Twitter.
Jordi Busto acaba de recibir su sobre electoral. Si, el que le envían para que pueda votar… el 21 de diciembre pasado. Hasta ha colgado el video. Más del 30% de los ciudadanos que desde principios de noviembre pidieron expresamente poder votar con el voto rogado para las elecciones en Cataluña, no lograron hacerlo. Se recontaron 21.173 votos y habían salido 39.521 sobres. Pero pese a lo esperable, el resto de votantes no recibieron la documentación electoral. O la recibieron ya comiendo turrones. O se perdieron sus votos de camino a la urna…. Qui lo sa. Ni lo sabremos nunca. Porque el Gobierno español se niega a investigarlo. Y esta semana en el Congreso de Diputados hemos visto de nuevo, como pasó ya en diciembre con las declaraciones de Enric Millo negando la mayor, que PP, PSOE y Cs rechazan que haya dar explicaciones. Se alega el clásico “todo va bien, son ustedes unos alarmistas, y la culpa es del corrreo internacional”. Pero entonces, si realmente hay alarmismo infundado entorno al voto exterior, ¿qué temen los Ministros Dastis y Zoido a la hora de comparecer, tal como han pedido los grupos catalanes y Unidos-Podemos en el Congreso?
 
En un país como España que pretende seguir figurando como una democacia europea moderna se obstaculizan derechos fundamentales básicos como es el derecho a voto y ni tan siquiera los miles de votos desaparecidos se consideran prueba suficiente, ni lo suficientemente importantes en el Gobierno de M. Rajoy para dar explicaciones sobre ello. Eso se desprende del debate de esta semana en la Diputación permanente del Congreso. El diputado del PP Leopoldo Barreda negó que se limite el derecho a voto, pero a la vez admitió que el sistema implantado debe ser revisado y que afecta a todos los españoles.
Cuando tras 6 años de demostrarse, elección tras elección, que el sistema de voto rogado sencillamente no funciona, que hunde la participación (eso de lo que se llenan la boca todos los políticos), que las mismas complicaciones persisten, y que las medidas de última hora son insuficientes para solucionar la deficiencias….Señores, cuando todo eso pasa, plantéense que el problema ya no es del sistema, sino de quien no quiere solucionarlo. Se ha enquistado. Y ya me perdonarán, pero en plena era rigital escudarse en el funcionamiento irregular del correo postal por el mundo…. En pleno siglo XXI sería deseable no pensar en el papél como base a cualquier proceso, sinó plantearse ell voto electrónico, o si no se quiere ser tan moderno, almenos el poner a disposición de los votantes el material electoral y los certificados por vía online para descargar e imprimir (con QR, si es necesario) en casa, viva donde se viva.
Esta semana la red CatalansAlMon.com ha presentado un informe que denuncia las irregularidades detectadas en el proceso y la gestión del voto exterior de las elecciones del 21 de diciembre pasado. Tras impulsar y coordinar una iniciativa que mobilizó a 818 voluntarios que estuvieron observando el proceso de voto exterior in situ en 104 consulados de 60 países, así como posteriormente en las delegaciones provinciales donde se recontaron, la organización ha analizado durante las últimas semanas todas las anotaciones de dichos observadores para realizar dicho documento. El análisis ha permitido no solo detectar las irregularidades sino constatar la falta de transparencia (en cuanto al voto llegado por correo, de importancia en el voto exterior), y así poder proponer al final del informe una serie de propuestas para que efectivamente el derecho de voto esté garantizado para los expatriados. La primera conclusión: el voto rogado debe derogarse.

Luego, para quien ha podido analizar todo el proceso de voto exterior, surgen varios interrogantes:

-¿Por qué se da por natural que falten el 30% de los votos?
-¿Por qué un mes después de unas elecciones se siguen sin hacer públicos en el INE los resultados por consulados, por países, el número de sobres llegados a cada delegación provincial, o incluso el porcentaje de voto ejercido personalmente en consulado o por correo? ¿Es que para el voto interior no se publican los resultados por municipios y provincias?
-¿Qué cifras/porcentaje de voto llega tarde (pero llega) a los consulados?
-¿Por qué no se contabilizan de alguna manera los votos que los funcionarios deciden descartar delante de urna en las delegaciones provinciales en el escrutinio por presuntos defectos de forma sino que se tiran a la papelera sin más?
-¿Por qué se ha desestimado poner las papeletas electorales a disposición en los consulados, para que los residentes pudieran usarlas in situ en caso de no recibirlas en casa?
-¿Por qué si se pone en marcha un sistema de seguimiento del sobre postal hasta el domicilio del votante, dicho sistema no puede servir también para confirmar que se cierra correctamente todo el ciclo, haciendo seguimiento hasta que su voto llega hasta la urna?
 
Se supone que un Instituto Nacional de Estadística debe tener como objectivo detallar la parte “estadística” de cada asunto analizado, y no solo para simplemente dar el resultado del escrutinio final.. Ya de per se, una ley que exige como premisa para votar que previamente ruegue para hacerlo y que aún así no garantiza este derecho fundamental es una ley que en realidad está limitando el sufragio universal. Sólo hay que ver el hundimiento de las cifras de participación en el exterior para darse cuenta de ello, no hace falta ni tan siquiera escuchar las quejas, si no se quiere. En cualquier caso, la transparencia sí sería esperable en todo lo que tiene que ver con un proceso electoral. Al fin y al cabo, quien dice defender la democracia y el Estado de Derecho, debe ser el primer interesado en despejar cualquier duda. Ojalá se demuestre.
¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorGramsci en México
Artículo siguienteInvisibles
Periodista especializada en relaciones y comunicación internacional. Actualmente vive en el Bodensee, en la frontera germanosuiza. En los últimos 15 años ha trabajado de asesora de comunicación corporativa para organizaciones públicas y privadas tanto a nivel europeo como español y catalán.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

doce + 1 =