Animales sin collar. ©Manolo Pavón

Natalia comenzó a ser conocida en España después de recibir el premio Goya a la mejor actriz revelación por Vivir es fácil con los ojos cerrados (2013), película de David Trueba en la que actuó junto a Javier Cámara. Después de eso, no ha dejado de trabajar, alternando cine (Kiki, el amor se hace, de Paco León o Cómo sobrevivir a una despedida, de Manuela Burló) y televisión (Bajo sospecha, La catedral del mar). En 2015 fue galardonada con su segundo goya, esta vez a la mejor actriz por Techo y comida, dejando sin estatuilla a actrices de la talla de Penélope Cruz, Juliette Binoche e Inma Cuesta.

«LAS MUJERES HAN RENUNCIADO INCLUSO A SU PROPIA VIDA POR LA FELICIDAD DE LOS DEMÁS, PORQUE NOS HAN EDUCADO PARA CUIDAR»

Natalia de Molina, feminista «desde que nació», se encuentra en su mejor momento profesional. Acaba de estrenar dos películas: el debut del director novel Jota Linares, Animales sin collar, y la segunda película del reconocido director Carlor Vermut, Quién te cantará. A esto se suma el rodaje de Elisa y Marcela, la nueva película de Isabel Coixet para Netflix, y su reciente invitación a formar parte de la Academia de los Óscar.

 

Te encuentras en plena promoción de Animales sin collar, la película debut de Jota Linares que protagonizas junto a Daniel Grao, ¿cómo has vivido la experiencia de rodar con un director novel?

Me encanta trabajar con directores y directoras noveles; creo que la ilusión, la energía, la magia que se crea con una primera película solo pasa una vez. Hay una especie de energía electrizante que me gusta mucho. Además, hay muchísimo talento por explorar, tanto de gente joven, como de gente no tan joven, a la que, por desgracia, le cuesta mucho levantar su primera película y empezar a contar desde su propia mirada. Me gusta mucho apostar por gente por descubrir, igual que apostaron por mí en su día.

«A LAS MUJERES SE NOS VE COMO EL SEXO DE SEGUNDA, COMO EL SEXO DÉBIL»

 

¿Cómo llegó el proyecto a tus manos? ¿Cómo fue tu relación con Jota, el director?

A Jota lo conozco desde hace bastantes años porque somos amigos. Nos une una fascinación que tenemos ambos por Marilyn Monroe. Empezamos a tener una relación más íntima a partir de ese fanatismo que compartíamos los dos por Marilyn. Yo trabajaba como taquillera y camarera en Garaje Lumière y él iba allí con sus obras de teatro. Yo siempre que podía entraba a verlas y me encantaban: sus historias, cómo sacaba lo mejor de los actores… pero nunca había trabajado con él. Luego vivimos muy de cerca todo lo que me pasó a mí con Vivir es fácil con los ojos cerrados y con Techo y comida, siempre hemos sido muy amigos. Cuando consiguió levantar la peli yo no sabía que me iba a ofrecer el personaje, pero me envió el guion y me dijo «léetelo». Según lo leía, me encantó esta versión actualizada de Casa de muñecas y el mensaje que transmite la peli.

 

¿Qué fue lo que te llamó la atención de la película –esta versión más o menos libre de Casa de muñecas de Ibsen– para decidir interpretarla?

Casa de muñecas es un texto del siglo XIX y es muy impresionante y muy triste que, a día de hoy, en el siglo XXI, siga teniendo la vigencia que tiene. Que siga habiendo tantas mujeres creyendo que son libres, pero que realmente no lo son. Mujeres que han renunciado a tantas cosas, incluso a su propia vida, por la felicidad de los demás, porque nos han educado para cuidar.

Fotograma de Animales sin collar. ©Manolo Pavón

Me interesaba mucho todo el viaje que tiene el personaje: ella no es consciente y se va dando cuenta a lo largo de la película. Es un personaje muy complejo, muy difícil de hacer, con un arco muy bonito, con mucha tensión, y con todo el tema de tener que estar mintiendo por guardar un secreto y proteger a su pareja.

 

¿Crees que el movimiento feminista ha contribuido a que este tipo de historias y de personajes sean más comunes en el mundo audiovisual?

Creo que, en general, la sociedad está ahora más concienciada con todo lo que ha venido pasando. Con las manifestaciones del 8M, con el movimiento #MeToo, con todas las mujeres que han alzado su voz y han empezado a denunciar y a reivindicarse, creando conciencia social. El cine es un espejo de la realidad y del tiempo en el que vivimos y, obviamente, tiene que reflejar todo lo que está pasando. Yo creo que sí que hay cierta influencia y ¡menos mal!

«LAS MANIFESTACIONES DEL 8M, EL MOVIMIENTO #METOO Y TODAS LAS MUJERES QUE HAN ALZADO SU VOZ HAN CREADO MÁS CONCIENCIA SOCIAL»

 

¿Cómo de importante es el feminismo en tu vida y en tu carrera?

