El gran protagonista del Día de Andalucía el próximo 28 de febrero no será ninguno de sus dos nuevos Hijos Predilectos, el poeta granadino Luis García Montero y la actriz sevillana María Galiana, sino una de sus nuevas Medallas de la comunidad autónoma: el periodista jiennense Antonio Caño, director de El País, el mismo medio de comunicación que en 2015 y bajo su dirección fulminó la edición territorial de Andalucía, entre otras, y dejó en la calle a prácticamente todos sus trabajadores. El escándalo del premio otorgado por el Consejo de Gobierno de la Junta andaluza el pasado martes 21 no ha hecho más que acrecentarse y tanto las asociaciones de la prensa de Andalucía como la oposición parlamentaria en la Cámara autonómica han criticado con dureza esta condecoración.

El Gobierno de Susana Díaz ha argumentado la distinción a Caño con la siguiente premisa: “Pilota la dirección de El País en una etapa en la que las publicaciones periódicas afrontan la coyuntura y el debate de su permanencia en el quiosco tradicional y su adaptación a un entorno digital y a un nuevo lector orientado también hacia los nuevos soportes y dispositivos móviles”. Lo que no contempla el Gobierno andaluz a la hora de otorgarle esta distinción al periodista jiennense de Martos es que inmediatamente después de su llegada a la dirección del influyente medio de comunicación se fulminaron las delegaciones territoriales del periódico, entre ellas la de Andalucía.

En cambio, el premiado es alabado por ser el quinto director del rotativo desde su fundación en 1976 y por trabajar en la actualidad en lo que considera “expansión internacional del periódico como cabecera de referencia para el mercado de lengua hispana”. Es decir, se premia la expansión fuera de las fronteras españoles pero se obvia la destrucción de empleo en la propia comunidad andaluza.

Desde la Asociación de la Prensa de Sevilla se critica sin contemplaciones esta máxima distinción de Andalucía a Caño porque considera que no se puede premiar con esta Medalla “a quien, siguiendo una estrategia empresarial, ha dirigido el cierre de la delegación en Andalucía”.

Podemos e IU temen que sea una “prebenda” personal en su carrera personal a Ferraz

El cierre de esta delegación territorial supuso en 2015 “el despido de un elevado número de profesionales muy cualificados y ha dejado a la ciudadanía de nuestra comunidad autónoma huérfana de un periodismo bien hecho, a la vez que ha mermado sensiblemente la presencia de Andalucía en el contexto nacional”.

La Asociación de Periodistas de Sevilla no pretende cuestionar con esta crítica “la valía ni los méritos profesionales” del premiado por el Gobierno de Díaz, pero sí critica que se haga a un profesional que ha participado en una estrategia empresarial de desmantelamiento del periodismo de calidad en la comunidad andaluza.

Este nombramiento se produce precisamente en un momento en el que otros medios y delegaciones andaluzas están viendo mermadas ostensiblemente sus plantillas o directamente erradicadas sus ediciones regionales. Ha sido el caso de El Mundo de Andalucía y también del despido de periodistas en ABC de Sevilla, El Correo de Andalucía y otros. Es una constante que ahora la Junta premia de algún modo con esta medalla al director de un medio que ha participado directamente de estas prácticas, pero a diferencia de los anteriormente citados es completamente afín ideológicamente en su línea editorial.

La polémica ha ido más allá y ha llegado incluso al Parlamento de Andalucía, donde prácticamente toda la oposición la ha criticado, a excepción de Ciudadanos, socio del ejecutivo en minoría de los socialistas, y Partido Popular.

Los diputados de Podemos e Izquierda Unida han llegado a calificar de “prebenda” la distinción a Caño, bajo cuya dirección de El País se ha llevado a cabo una intensa campaña mediática de apoyo a Susana Díaz y a la línea política de la gestora socialista en detrimento del ex secretario general, Pedro Sánchez, criticado con extrema dureza en editoriales en los que se le llegó incluso a insultar. En un editorial inmediatamente previo al bochornoso Comité Federal del PSOE del 1 de octubre, titulado Salvar al PSOE, se tildó a Sánchez de insensato sin escrúpulos, no cabal, cobarde o mentiroso. “Pero Sánchez ha resultado no ser un dirigente cabal, sino un insensato sin escrúpulos”, se afirmaba en el citado editorial.

Desde entonces, y tras la llegada de la gestora al frente del PSOE, la línea editorial de El País no ha ocultado su predilección por la baronesa andaluza en su carrera no oficial a Ferraz. El portavoz de IU en el Parlamento andaluz, Antonio Maíllo, rechaza que la distinción llegue precisamente poco antes de que Susana Díaz anuncie su candidatura a las primarias de su partido, y critica sobre todo que el premio sea para un medio de comunicación que puede “ayudar u obstaculizar” en dicho proceso interno. Maíllo cree evidente que se han “instrumentalizado” estas máximas distinciones de la comunidad andaluza. Maíllo ha dejado en el aire su participación en la entrega de los galardones en el acto institucional del próximo martes en el Teatro de la Maestranza de Sevilla. “Yo quiero estar en la calle sin que parezca una descortesía. Mi cuerpo me pide estar donde he estado siempre. Si puede ser compatible estaré en los dos sitios, y si no ya veremos”.

Desde Podemos, la presidenta del grupo parlamentario, Carmen Lizárraga, ha calificado el premio de “intolerable” porque considera que “la presidenta de la Junta de Andalucía usa símbolos de todos los andaluces para asaltar Ferraz” mientras “hace un uso partidista y personalista de esta efeméride”. La diputada de Podemos subraya que Díaz vulnera “todos los principios éticos”. Le recuerda Lizárraga que debería aplicarse “lo que ella misma suele decir a otros partidos: Andalucía no es suya”.

Mientras, ni PP, el principal partido de la oposición, ni Ciudadanos, socio de los socialistas en el Gobierno andaluz, han querido entrar en la polémica. Pese a todo, los cuatro grupos de la oposición sí han estado de acuerdo en reivindicar la “necesidad” de que estos reconocimientos, que han incluido 10 medallas y sendos títulos de Hijo Predilecto se decidan por fórmulas más abiertas y participativas, en lugar de ser elegidas discrecionalmente por el Consejo de Gobierno de la Junta.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Once − 1 =