Los tipos de interés volverán a la senda alcista

0

Los tipos de interés volverán a la senda positiva en el segundo semestre de este año. En Estados Unidos, la Reserva Federal ya prepara una subida de cuarto de punto o medio punto para contener la inflación que está subiendo como consecuencia del incremento salarial. La inflación subyacente, la que agrupa los componentes más estructurales, ya se encuentra en el 2%, la barrera establecida por la máxima autoridad monetaria para empezar a ‘enfriar los ánimos’ después de que se haya conocido que existen cinco millones de puestos de trabajo excedentarios, sin ocupar. En el primer trimestre, la economía europea ha crecido por encima de lo previsto, el 0,5%, y la inflación subyacente se sitúa en valores positivos, el 1%, a pesar de que el IPC nominal todavía presente cifras negativas. Así las cosas, los expertos pronostican un periodo de recuperación que puede ser lo suficientemente significativo como para tomar medidas que eviten el tan temido recalentamiento.

La burbuja financiera parece haber tocado a su fin. Ahora bien, ¿cómo va a afectar a los ciudadanos de a pié una nueva política monetaria más restrictiva?
Cuando suben los tipos de interés bajan los precios de los activos, algo que afectará a todos los mercados, financieros y reales. Los expertos creen que ha llegado el momento de las hipotecas a tipo fijo. Si se quiere contratar un préstamo es mejor utilizar este sistema teniendo en cuenta que existen ofertas interesantes que oscilan entre el 2 y el 3%, tipos que los analistas consideran probables en uno o dos años. A los que tengan una hipoteca a interés variable conviene que reconsideren y negocien el cambio con su banco.

Y otra consecuencia interesante que supondrá una modificación de las condiciones económicas. El final de la burbuja financiera y una subida de tipos afectará sensiblemente a los mercados emergentes y a las materias primas.

El momento clave en el que los bancos centrales procederán a cambiar su política monetaria será cuando el precio del petróleo suba lo suficiente como para dejar de influir en los porcentajes negativos de la inflación. Para entonces, con precios elevándose, la economía creciendo a niveles aceptables, bajando el desempleo y el crédito mejorando, es para cuando hay que esperar decisiones en tal sentido.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

2 × cuatro =