Ética, Dignidad y República fueron las palabras más repetidas por las ponentes a este acto que organizado por los colectivos iniciativa por Madrid y Alternativa Republicana contó con la participación de activista anticorrupción Ana Garrido, la profesora de la universidad complutense de Madrid Mirta Nuñez Diaz-Balart y la política colaboradora de Diario16 Beatriz Talegón.

El recuerdo al ejemplo en la historia de las mujeres de la II República y el papel jugado por las mismas en la construcción de un proyecto transformador fueron analizadas por las ponentes poniendo énfasis en lo que a la conquista de derechos sociales, políticos y civiles supuso la victoria del Frente Popular.

Y junto al recuerdo a la historia la necesaria reclamación de las ponentes a una III República que como señalo la profesora de la Universidad Complutense Mirta Nuñez “Deberá lograrse desde el encuentro de todo el arco ideológico ,progresistas y conservadores” en un nuevo marco de convivencia útil para el desarrollo de la España del Siglo XXI. O “ Se hace así o no llegará” señalo .

ba448f41a15e591ecb4e732fa2165fd0Beatriz Talegón fue muy incisiva en su exposición sobre el período de 1931-1936 y la proyección de estos episodios en la historia reciente de España en lo que denomino “la democracia reducida” de hoy. No sin olvidar mencionar la imagen negativa generada sobre la II República entre “la mayoría de gente católica e  incluso conservadora como un gobierno de radicales incendiarios de izquierda “ “¿Habría que preguntarse en este punto quién quemó muchas de ellas? , máxime cuando existen indicios de que fue la propia derecha de entonces la que llevo a cabo estas acciones para culpabilizar a la propia República “ “ Una derecha la de antes que quemo iglesias y que ahora quiere quemar a Iglesias” señalo .

Frente a esta idea de la República infundada desde los ámbitos de la derecha Beatriz Talegón recordó la vinculación de la paz a la II República y el papel jugado por mujeres y hombres en el diseño de una constitución de vanguardia y progresista con avances inéditos hasta entonces en la España de la oligarquía. Fue la la segunda república el periodo de mayor esfuerzo cultural, educativo, social y sanitario en una España analfabeta y en donde el hambre habitaba por doquier concluyo Talegón.

Por último, Ana Garrido, relató durante su intervención parte de su lucha radical contra la corrupción del Gurtel a partir de su actuación en el Ayto. de Bobadilla del Monte, por su propia voz se volvió a conocer su valiente, heroica  acción cívica en defensa del interés común , señalándose republicana y antimonárquica y defensora de la igualdad como bien supremo como señalo,  su intervención no pudo más que poner de relieve un republicanismo de compromiso y sacrificio, ese que se respiro en el acto de la calle Ercilla.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dieciocho + Ocho =