Ahora que han pasado los fastos funerarios de Montserrat Caballé, donde todo el mundo la ha alabado, y todo el mundo ha dicho que era de su bandería, quiero explicarles una pequeña historia de barrio.

Montserrat Caballé, nació y pasó su infancia en la Calle Igualada del barcelonés barrio de Gràcia, en el número 20. Gracia, antiguo municipio, tiene unas dimensiones importantes, y está estructurado en diversos sectores. En la Calle Igualada empieza la zona gitana de Gracia, de siempre una explosión de música, mestizaje y ropa al sol. La casa de la familia del «pescaílla» ilustre guitarrista, inventor de la rumba catalana, está situada a menos de 100 metros de la casa de Montserrat.

Nació y se crió rodeada de los sones gitanos, «del ventilador» y la rumba, y de vendedores del “mercat” como era “Peret”, en el cruce entre payos y gitanos que es la “gracia gitana”, con familias y niños compartiendo las calles, luchando por salir a flote.

Sin embargo nada se recuerda de ella allí, salvo una placa. Cambiaron en cuanto pudieron la calle Igualada por la zona alta de Barcelona y posteriormente, como todo buen español que se precie, a Andorra o Mónaco. Pero nunca volvió la vista atrás, ni tan siquiera para reconocer la música que la alumbró o los vecinos que la guardaron.

Diva inconmensurable, si; persona, no sé.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

16 + 5 =