Manuel Lebrón González, un padre condenado por malos tratos, con antecedentes penales por quebrantamiento de orden de alejamiento sobre su ex pareja y orden en vigor de entrada en prisión por diferentes motivos mantiene a día de hoy la patria potestad sobre sus dos hijos, Manuel y Violeta, de nueve y diez años respectivamente, a los que mantiene en paradero desconocido desde el pasado sábado 30 de diciembre, cuando estaba previsto legalmente que los entregara en el punto de encuentro a su ex esposa, Sonia Barea, que ha denunciado el caso en un juzgado de guardia de Granada.

“Escupo sobre la ideología de género, y lo hago con la mayor ley existente, la Divina”, escribió el maltratador en Facebook

El presunto secuestrador de sus dos hijos menores es un ex agente de la Policía Local de la localidad sevillana de Alcalá de Guadaíra expulsado del cuerpo, que tiene una orden vigente de entrada en prisión por diferentes delitos, entre ellos quebrantamiento de condena y resistencia a los agentes de la autoridad, según informa a Efe la propia madre de los menores desaparecidos.

Pese a todo, la madre entregó sus dos hijos al progenitor el pasado día 23 de diciembre tal y como acordó la justicia ya que la patria potestad es compartida por los dos progenitores aunque la custodia de los niños la tiene la madre. Ésta ha solicitado en los juzgados que este maltratador impida ver a sus hijos, una demanda que aún no ha recibido respuesta por parte de la justicia.

El propio ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, publicó el lunes por la noche un tuit en el que publica las fotos de los dos niños desaparecidos y reclama ayuda ciudadana para encontrarlos.

Hace solo un mes, este padre buscado por la justicia escribió en su perfil de Facebook el siguiente mensaje: “La ideología de género instaurada por las feminazis en España, instigadas por los institutos de la mujer y la equiescencia de políticos, y la colaboración de la judicatura hacen que la tiza pinte padres, pero en definitiva es lo mismo. Escupo sobre la ideología de género, vuestras futuras reformas, y lo hago con la mayor ley existente, la Divina”. Incluso hace apenas unas horas había publicado un macabro mensaje en el Facebook de la hermana de su ex esposa y madre de los dos menores: “Se han encontrado dos cadáveres de niños en Mairena”. Posteriormente lo ha borrado de la red social.

Este hombre buscado por la policía tiene una orden de alejamiento sobre su ex pareja en vigor hasta el año 2022 y ha sido condenado a ingresar en prisión por delitos como quebrantamiento de condena y resistencia a los agentes de la autoridad. Manuel Lebrón ha mantenido el móvil apagado durante todos estos días y, según su ex esposa, había guardado dinero, según le había comentado su hija.

Sonia Barea trasladó su residencia habitual de Sevilla a Granada para evitar la presión de su ex pareja, que ha mantenido una actividad habitual en las redes sociales denigrando el fenómeno de la violencia machista.

El juzgado de los Penal número 6 de Sevilla condenó por maltrato y continuas vejaciones a Manuel Lebrón, de 34 años, sobre su ex esposa Sonia Barea, un fallo judicial ratificado por la Audiencia de Sevilla. Numerosos colectivos feministas, así como la Asociación SOS Desaparecidos y familiares de los niños están divulgando por redes sociales las imágenes de los dos menores para colaborar en su localización lo más pronto posible.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

nueve − cuatro =