La exposición Diarios de Libertad vuelve a reivindicar la labor de las maestras de la república, con una muestra que da continuidad del proyecto “Maestras de la República” cuya pieza clave fue el exitoso documental ganador de un Goya. Con esta muestra, El Ayuntamiento de Madrid y UGT rescatan el ideario de miles de mujeres por las ideas innovadoras, pensamientos y prácticas educativas durante el periodo republicano español.

Las maestras de la República pagaron un alto precio con la represión franquista

Además de afrontar las incertidumbres de una época ilusionante pero también convulsa, las maestras y pedagogas de la República tuvieron que romper moldes: los que constreñían a las mujeres y a la educación. Por ello pagaron luego un alto precio con la represión franquista. La muestra-homenaje se puede ver en el centro cultural Galileo de Madrid durante todo el mes de noviembre, en memoria de las mujeres que se sumaron al proyecto de la enseñanza durante el periodo republicano.

La muestra quiere rescatar del olvido la lucha por los derechos de las mujeres, un movimiento heterogéneo que incorporó mujeres de tendencias muy diversas (librepensadoras, laicistas, socialistas, anarquistas, antifascista, sufragistas moderadas), como señala Concha Fagoaga, pionera en el estudio del feminismo y el sufragismo en el Estado Español.

A través de los espacios de sociabilidad femenina, estas mujeres la mayoría jóvenes, desplegaron actividades relacionadas principalmente en la defensa de una  educación que no las condenase a la ignorancia, lo que permitió que en sus filas se incorporasen maestras y profesoras.

“Esta exposición habla de la lucha y el ejemplo de muchas mujeres por los valores de la educación. Supone el rescate de una labor y una memoria que la dictadura franquista aplastó durante más de 40 años y que el empeño de muchas mujeres de la Unión General de Trabajadores está rescatando del olvido.

Fue durante la segunda República cuando las maestras, mujeres jóvenes en su mayoría, tomaron la decisión de construir y difundir los valores de igualdad, libertad y solidaridad, a través de los contenidos educativos pero también a través de su ejemplo.

“Como mujeres comprometidas con la igualdad social y de género, eran conscientes de que cada paso que daban era un tramo del camino por el que otras transitarían. Con su interés por innovar, investigar y desarrollar un discurso propio en el ámbito de la educación, rompían con los estereotipos en los que se enclaustraba a la mujer”, ha destacado Luz Martínez Ten.

Se han programado también junto a la exposición las jornadas ‘Diarios de libertad’, un ciclo de conferencias cuyo objetivo es divulgar el legado de estas maestras y rescatar del olvido sus nombres y experiencias. Se desarrollarán los días 14, 15 y 16 de noviembre y su asistencia requiere inscripción previa.

 

“la corriente de electricidad

La Alcaldesa de Madrid Manuela Carmena, ha destacado “la corriente de electricidad” que las maestras republicanas crearon en el ámbito del magisterio.

“Las maestras de la República se han convertido en un colectivo de mujeres de mucha trascendencia. Es de destacar el entusiasmo con el que ejercían su profesión. Debemos recordar sus memorias para crear una sociedad más justa y satisfactoria para todos”, ha declarado Manuela Carmena.

“Lo encomiable de estas mujeres era el enorme entusiasmo y la enorme alegría que ponían en el desempeño de su labor”. Ha añadido la alcaldesa.

“Se decía que los pobres no tenían por qué aprender a leer y a escribir porque no lo iban a necesitar. Ahora nos parece aberrante”, ha afirmado Manuela Carmena, “pero en su momento se debatió”.

Este rescate del olvido, es continuación del documental ‘Las maestras de la República’, ganador de un Goya en 2014, y del proyecto posterior ‘La escuela de la República’. Es un recorrido por la historia de la escuela española desde finales del XIX, y la Institución Libre de Enseñanza.

 

La Institución Libre de Enseñanza 

La Institución Libre de Enseñanza fue creada en Madrid por un grupo de profesores universitarios, bajo la dirección de Francisco Giner de los Ríos.

La institución llevó a cabo una tarea de renovación cultural y pedagógica sin precedentes. En sus estatutos se declara” ajena a todo el interés religioso, ideología o partido político, proclamando el derecho a la libertad de cátedra, la inviolabilidad de la ciencia y el respeto a la conciencia individual”.

Sus ideales y metas cristalizaron en otras instituciones como: el Museo Pedagógico, La Junta para la Ampliación de Estudios, La Escuela Superior de Magisterio, La Residencia de Estudiantes, las Misiones Pedagógicas, entre otros.

La Institución inspiró el programa educativo de la II República, y pese a las circunstancias históricas, su estilo ha permanecido y se puede apreciar en la labor de centros e instituciones sociales en España y América Latina.

Son muchos los aspectos abordados por la Institución Libre de Enseñanza, uno de los más relevantes fue la figura del maestro. La preocupación por esta figura queda recogida en este artículo a través del pensamiento de alguno de los educadores más representativos de la Institución. (‘La escuela de la República’)

 

Mujeres valientes, luchadoras, inteligentes

Victoria Zárate, Elisa López Velasco, Francisca Sanchis Ferrer, Carmen Velero Gimeno, Carmen García Moreno, Julia Álvarez Resano, Emilia Elías, Josefa Urtiz, Julia Vigre… fueron algunas de las maestras que forman parte de la memoria de UGT. Compañeras maestras, inspectoras, profesoras de instituto que defendieron activamente la situación de los trabajadores y las trabajadoras de la enseñanza, tanto en los tiempos de paz, como en la guerra y el exilio.

Con este proyecto UGT quiere contribuir a recuperar su memoria personal y pedagógica y recordar que ellas fueron  las que pusieron los cimientos de esa escuela pública, laica, bilingüe, solidaria, democrática y coeducativa, que, en pleno siglo XXI, todavía estamos construyendo.

Durante más de cuarenta años, sus voces  fueron silenciadas. Sus diarios enterrados y olvidados. Sus libros quemados. Y aquellas que quedaron en el país vivieron el exilio interior.  Se las prohibió hablar. Recordar. Significarse. En definitiva ser. Las borraron de la memoria colectiva condenándolas al silencioso exilio de la nada. Pero a pesar de la represión, la labor educativa y de igualdad,  que emprendieron en los años de la Segunda República siguió viva en los recuerdos de quienes las conocieron.

En el acto de inauguración intervinieron Jorge García Castaño, Concejal del Distrito de Chamberí, Frederic Monell, Secretario de Organización de la FeSP-UGT, Carmen Colmenares, Comisaria de la Exposición, Manuela Carmena, Alcaldesa de Madrid y Luis Miguel López Reillo, Secretario General de UGT Madrid.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

siete − 5 =