Yo me considero feminista desde que nací. Vivimos en un mundo en el que, aunque la gente diga que no, nos ven como el «sexo de segunda», el «sexo débil». Es una realidad y las mujeres lo sabemos. El feminismo es mi filosofía de vida, desde siempre.

 

¿Has sentido en algún momento que ser mujer te haya supuesto algún tipo de desventaja en tu profesión?

Pues sí, pero igual que a ti, ser hombre, también te habrá condicionado de alguna forma en la tuya. También es difícil ser hombre ahora mismo, tenéis muchas cosas que os castran, que no se os deja expresar, y otras que tenéis que potenciar, como la sensibilidad, algo que os cuesta mucho a los hombres mostrar.

Siendo chica, joven, medio mona, en mi profesión, muchas veces la gente no te toma muy en serio. Piensan que todo lo has conseguido por suerte y no por trabajo, y más cosas que no sé si ocurrirían siendo un chico. Incluso con el físico: tenemos mucha más presión las actrices que los hombres. Son muchas cositas pequeñas que al final son una montaña bastante grande.

«EN EL TEMA DEL #METOO, SE ESTÁ MÁS PENDIENTE DE LOS DETALLES QUE DEL MENSAJE REAL DE ¡BASTA YA!»

 

¿Qué opinas de #MeToo y de todos los movimientos que han destapado la cara más oscura del mundo audiovisual y artístico?

El abuso de poder es algo que ha existido siempre y que no es una cuestión solo cinematográfica o que ocurra solo dentro del mundo de la cultura, está en todas las profesiones y en todos los ámbitos. Creo que muchas mujeres han empezado a darse cuenta ahora de que no estamos solas. Ha sido muy bonito empezar a ver ni somos tan raras, ni estamos tan locas cómo nos han hecho creer durante mucho tiempo, sino que de verdad nos pasan cosas muy heavies. Ya es hora de dejar el miedo a un lado y que se nos sienta. Y que quien se sienta fuerte para denunciarlo, que lo haga, pero sin presionar. Me da un poco de miedo porque a veces se hace mucho sensacionalismo con el tema: que si se da un nombre, que si se pregunta qué pasó… Se está más pendiente de los detalles que del mensaje real de «¡basta ya!». ¡Que a las mujeres nos asesinan por ser mujeres!

Fotograma de Animales sin collar. ©Manolo Pavón

 

Eres muy conocida como actriz por tu participación en series como Bajo sospecha o en películas como Kiki, el amor se hace, y has ganado dos Premios Goya por películas tan diferentes como Vivir es fácil con los ojos cerrados y Techo y comida, ¿qué te gustaría hacer en el mundo de la interpretación que no hayas hecho ya?

¡Hay tantas cosas, que no sabría decirte! Realmente llevo muy poco, Vivir es fácil con los ojos cerrados la empecé a rodar a mediados de 2013. No sé, quizás, hacer teatro. Antes hacía más teatro, cuando me era más fácil compaginarlo, y tengo muchas ganas de volver a un escenario, de sentir esa adrenalina que solo se siente cuando estás haciendo teatro, delante del público, en directo.

 

Cuestionario breve

Tu actriz preferida de todos los tiempos.

Marilyn Monroe.

«ME CONSIDERO FEMINISTA DESDE QUE NACÍ»

Una película dirigida por una mujer que siempre recomiendes.

Mi vida sin mí, de Isabel Coixet.

Una actriz contemporánea por la que sientas predilección.

Natalie Portman y Julianne Moore.

Una actriz que haya influido decisivamente en tu forma de actuar.

Gena Rowland y Ana Magnani.

Un papel que te gustaría interpretar.

Sally Bowles de Cabaret. Es un sueño, me encantaría.

¡A LAS MUJERES NOS ASESINAN POR SER MUJERES!

El papel del que te sientas más orgullosa de haber interpretado.

Tengo mucha suerte y he interpretado muchos papeles de los que me siento profundamente orgullosa. Obviamente, Techo y comida fue muy importante. Y ahora, Animales sin collar y Quién te cantará, porque han sido personajes totalmente diferentes a los que he hecho hasta ahora y que me han permitido explorar una paleta para la que todavía no habían confiado en mí.

Un referente feminista.

Mi madre.

Una mujer que te haya marcado.

Tengo una conexión muy especial con todas las mujeres. Siempre me acuerdo de cuando sales de fiesta y vas a los baños y de repente conoces a chicas. Me acuerdo en especial de una chica, no me acuerdo de su nombre ni nada, que lo estaba pasando fatal porque tenía problemas con un chico… toda esa energía que se crea al ayudarse las unas a las otras.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anterior¿El principio del fin de los Botín en el Santander?
Artículo siguienteUn estadista siempre baja a las prisiones
Es poeta y escritor, sociólogo y politólogo y director de marketing en una editorial. Ha publicado el poemario Dejar de ser (2017) y su poesía también ha aparecido en una antología y varias revistas y publicaciones literarias. Además de colaborar con Diario 16, escribe también para medios culturales como OcultaLit y Poémame y en su blog carlos-asensio.com. Es un firme defensor y activista feminista y LGTB+.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

9 + 6 =