Un artefacto sospechoso, que podría contener explosivos de fabricación casera, ha explotado esta madrugada tras ser localizado cerca de una estación de tren en la localidad de Elizabeth, en el estado Nueva Jersey. El paquete explotó mientras era examinado por un robot de la brigada de explosivos, que iba a proceder a su deflagración, indicó el alcalde de Elizabeth, Chris Bollwage.

El artefacto podría contener hasta cinco dispositivos explosivos, de fabricación casera, y, según Bollwage, por el estruendo de la explosión podría haber causado heridos graves, lo que no ocurrió porque el área había sido evacuada.

Mientras tanto, al menos cinco personas han sido detenidas este domingo en Nueva York por su presunta relación con la explosión del artefacto que este pasado sábado hirió a 29 personas en Manhattan.

Fuentes citadas por la cadena de televisión estadounidense ABC han detallado que las detenciones han tenido lugar en un control en el puente de Verrazano-Narrows, que conecta Brooklyn y Staten Island.

Horas antes, las autoridades detallaron que tanto la bomba que estalló como la localizada en los alrededores sin explotar habían sido fabricadas con ollas a presión y contenían “materiales de fragmentación” como rodamientos y bolas metálicas para pistolas de balines.

Asimismo, revelan que cada vez hay más indicios de que el ataque estuviera conectado con la explosión registrada horas antes en Nueva Jersey, que se ha saldado sin heridos, si bien se trabaja para comparar las bombas y sacas conclusiones. Por último, las autoridades recalcaron que por el momento no se ha determinado el motivo de ninguno de los ataques.

Previamente, el gobernador del estado de Nueva York, Andrew M. Cuomo, ha afirmado que “no hay pruebas” de que haya conexión con el terrorismo internacional. Ya el sábado por la noche, el alcalde de la ciudad, Bill de Blasio, reconoció que la explosión era un “acto intencionado”, aunque no había datos que la relacionasen con ningún tipo de terrorismo.

El paquete de Nueva Jersey fue localizado en las vías del tren cerca de la estación por dos personas que avisaron a la policía e indicaron que se veían cables y tubos saliendo del dispositivo. Inmediatamente, agentes de la policía y el FBI acudieron a la zona para examinar el artefacto, que poco después explotó mientras era examinado, aunque otros medios indican que la explosión fue controlada por los artificieros. El servicio ferroviario de la zona ha sido desviado a través de otras estaciones y podría verse afectado durante las próximas horas.

Esta explosión se produce después de la deflagración, el sábado, de un artefacto de gran potencia en Nueva York que causó 29 heridos y horas después de otra en la localidad de Seaside Park, también en el estado de Nueva Jersey, que no causó víctimas ni daños materiales graves.

También el sábado por la noche, un hombre apuñaló a nueve personas en un centro comercial en Minesota, sin que por el momento se haya establecido algún vínculo entre estos incidentes.

Las explosiones de este fin de semana en Nueva York coinciden con el arranque de la Asamblea General de la ONU, con decenas de jefes de Estad, que se llevará a cabo desde este lunes y durante toda la semana.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

5 × cinco =