El juez del caso Púnica, Eloy Velasco, ha denegado la petición de libertad del exconsejero madrileño Francisco Granados después de que se hallara un maletín con casi un millón de euros en un altillo en casa de sus suegros, que fue registrada el pasado día 18.

Según fuentes jurídicas consultadas por Efe, el magistrado alega esta razón para rechazar la solicitud de Granados, que es el único imputado de la trama corrupta Púnica que permanece en prisión junto a su exsocio David Marjaliza, aunque este saldrá próximamente de la cárcel una vez pague la fianza de 100.000 euros que le impuso el juez por colaborar con la justicia.

Velasco ordenó el registro de la vivienda de los suegros de Granados en Valdemoro (Madrid) el pasado día 18 y durante el mismo se encontró un maletín con casi un millón de euros en metálico guardado en el dormitorio del matrimonio, en el interior del altillo de un armario.

Ante el hallazgo del maletín, Velasco llamó a declarar el día 21 a los padres de la mujer de Granados en calidad de imputados de un delito de blanqueo de capitales y ellos afirmaron que el dinero no era suyo, aunque no dieron ninguna explicación convincente de dónde procedía, según las mismas fuentes.

Dos días antes del registro, el pasado 16, el juez impuso una fianza de 100.000 euros a Marjaliza para salir de prisión, donde lleva ingresado, junto con Granados, desde el 31 de octubre de 2014.

Marjaliza presentó la semana pasada una finca de su propiedad para cubrir la fianza y el juzgado ha designado un perito para que la tase, tras lo que decidirá si acepta el inmueble como pago y dejarle en libertad.

Tras levantar parcialmente el secreto de sumario el pasado junio y desvelar así el contenido de 40.000 folios y decenas de grabaciones de declaraciones, el juez mantiene bajo secreto la vertiente del caso sobre la confesión de Marjaliza y otra referida a las comisiones rogatorias pedidas a varios países.

En concreto, Velasco ha reclamado información de movimientos bancarios a seis países en tres continentes -Holanda, Costa Rica, Panamá, Suiza, Liechtenstein y Singapur- y todavía está pendiente de recibir algunas respuestas.

Desde septiembre, el juez ha estado tomando declaración a 40 personas, aproximadamente la mitad imputados y la otra mitad testigos, vinculadas todas ellas con municipios de la Comunidad de Madrid y la de Valencia, y relacionados con las últimas confesiones de Marjaliza.

En noviembre Velasco ordenó la detención de Ignacio Palacios, exjefe de gabinete y presunto testaferro de Francisco Granados, y de su mujer, y el registro de su domicilio en Madrid y de dos propiedades de Granados, una en Ávila y otra en Valdemoro.

El caso Púnica cuenta ya con más de un centenar de imputados, entre los que figuran los exconsejeros de la Comunidad de Madrid Salvador Victoria y Lucía Figar.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cinco + dieciocho =