vetar a nosotros. Nosotros en cambio no vetamos a nadie”, apuntó Iglesias tras el decisivo encuentro entre Sánchez e Iglesias. “Los vetos no pueden ser indefinidos”, recalcó el líder de la formación morada. “En política lo razonable es que todos seamos capaces de ceder, ahora le toca al PSOE”.

Iglesias está convencido de que la que denomina “vía de los 161”, es decir, la coalición de gobierno entre PSOE, Podemos, Unidad Popular-IU y Compromís es la más cercana para poder conformar un gobierno, ya que la de PSOE-Ciudadanos ha quedado desmantelada tras el revés del pasado debate de investidura.

Pedro Sánchez insiste en su objetivo de buscar un Gobierno transversal a izquierda y derecha del PSOE y rechaza tanto la vía de los 131 diputados (la suma de los 90 escaños de PSOE más los 40 Ciudadanos y el de Coalición Canaria, ya fracasada en el debate de investidura) como la de los 161 propuesta por Podemos y su objetivo de gobernar “a la valenciana”.

El líder socialista propone ahora finalmente la vía de los 199, la suma de los diputados de PSOE, Podemos y Ciudadanos. Sánchez propugna un Gobierno “parlamentario” para que ambas formaciones antagónicas puedan complementarse en un acuerdo de legislatura.

Para Sánchez la gran noticia de su encuentro con el líder de Podemos es la aceptación por parte de la formación morada de comenzar a negociar un pacto de Gobierno con Ciudadanos, opción que hasta ahora rechazaba completamente la cúpula de la formación morada.

Respecto al paso al lado dado por Pablo Iglesias en un hipotético ejecutivo de coalición, Sánchez asegura tajante que fue precisamente el líder de Podemos el que se propuso y también el que se excluyó “solo”. El líder socialista niega, como asegura Iglesias, que el PSOE haya vetado a nadie, ni siquiera al líder de Podemos. “Se ha dado cuenta de que cometió un error y él lo ha corregido”, dijo Sánchez en alusión a la propuesta de Iglesias de autosituarse como vicepresidente del Gobierno.

Sánchez asegura que los electores el pasado 20D “no dieron su opción a un bloque de izquierdas” sino a un gobierno de “cambio” en contraposición a las políticas de recortes llevadas a cabo por Rajoy en los últimos cuatro años. “Ya me hubiera gustado a mí”, dijo Sánchez en la rueda de prensa posterior al encuentro con Iglesias.

“Con todas las cautelas, hoy estamos más cerca del Gobierno del cambio que de repetir las elecciones”. Pedro Sánchez “vislumbra” una opción de Gobierno, “la cuestión es cómo materializamos ese Gobierno del cambio”, apostilla.

El Gobierno a la valenciana que enarbola Podemos una y otra vez significó en suma, según el líder socialista, “el fin de veinte años de gobierno del Partido Popular, fue poner en marcha el acuerdo del Botánico en base a cuatro ejes que están incluidos en el acuerdo con Ciudadanos, que es mucho más ambicioso que el del Botánico, sin desmerecerlo”.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

2 + 1 =