Las criptodivisas (también conocidas como criptomonedas) son un tipo de moneda virtual que permite su uso y cambio cómo otras divisas. La única diferencia es que no están controladas ni por el Gobierno, ni por otras instituciones financieras.

En este momento podemos encontrar en el mercado toda una serie de criptodivisas: aunque la más popular es el bitcoin, también tenemos otras que están incrementando su valor de una forma muy importante. Por ejemplo, el ether, Ripple, litecoin, dash

Teniendo en cuenta que Internet cada vez está más integrado en nuestra vida, es lógico que los sectores se orienten hacia este ámbito. Aparecen nuevos sistemas económicos pretendiendo solucionar algunos de los problemas que tienen las economías físicas actuales. Parece la tendencia es orientarse hacia la liberación del mercado, así como hacia la liberación del proteccionismo.

Desde el momento en el que se originó la crisis económica, allá por 2008, todo cambió. Muchas personas perdieron una parte o el total de sus ahorros al confiar en los bancos, estas entidades incrementaron al máximo las condiciones para poder pedir un crédito, subieron los impuestos, se complicaron las cosas para quienes quisieran una casa propia…

Ante todo este panorama de caos aparecen las monedas virtuales, estableciendo un nuevo modelo de pago que funciona de manera independiente a los regímenes fiscales de los diferentes países.

Incluso hasta los juegos de azar, cómo aquellos que encontraremos en casinos online y en casas de apuestas al uso, también tienen su propia moneda virtual, el Eurocoin. La principal característica de este tipo de divisa es que no se le considera como dinero real, por lo que no debe de ni tributar ni pagar impuestos.

Algunos expertos, cómo Herminio Fernández de Blas, han asegurado que esta moneda virtual podría ser el reemplazo del modelo con el que se trabaja actualmente. Según las palabras del experto, en el momento en el que esta moneda salga al mercado tendrá un valor de 0,50€, aunque hoy por hoy podemos encontrar a inversores que la están comprando por 0,10-0,15€. Sin embargo, no se sabe a ciencia cierta el valor que puede alcanzar.

El Eurocoin, cómo prácticamente cualquier moneda virtual, sigue la estela dejada por el Bitcoin. Recordemos que estas monedas son volátiles; esto quiere decir que pueden subir y bajar de valor de un momento a otro, aunque la tendencia has ido predominantemente alcista. La implantación de estas monedas ayudará a mejorar la situación del juego online. Y es que, como ya hemos comentado, con ellas no habría que tributar ni pagar a Hacienda. La transacción se haría entre dos partes y el Estado, por lo menos en teoría, no podría participar en la misma.

Debido a tales ventajas, son muchas las entidades, y hasta Gobiernos, los que ven a las criptomonedas como un enemigo a vencer.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

5 × 4 =