La selección mexicana ha dado la sorpresa al derrotar a Alemania, la actual campeona del Mundo (0-1), aunque a la vista de lo que ocurrió en el terreno de juego no fue tal. El equipo azteca salió con la lección bien aprendida, supo controlar el juego de la selección alemana y hacer daño con su rápido contraataque.

Fruto de ese planteamiento, pasada la media hora de juego llegó el tanto de la victoria mexicana. Hirving Lozano estrenó su casillero en una Copa del Mundo al culminar con maestría una jugada en la que recibió un medido balón de las botas de Chicharito.

Alemania no asimilaba el resultado, pero México daba todo lo que tenía sobre el terreno de juego, hasta la extenuación. Los cambios que realizó Juan Carlos Osorio fueron por necesidad física, porque el esfuerzo les pasó factura. Una factura que pagaron con mucho gusto.

Joachim Löw soltó todo su arsenal. Toni Kroos estrelló en el larguero un cañonazo en el saque de una falta, Alemania creaba ocasiones de peligro, pero la selección mexicana no estaba dispuesta a perder la ventaja y su guardameta, Guillermo Ochoa, se empleaba a fondo para evitarlo.

Los últimos minutos fueron trepidantes, con una selección germana empleada a fondo, los jugadores aztecas deshechos físicamente y la vista puesta en un reloj que parecía haberse ralentizado. Pero llegó el final del partido, la sorpresa y los tres puntos, muy importantes, al casillero de México.

 

Suiza salió respondona a Brasil (1-1)

Buen debut de la selección Suiza, que consiguió un empate ante la pentacampeona del mundo. Brasil no pudo despegarse en el marcador a pesar de empezar ganando, y de las ocasiones que ha generado durante el partido. Se nota en la selección carioca cuando Neymar no está al cien por cien, tal y como avisó Tite, el seleccionador de Brasil, el día antes del partido. Ha estado muy acertada Suiza en defensa, con buenas paradas de Sommer en los últimos minutos del encuentro.

La selección brasileña inició el partido con un buen ritmo y generando ocasiones consiguiendo en el minuto 20 marcar gol con un gran disparo desde fuera del área del jugador del Barcelona, Philip Coutinho. A partir del gol Brasil bajó su ritmo de juego, lo que permitió a Suiza generar más ocasiones.

Al salir del descanso el partido siguió en la misma tónica hasta que en el minuto 50 Zuber empató el partido a la salida de un córner, en el que la zaga brasileña no estuvo muy atento. A partir del empate Brasil intentó ponerse por delante, ante una Suiza que supo plantear muy bien el partido.

Los cambios en la selección carioca no consiguieron animar al equipo. Cuando el partido estaba llegando a su fin se mostró mucha más ofensiva, ocasionando situaciones de peligro para Suiza que no acabaron en nada.

 

Serbia superó a Costa Rica (0-1)

Kolarov, de falta directa, sentenció el partido a favor de Serbia mediada la primera parte, en un encuentro que el equipo balcánico dominó en su mayor parte. El madridista Keylor Navas no pudo atajar el colocado lanzamiento del serbio, que quitó las telarañas de su portería y llevó el definitivo 0-1 al marcador. Pero el guardameta tuvo varias actuaciones muy buenas, que evitaron la tranquilidad de la selección serbia.

A pesar de que Costa Rica tuvo unos minutos de dominio durante la segunda mitad, Serbia tuvo varias oportunidades de marcar y buscó sentenciar el encuentro para evitar que una jugada aislada de la selección costarricense evitara que los tres puntos subieran a su clasificación.

Los jugadores de Serbia mostraron cierta ansiedad por marcar y los costarricenses encontraban situaciones cómodas para tratar de enviar balones a sus puntas, en busca de jugadas rápidas que les permitieran, al menos, igualar el encuentro.

Al final, un resultado que no hace prever muchas opciones a la selección costarricense si tenemos en cuenta que entre los otros dos rivales que le quedan está Brasil.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dos × 3 =