Madrid, diecinueve de octubre, ocho y media de la mañana, una lluvia intensa cae en el Sur de la capital. La noche anterior un grupo de unos cuarenta internos en el CIE de Aluche se amotinaron en el tejado, debido a las malas condiciones de vida y la falta de respeto a los derechos humanos que allí se producen.

En la Avenida de los Poblados, a unos 200 metros del CIE, un cordón policial prohíbe el paso de cualquier transeúnte. Da igual si eres periodista o no, la policía se desentiende y te impide tajantemente el paso. Al pedir explicaciones, simplemente te contestan con un “no sé” o “ya lo habrás visto en la televisión”.

Media hora más tarde, en torno a las nueve de la mañana, y tras una larga noche a la intemperie sin nada con que cobijarse, los protestantes vuelven al interior del CIE y terminan la revuelta. La policía confirma entonces que los amotinados no tenían armas y que no se habían registrado heridos.

Cuando ya no queda nadie en la azotea del edificio, la policía abre el cordón que nos retiene. Subiendo los 200 metros que nos separan del lugar, nos encontramos a los diputados Rafael Mayoral e Irene Montero.

img_20161019_104950

Tras once horas de tensión, la Portavoz de Podemos en el Congreso, Irene Montero, explica: “No hemos podido tener contacto con el Ministerio del Interior hasta las ocho de la mañana”. E insiste: “Estando aquí toda la noche, no hemos tenido interlocución posible”.

Además, en unas declaraciones a Diario 16, la portavoz confiesa que “existe gran opacidad en acceso a la información de los CIEs”. Explica: “La pasada legislatura ya hicimos visita coordinada a todos los centro de internamiento extranjeros que hay en España, y pudimos constatar que hay opacidad, y que hay mucha dificultad por parte de las organizaciones de la sociedad civil para acceder a información sobre la situación de los internos, para que los abogados y las abogadas puedan pasar para hablar con los internos… por lo tanto es una situación de opacidad”.

Rafael Mayoral, empapado de pies a cabeza, también habla de “opacidad”. “Esta noche ha sido la situación más evidente del apagón informativo, de no dar ningún tipo de información de lo que ocurre”. Mayoral concluye con una frase rotunda: “No puede haber sombras en una sociedad democrática”.

Papel desde las celdas

Pasadas las diez de la mañana, un grupo de personas se coloca frente al recinto para reclamar libertad, se han colocado en la misma verja del CIE. Poco a poco se van sumando más. Al oír los cánticos y las peticiones de los manifestantes, los internos se unen a ellos, desde el interior de sus celdas.

pano_20161019_184519

Es importante destacar que las ventanas lucen totalmente cubiertas y es imposible que se produzca ningún tipo de contacto. Por ese motivo, las personas del interior sacan por una pequeña rendija la mano con una toalla o papel higiénico. Es el único contacto que se puede tener con ellos: La mano que saca un trozo de papel, una sábana… y las voces que piden “libertad” y dan las gracias a los que les apoyan desde fuera.

Redes sociales

Las redes sociales se han convertido en un portal de opiniones donde no sólo los ciudadanos, sino también los políticos han expresado sus quejas. Entre ellos, la Alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena: “Alegría por el final dialogado en el CIE y, a la vez, queja porque Interior no ha aceptado los medios ofrecidos por el Ayuntamiento”. Pablo Iglesias, Secretario General de Podemos: “Siguiendo lo que sucede en el CIE de Aluche. Toca solucionar respetando los DDHH y de forma pacífica. Después, cerrarlo”. Del mismo parecer es Alberto Garzón, Coordinador Federal de IU.

Recordemos que el motín se produjo ayer a las 22h y cuatro fueron los concejales de Ahora Madrid que se desplazaron hasta allí: Javier Barbero, Carlos Sánchez Mato, Guillermo Zapata y Esther Gómez.

Desinformación y silencio

Existe un manto de silencio sobre estos centros, construidos en un limbo legal y en los que parece que nada ocurre. La opacidad y la desinformación sobre los CIEs parece instalada en España y es denunciada incluso por asociaciones de jueces como Jueces para la Democracia. Ninguno de los dos grandes partidos que han ocupado las planas de nuestra democracia ha posado la mirada en lo que ocurre en estos centros, y en lo que les ocurre a estas personas.

Pero hasta la más absoluta desinformación e intento de acallar lo que allí ocurre tiene fugas. Por eso sabemos, gracias a declaraciones de personas que han estado internas y a las organizaciones que intentan visibilizarlo, que las condiciones “son peores que en las cárceles”, como afirma Sos Racismo, ya que en los CIEs reina la opacidad. Los internos ingresan sin saber nada. Lo habitual es la arbitrariedad en cuanto al tiempo de internamiento, así como a la forma y condiciones de expulsión.

Desde su arranque, son muchas las entidades sociales y judiciales que denuncian violaciones a los derechos humanos dentro de estos centros, así como falta de implementación de servicios sanitarios permanentes, vulneración del derecho a la integridad que supone compartir una habitación de dimensiones reducidas con numerosas personas, vejaciones verbales e incluso de violencia física.

“Ni cárceles ni racismo”

A las 18h se celebra una manifestación en contra de los CIEs. Varios centenares de personas se presentan frente al coloso de Carabanchel, mientras los internos también gritan y piden libertad. Las pancartas y los carteles con las frases “Ningún ser humano es ilegal” o “Ni cárceles ni racismo” dibujan un escenario de protesta, acompañado de los gritos y los cánticos.

A la manifestación han acudido políticos de Podemos como los diputados en Madrid Pablo Padilla, Elena Sevillano, Ramón Espinar y Marco Candela y el eurodiputado Miguel Urbán. La jornada ha transcurrido tranquila aunque con una fuerte presencia policial.

Cristina Cifuentes, Presidenta de la Comunidad de Madrid, ha pedido que el Ayuntamiento “se dedique a limpiar” las calles y “a controlar el tráfico”. De la misma forma, la Delegada del Gobierno, Concepción Dancausa, ha puntualizado que el Ayuntamiento no es competente en negociaciones como la que se ha llevado a cabo en el CIE.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

5 × cinco =