Un hombre de 71 años ha confesado en la comisaría de Policía de Getafe haber asesinado a su mujer de 63 reventándole la cabeza a golpes. Tras la confesión, los agentes acudieron al lugar indicado por el asesino y han confirmado que era cierto que se había cometido un atentado machista.

Nuevamente nos encontramos ante un caso de indefensión de la víctima porque, a pesar de que tenía antecedentes por malos tratos, no se la protegió. Es cierto que la mujer rechazó una orden de protección en el año 2011 y un año después no quiso interponer denuncia. Sin embargo, ante estos antecedentes tanto las instituciones judiciales como las policiales tendrían que haber protegido a la mujer de oficio. No lo hicieron y ahora tienen un cadáver.

Este caso de terrorismo machista demuestra que no se puede perder ni un minuto y los medios prometidos en el Pacto de Estado deben ponerse sobre la mesa ya, no mañana ni después del verano. El momento para la aplicación de lo acordado y de los medios económicos prometidos es ahora mismo. No se puede perder más tiempo porque el machismo no entiende de Pactos de Estado, de medios o de respeto a los derechos de la mujer.

 

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

1 × 5 =