El comité de huelga ha comunicado a los vigilantes de El-Prat la suspensión de la huelga indefinida en el aeropuerto tras el atentado en Barcelona. “Las personas que tengan que ir a trabajar, aunque no tengan la carta de los servicios mínimos tienen que acudir a trabajar”, es la consigna inmediata emitida por el comité de huelga a los trabajadores, según informan a Diario 16.

Durante la tarde del jueves se celebró una reunión, en un hotel ante notario, entre la dirección de Eulen con el comité de huelga para designar un árbitro según indicó el Ejecutivo para comenzar con el laudo arbitral que resuelva el conflicto laboral, y a los pocos minutos tuvieron noticia del atentado perpetrado en la zona cero de la ciudad condal. “Este atentado cambia las circunstancias, y los trabajadores reanudamos nuestra actividad dando prioridad al servicio. Por otra parte, desde el principio en la reunión con Eulen, manifestamos que no designamos árbitro, al considerar este laudo ilegal, anunciando que será denunciado ante el Tribunal Constitucional por vulnerar derechos fundamentales de los trabajadores”, explica Alejandro Giménez, miembro del comité de huelga, en Diario 16.

La empresa Eulen tampoco ha designado candidato para el laudo arbitral impuesto por el Ejecutivo, que remitió una carta a la empresa para definir una reunión inmediata con el comité de huelga. “El Gobierno puede decretar los que quiera, pero nuestro abogado Leopoldo Quinteiro, ha comunicado que este laudo será denunciado al no concurrir las circunstancias necesarias para activarlo”, señala Alejandro Giménez, que sostiene la nulidad del laudo porque “se vulnera el derecho a la huelga, y al haber servicios mínimos del 90% en El-Prat, la seguridad está garantizada”.

El árbitro encargado de proseguir con el laudo obligatorio será designado por el Ministerio de Fomento, al quedarse desierta la designación por Eulen y el comité de empresa.

Alejandro Giménez ha confirmado cuatro despidos de trabajadores por Eulen en estos días. En la reunión del comité de huelga con la empresa se han puesto sobre la mesa los despidos de dos hombres y dos mujeres. “Dos trabajadores, Juan y Manuel, despedidos por no acudir al trabajo el primer día de huelga, -el pasado 4 de agosto-, que alegan que no fueron notificados para cumplir servicios mínimos, y reclamarán por despido nulo”, explica en nombre del comité de empresa; también se suman dos mujeres despedidas “que tienen abierto un expediente, y serán defendidas por los sindicatos a los que pertenecen”. Ante Recursos Humanos de Eulen, se ha puesto de manifiesto por el comité de empresa la indefensión de las personas no sindicadas respecto a los trabajadores sindicados; mientras unos son despedidos sin más opciones, los sindicados tienen la vía previa de un expediente.

Las negociaciones se rompieron con Eulen cuando la Generalitat puso fin a la mediación. Sin embargo, después de acordar no designar ningún árbitro en la reunión con Eulen, la empresa ha admitido que acepta modificar dos puntos claves que se transcribieron erróneamente en las actas”, explica Giménez, e incide en “la necesaria paridad entre hombres y mujeres vigilantes en El-Prat, que actualmente se incumple”, y “la necesidad de los turnos de las vacaciones estipulados en quincenas, no mensuales como se transcribió por equivocación, ya que impide turnos regulares entre compañeros para mantener la actividad laboral con normalidad en el aeropuerto”.

Eulen se había comprometido con una plantilla con contrataciones del 50% en paridad para cubrir los puestos de 5 personas en los filtros y 25 de relevos, ha argumentado el comité de empresa en Diario 16, “pero al incumplir esta igualdad en los puestos de vigilantes, algunas mujeres tienen que desempeñar dos ocupaciones en dos filtros, para suplir la carencia de mujeres, además de las trabajadoras que se encuentran de baja”; también han aclarado que la mala organización en los turnos vacacionales puede provocar que el aeropuerto se quede sin personal.

Desde el comité de huelga aseguran que Eulen estaría dispuesto a modificar este acta con los datos erróneos, pero “las condiciones económicas no van a cambiarlas”.

Los trabajadores acordaron por mayoría en asamblea, solicitar para sus nóminas “200 euros de plus por 15 pagas”, para equiparar los salarios que ya percibían en 2009, y entienden “asumible” por la empresa. Eulen ha ofrecido 200 euros por 12 pagas”, y esta propuesta rechazada por los vigilantes, es la cuestión que en principio, debería resolverse en el laudo arbitral obligatorio propuesto por el Gobierno.

Giménez ha subrayado que “en 2009 las nóminas eran muy superiores, mientras en la actualidad, vigilantes nuevos que se incorporan tienen el mismo salario que trabajadores que llevan años en los mismos puestos de trabajo. Aproximadamente, la pérdida adquisitiva en las nóminas desde 2009 se contabiliza en 400 euros mensuales”.

Fracaso del Comité de empresa de Eulen

Desde el comité de huelga han asegurado que “se ha llegado a esta situación de paros de los vigilantes en El-Prat por el fracaso de las negociaciones del comité de empresa de Eulen”. El sindicato mayoritario en el comité de empresa, ADN Sindical, dejó de acudir a las reuniones, ha señalado Alejandro Giménez, “no se podían tomar acuerdos”, y el resto de sindicatos presentes en el comité de empresa, PROU, UIT, y USO “acudimos al mecanismo de la asamblea de trabajadores al fracasar las negociaciones, donde se decidió la huelga por mayoría”. El comité de huelga está integrado por cuatro trabajadores de PROU, dos de UIT, y otros dos pertenecientes a USO.

 “Este comité puede albergar hasta doce miembros, pero ningún sindicato se presentó. Ni UGT ni CCOO tienen presencia sindical en este comité de huelga, ni tampoco tienen representación sindical en El-Prat por el escaso número de afiliados a este sindicato”, ha apostillado Giménez.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

tres × uno =