Más de 36 horas después del pavoroso incendio que se mantiene completamente activo en el entorno del Parque Nacional de Doñana, Patrimonio de la Humanidad y Reserva de la Biosfera por la Unesco, con tres focos virulentos aún sin controlar, la indignación en la zona comienza a hacerse palpable y aumentan los especialistas y conocedores del terreno que vienen denunciando la dejadez absoluta de los bosques de la comarca y la falta de cuidado periódico de este enclave natural protegido. “Sólo se limpia lo que se ve, dentro no se hace absolutamente nada. Por eso pasa lo que pasa”, explica a Diario16 un técnico especialista que lleva trabajando en este lugar privilegiado desde hace tres décadas.

La Junta sigue sin concretar las hectáreas arrasadas por el fuego, con tres focos activos y sin controlar casi 48 horas después de iniciado

La Administración andaluza, mientras tanto, alaba la labor sin descanso que realizan los efectivos del Plan Infoca contra incendios de la Junta desde que se inició el fuego a las 21.30 horas del pasado sábado 24 de junio. Muchos de estos efectivos son contratados en precario durante los meses de verano y finalizan su trabajo al fin del verano.

Fuentes del entorno de Doñana aseguran que antes de que en 2007 la Junta asumiera las competencias en las labores contra incendios a través del Infoca existían un centenar de empleados en la zona. En la actualidad, apenas 15 personas trabajan durante el día en la estación de Cabezudos, dentro del Parque Natural de Doñana, a los que se suman cuatro operarios más con motobombas durante la noche.

La Junta andaluza sigue sin detallar el número de hectáreas arrasadas por el fuego bajo la excusa de que no harán esta estimación hasta que el incendio “esté controlado”, aseguran fuentes de la Consejería de Medio Ambiente. Según ha podido constatar Diario16 de especialistas de Doñana, las zonas arrasadas pueden superar las 13.000 hectáreas.

El consejero andaluz de Medio Ambiente atiende a un retén contraincendios.

El Infoca, que tiene las competencias asumidas a nivel autonómico en la lucha contra el fuego, ha informado que dos de los tres focos activos ya han sido perimetrados pero no controlados durante la mañana de este lunes y trabajan en las labores de acotamiento del tercero, que aún sigue completamente descontrolado.

Diario16 ha podido constatar de fuentes solventes de la comarca incendiada que precisamente durante estos mismos días se están haciendo públicas las notas de corte de las licitaciones para la realización de cortafuegos y tareas de mantenimiento y cuidados de los bosques de la zona afectada por el devastador incendio. Y no será hasta el próximo mes de julio cuando se comenzarán a ejecutar las labores de mantenimiento de los bosques.

Mientras tanto, los únicos que realizan trabajos contra incendios durante todo el año son los trabajadores del Plan Infoca. Un empleado forestal de la zona asegura a este diario que “la falta de mantenimiento de Doñana es de vergüenza”. Pese a que reconoce que se ha avanzado mucho contra la precarización en la lucha contra incendios a nivel de medios y materiales, la falta de dotaciones presupuestarias adecuadas de la Administración andaluza para el cuidado y mantenimiento permanente de los bosques de este enclave ecológico exclusivo y único a nivel mundial “es una realidad”. “Cada año se dedica menos dinero a la limpieza de los montes, se hacen menos cortafuegos”, asegura resignado. Y subraya que “el campo no está en condiciones”.

La Junta deberá costear íntegramente la retirada de la madera calcinada, que pagan empresas privadas sólo como prevención

Este especialista forestal con tres décadas de experiencia en la zona de Doñana asegura a Diario16 que “sólo se hace lo que se ve, dentro no se hace absolutamente nada”. “El problema no es apagar el fuego, sino mantener el cuidado de los montes durante todo el año”, argumenta el especialista.

La realidad de estos especialistas forestales de la comarca del entorno de Doñana es desoladora, según explica este trabajador. “Reclamamos mayores medios y personal para poder tener bien cuidados los montes y campos, pero la Administración guarda silencio y sigue recortando. Aquí debería dimitir mucha gente”, explica.

La presidenta andaluza ha vuelto a visitar el puesto de mando de Mazagón con el fuego aún descontrolado.

Los cortafuegos se hacen en Doñana “deprisa, deprisa”, justo antes de la romería del Rocío, “pero cada vez con menos presupuesto”, añade. “No hay que ser un lince para ver que muchos pinos que ahora han ardido no dejaban entrar la luz, lo que denota la falta de adecentamiento de los árboles y matorrales. Se ven copas de pinos pegadas unas con otras, y esto para el fuego es ideal”. El especialista consultado por este diario reconoce resignado que “si tienes el monte limpio es más fácil apagarlo”. Por eso sigue descontrolado casi dos días después de iniciado, con una extensión enorme arrasada por el fuego.

A esta situación se suma otra paradoja, ya que las empresas madereras suelen costear íntegramente la tala, el apilado y la retirada de la madera como tarea de corta selectiva para las labores de prevención, lo que supone coste cero para la Administración andaluza. Ahora, tras el fuego, será el Gobierno de Susana Díaz el que debe asumir íntegramente el coste de la retirada de los árboles calcinados, porque el estado de esta madera no le resulta rentable a las empresas madereras.

“Si tienes el monte limpio es más fácil apagarlo”, dice un especialista de la zona

Mientras tanto, el consejero andaluz de Medio Ambiente, José Fiscal, ha asegurado este lunes que “aunque la ley pudiera permitirlo, en Andalucía no se va a recalificar ni un solo metro cuadrado que haya ardido”. De este modo quiere salir al paso de las especulaciones que aseguran que existen proyectos urbanísticos esperando su momento, después de que la nueva Ley de Montes permita urbanizar en zonas arrasadas por el fuego.

Desde la Consejería de Medio Ambiente se informa que 225 retenes del Infoca trabajan este lunes en las labores de extinción, que cuentan con la ayuda de 15 vehículos autobombas, maquinaria pesada y siete medios aéreos. A estos efectivos de la Junta se suman otros 200 efectivos militares de la UME.

El centro de referencia de cría en cautividad del lince ibérico El Acebuche, dependiente del Ministerio de Medio Ambiente, activó el domingo por la noche su protocolo de evacuación ante el fuego, que se ha saldado con la muerte de una cría por el estrés producido por el traslado, así como la puesta en libertad de 13 linces adultos tras abrirse las verjas para que pudieran escapar en caso de que el fuego hiciera acto de presencia en este centro de recuperación de esta especie en extinción. Los expertos capturaron a otros 14 linces, cinco de ellos crías, para salvarlos del fuego en prevención.

 

El Servicio de Emergencias 112 de Andalucía informa que hasta 450 personas permanecen albergadas este lunes por el operativo aunque la mayoría de los desalojados volvió ya a sus lugares de origen. De ellos, 150 realojados han pernoctado en un polideportivo de Moguer, otros 270 en otro de Almonte y 30 en la pedanía costera de Matalascañas.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cuatro × 3 =