Muchos pensamos que yéndonos muy lejos estaríamos solos; sentados en una piedra en medio de la nada; dejado atrás la familia y el coche.

Estamos solos, pero ¿eso es cierto?. Nos hemos alejado, si, pero llevamos nuestro móvil en el bolsillo trasero del pantalón. Y como queremos privacidad, lo hemos apagado.

No somos realmente conscientes de que “apagar” el móvil, no es más que apagar unos cuantos circuitos (antes se podía sacar la batería); pero hay otros que continúan trabajado, recaudando y guardando datos que, posiblemente, enviarán a sus destinatarios en cuanto encendamos de nuevo el móvil. En el bolsillo trasero llevamos 25 espías, sensores silenciosos, algunos por duplicado, que registran cada dato, cada acción, la guardan y si se les pide, la transmiten. Veamos cuales son:

  1. Acelerómetro.

Registra y muestra los m/s recorridos en las coordenadas x,y,z en tiempo real, así como la aceleración; arrancadas y paradas. El acelerómetro sirve también para que el móvil sepa en qué orientación está colocado, de manera que el dispositivo pueda saber cuándo lo estás mirando en horizontal, o en vertical, e incluso cuándo lo has colocado boca abajo.

  1. Sensor de humedad ambiental.

Los móviles actualmente llevan un higrómetro para medir no sólo la humedad del aire sino que detectan si el móvil ha sido sumergido en un líquido, y apagarlo.

  1. Sensor de luz ambiental.

Mide el nivel de iluminación o iluminancia del entorno. Si es de día o de noche, interior o exterior, y gestiona tu pantalla. Se usa también al usar la cámara fotográfica.

  1. Sensor de temperatura ambiente.

Controla la temperatura externa a través del análisis del aire circundante, la temperatura de la batería y la geoposición

  1. Barómetro.

Sirve actualmente como un sensor adicional, aunque no muy preciso, de altitud adicional. Permite cambiar automáticamente el perfil de nuestro Smartphone de “encendido” a “modo avión”, automáticamente si se detecta un cambio drástico de altitud. Transmite asimismo dichas informaciones para meteorología predictiva.

  1. Temperatura del aparato.

Sensor de temperatura de batería del móvil

  1. Giroscopio.

En este caso el giroscopio nos permite medir la orientación del terminal en el espacio. mide la aceleración no gravitacional, está destinado a complementar la información sobre la orientación del móvil que ofrece el acelerómetro. Para eso, añade una cuarta dimensión de movimiento que mide la rotación o el giro del móvil

  1. Sensor Hall/Magnetómetro/Brújula

La medición de campos magnéticos o corrientes o para la determinación de la posición en la que está el teléfono. Al igual que los anteriores, muestra los datos magnéticos (la fuerza y la dirección del campo magnético) en los ejes x,y,z,. Es la base de la brújula magnética. Como curiosidad, también se usa por las apps de búsqueda de metales

  1. Sensor de proximidad.

Permite al smartphone saber, por ejemplo, cuándo nos acercamos el móvil a la cara para que este pueda apagar la pantalla. Está compuesto por un LED infrarrojo que emite un rayo invisible al ojo humano, y un receptor de infrarrojos que detecta la vuelta del rayo cuando rebota con una superficie. Se usa también por diversas apps para medir distancias en instalaciones cerradas

  1. Micrófono.

Sensor de palabras y ruidos. Activable externamente sin muchas dificultades a través de las App que pueden instalarse y que gestionan la grabadora

  1. Cámara.

Recoge las imágenes, delanteras y/o traseras. Recordemos que junto con el micrófono son activables de diversas maneras. Independientemente de otros circuitos se combina con reconocimiento facial, sensor de proximidad, brújula, acelerómetro… La cámara anterior, de pantalla, se utiliza también para reconocimiento facial de su propietario.

  1. Bluetooth.

Permite que un dispositivo intercambie datos de manera inalámbrica con otros dispositivos Bluetooth. Una aplicación de Android puede realizar lo siguiente: a) buscar otros dispositivos Bluetooth; b) consultar el adaptador local de Bluetooth en busca de dispositivos Bluetooth sincronizados; c) establecer canales RFCOMM; d) conectarse con otros dispositivos mediante el descubrimiento de servicios; e) transferir datos hacia otros dispositivos y desde éstos;  f) administrar varias conexiones.

