Pedro Sánchez ha acudido como Jefe de la Oposición al homenaje a las Cortes Constituyentes celebrado en el Congreso, presidido por los Reyes Felipe VI y Letizia, aunque no ha podido ocupar su escaño al haber dimitido el pasado octubre, para eludir la abstención en la investidura a Mariano Rajoy, y poder mantener su “NO” al Partido Popular.

En un lugar de privilegio, Sánchez ha ocupado la primera línea de los líderes políticos, por delante de los portavoces de los grupos políticos del Congreso y del Senado, y de los propios presidentes de Comunidades Autónomas. Esta figura de “líder de la Oposición”, fue creada en el mandato de Felipe González, para otorgar al líder principal en escaños una posición distinguida por cuestiones protocolarias. Esta preferencia ha permitido que los Reyes en el Salón de los Pasos Perdidos se hayan dirigido a los Ministros, al expresidente José María Aznar, y en un tercer saludo a Pedro Sánchez, como “Jefe de la Oposición”.

En la Sesión Solemne señalada en el Pleno del Congreso, Sánchez, al no tener ya acta de diputado, se ha tenido que ubicar en la tribuna de autoridades, junto a Aznar, el presidente del Poder Judicial, Carlos Lesmes, y el presidente del Tribunal Constitucional, Juan José González Rivas. 

El destino hoy ha sentado sólo a Sánchez, en una fila de butacas, muy cerca de Aznar, pero con la suficiente distancia para no poder conversar con nadie, en un desierto de asientos vacíos, al no acudir ninguno de los barones del PSOE a esta zona de la tribuna. El Secretario General de los socialistas, ha admitido “sentir sensaciones raras”, pero ha declarado “tener ilusión y ganas de volver a la actividad política”. Algunos socialistas han descrito esta imagen de Sánchez en la tribuna de invitados referida “al precio de la dignidad”.

El líder del PSOE ha valorado positivamente el discurso del Rey Felipe VI, y lo ha calificado de “adecuado, realista, y correcto”. Sánchez se acogió a las palabras del Rey, sumándose al espíritu de los que hicieron posible la Constitución de 1978, así como el movimiento 15-M, para “llevar a cabo la transformación del país”. Por otra parte, el equipo de Pedro Sánchez, si estaba bien representado en primera línea con los portavoces Margarita Robles y Ander Gil, en el Congreso y el Senado, junto a la dirección de José Luis Ábalos y Adriana Lastra.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Doce + veinte =