El secretario general de PSOE Pedro Sánchez ha avisado que, con un panorama electoral tan fragmentado “no hay mayor inutilidad que votar a los extremos”. Según el candidato socialista, estos extremos serían el Partido Popular “porque nadie quiere pactar con él” y Podemos, ya que considera que no tienen capacidad de diálogo.

Según Sánchez, “Lo que no sumaría para España es que la intransigencia de los extremos ganara las elecciones el 26 de junio porque hay muchas facturas que coser y eso sólo lo puede hacer un partido con ideas claras, proyecto claro y un equipo”.

El propio Sánchez se ha ofrecido como “antídoto” frente a esos extremos y ha subrayado que él ha demostrado capacidad de diálogo. Además ha pedido a los españoles que voten a partidos “que no tienen dobleces” y “no esconden sus cartas”.

El líder socialista considera que España tiene un problema con Rajoy, pero no puede permitirse “crear nuevos problemas con Iglesias”. Sánchez remarca así que la deuda del cien por cien del PIB que deja el Gobierno popular no va a resolverse con el gasto de 60.000 millones que propone Podemos y que generará “un enfrentamiento con Bruselas”.

El líder del PSOE ha dejado claro que su objetivo en esta recta final de campaña es activar a los votantes socialistas que están pensando quedarse en casa y les ha llamado a acudir a las urnas a hacer un “ejercicio de reivindicación de un presente, un pasado y un futuro de lo que necesita el país”:

Sánchez, en una entrevista a RNE, ha afeado a Pablo Iglesias sus cambios de opinión y que ahora presente el comunismo como si fuese “una moda de juventud” y frivolice con esa ideología y, a su juicio, con lo que representó el PCE en España: “me parece un insulto a la memoria de esos comunistas que hasta se dejaron la vida para que hubiera democracia”.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cinco × 1 =