  1. Huellas dactilares.

Reconoce, guarda y envía huellas dactilares, a través de una serie de sensores capacitivos en una superficie sobre la que pones el dedo, y con la que el móvil es capaz de reconocer las líneas de nuestra huella dactilar y almacenar una imagen digital de estas

  1. GPS.

Muestra, la latitud, longitud y altitud. Los sensores GPS del móvil están diseñados para estar continuamente leyendo la señal que le transmiten los satélites de GPS, utilizando por lo general la señal de varios de ellos para triangular tu posición, aunque esté apagado, ya que es uno de esos “circuitos” que quedan siempre resilientes..

Un móvil con el GPS desactivado puede proporcionar información de su ubicación, esto gracias a la forma en a que se comunica con la red de telefonía en general, ya que incluyen dos sistemas más, el GSM y el WPS.

  1. GSM/WPS

Se puede determinar la localización gracias a tres cosas: la aproximación a la torres de telefonía; por el tiempo que tarda la señal en ir de torre a torre y por último, por la fuerza de la señal recibida. La localización ocurre gracias a la multilateralización (triangulación, combinación) de las señales de radio entre (varias) torres de radio de la red y el teléfono.

Hay otro tercer sistema de posicionamiento basado en WiFi (WPS). Éste se utiliza cuando el GPS/GSM no es apropiado, como en el interior de un edificio que bloquea la señal o el haberle sacado la simm al teléfono. El posicionamiento WiFi aprovecha que reconoce los puntos de acceso inalámbricos en las áreas urbanas (el coche de google, que hace algo más que fotografías). En estos casos se utiliza la intensidad de la señal recibida en la triangulación de wifi.

  1. Podómetro.

Este es el sensor que se encarga de detectar los pasos que damos cuando llevamos el teléfono móvil encima, el recorrido que efectuamos y su velocidad.

  1. Pulsómetro.

Consiste en un LED y un sensor óptico. Su funcionamiento es simple, y el usuario sólo tiene que presionar con su piel sobre el sensor de manera que no haya luz ambiente entre ellos. Entonces, se emite la luz LED en la piel, y el sensor busca y reconoce los ritmos de los cambios de color en nuestro dedo provocados por nuestras pulsaciones. El ritmo es el que determina las pulsaciones. También puede estimar el nivel de oxígeno en la sangre. El acelerómetro también puede configurarse como pulsómetro, por su extrema sensibilidad.

  1. Lector de Iris.

Se trata de un sistema de reconocimiento similar al de la huella dactilar, pero aplicado en el iris del ojo. Para ello, el lector lee y reconoce los patrones que hay en tu iris realizando una fotografía de alta resolución apoyada por luz infrarroja para reducir los reflejos. Una vez el móvil almacena ese patrón, lo utilizará después para reconocer si eres tú u otra persona quienes está intentando utilizarlo. Este lector sirve como método biométrico para la identificación del usuario.

  1. NFC. Near Field Communication,

Es una tecnología desarrollada para conectar dispositivos de manera inalámbrica, de corto alcance y a altas frecuencias para que varios dispositivos puedan compartir archivos entre si. Puede activarse sin conocimiento del usuario, ya que no hay indicadores físicos de su activación.

  1. Sensor ultravioleta.

Es uno de los sensores más actuales, que capta y analiza los rayos ultravioleta emitidos por el Sol para conocer el riesgo que sufren los usuarios que se exponen por largos periodos en el exterior. Es usado también para añadir filtros a la cámara.

  1. Sensor infrarrojo.

Algunos móviles también implementan sensores infrarrojos para permitir controlar otros dispositivos del hogar haciendo de mando a distancia. De esta manera, con el propio móvil se puede controlar el televisor o el aire acondicionado.

  1. Sensor Hub (un chip de Google).

Sensor diseñado para detectar cuando estás corriendo o saltando (incluso si tienes la pantalla apagada) gracias a una serie de algoritmos que reconocen la actividad, Se usa también para discriminar si vas en coche, moto, autobús o metro.

  1. Sensor gestual.

Se guía por infrarrojos para detectar movimientos de la mano que se realicen por encima de la pantalla. Identifica ciertos gestos con los que controlar el smartphone sin tocarlo.

  1. Touch Screen.

Reconoce tu posición del dedo en la pantalla,

  1. WiFi.

Detecta las WiFi, guardando sus contraseñas y localización; pero también las wifi que te has intentado conectar, geoposicionándolas y controlando asimismo el consumo de datos.

Cuando damos permiso a una app para acceder, les abrimos todos estos sensores, y damos permiso para que escudriñen lo más intimo de nuestros movimientos, sin descontar que les permitimos acceder a nuestros documentos, correos, búsquedas, etc.

Realmente, ya nunca más estaremos solos.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

19 − dieciseis =