El cantante británico Colin Vearncombe, que popularizó bajo el pseudónimo Black el tema Wonderful Life a finales de los años ochenta, ha muerto a los 53 años tras sufrir un accidente tráfico en Irlanda hace dos semanas, informó su página oficial de Facebook.

Vearncombe permanecía en un coma inducido desde la colisión que se produjo el 10 de enero en las inmediaciones del aeropuerto irlandés de Cork, cerca del pueblo de Schull, donde residía desde hacía más de una década.

Los médicos habían advertido este domingo de que el estado del músico, nacido en Liverpool (Inglaterra), se había deteriorado, mientras que sus familiares habían pedido a los fans que le enviaran “energía positiva y curativa”.

“Somos conscientes del dolor que sienten todos los que lo aman y estamos profundamente agradecidos por los miles de mensajes de amor y apoyo”, señaló la familia en su último comunicado.

Black, que publicó más de una docena de álbumes, escribió también libros de poesía y estrenó varias exposiciones de arte en Irlanda en los últimos años.

Sus creaciones más celebradas, Sweetest Smile y Wonderful Life, se remontan a su primer álbum, que publicó en 1987.

Vearcombe había publicado para entonces varios sencillos, el primero de ellos en 1981 (Human Features), pero logró por primera vez la atención de la industria musical con Wonderful Life, un tema que escribió después ser despedido en 1985 de su anterior discográfica.

Tras esos éxitos, el músico publicó álbumes de forma regular, con un parón creativo entre 1993 y 1999.

En abril de 2015 divulgó su último trabajo, Blind Faith, que surgió a partir de un proyecto de financiación colectiva que Vearncombe había iniciado meses antes.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

14 − 8 =