Mi mundo en desaparición

1

Cuando a Alaska se le corre el rimmel algo muy serio está pasando. La última vez que la vi de esa guisa fue cuando falleció Leonard Nimoy, nuestro querido Mr. Spock. Esta vez no fue por la muerte de los cuatro Ramones originales, ni por Lola Flores, ni Carlos Berlanga, ni Miguel Ángel Velasco, ni Manuel Toledano, ni Sara Montiel, ni Lidia García, ni Prince, ni Carrie Fisher, ni Pete Burns, ni Juan Gabriel, ni Leonard Cohen, ni David Bowie.

En esta ocasión se nos fue Paloma Chamorro, la misma que nos hizo sentir jóvenes, rebeldes, incorrectos, modernos y en La edad de oro, esa edad de oro que hoy no es más que nuestro mundo en desaparición.

Recuerdo una entrevista de Paloma Chamorro a Lou Reed en que el neoyorkino se puso a hablar de Baruch Spinoza. Y nosotros, los de entonces, tan solo éramos unos chavales que veíamos cómo un mundo ajeno y emocionante se abría ante nosotros. La edad de oro nació con la reunión de Kaka de Luxe y murió con la retransmisión en directo del concierto de los Smiths en el paseo de Camoens de Madrid. A lo largo de sus dos temporadas de emisión descubrimos a Los Nikis, La Mode, Divine, Marc Almond, Alan Vega, Cabaret Voltaire, Culture Club, Radio Futura, Gabinete Caligari, Derribos Arias, Siniestro Total, Golpes Bajos, Loquillo, Alaska y Dinarama, Pedro Almodóvar y Fabio McNamara. Eran otros tiempos. Para muchos ella fue un referente básico de nuestra educación, no solo estética y musical, sino fundamentalmente sentimental. No queda más que darle las gracias de todo corazón a Paloma Chamorro, por todo lo que ha hecho por la cultura.

Pasados los años, viéndonos ya en este desbarrancadero, ya irremediablemente pasajeros en el río del tiempo, me reconforta pensar que Paloma Chamorro y todos los demás se marcharon en la Enterprise rumbo a las estrellas, allá donde habitan los sueños y los anhelos, y todos los mitos y todas las leyendas, a la Constelación del Dragón, junto a las siete estrellas hermanas que forman las Hespérides, y que desde allá nos contemplan.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

uno × cuatro =