UGT y CCOO presentan de las marchas de los jubilados por #PensionesDignas, que se desarrollaran del 30 de septiembre al 9 de octubre, que recorrerán todo el país contra un Gobierno que condena a los pensionistas a la pobreza.

Para la Secretaria de Políticas Sociales, Empleo y Seguridad Social de UGT, Mari Carmen Barrera, estas marchas son la respuesta “ante un Gobierno que no responde a ninguna de las propuestas de las organizaciones sindicales, ni de la mayoría parlamentaria que nos apoya, para revalorizar las pensiones y sostener el sistema de Seguridad Social”

Mari Carmen Barrera ha destacado que “Las pensiones están seriamente amenazadas por la reforma del PP de 2013. Existe una situación astronómica de déficit de la Seguridad Social y los pensionistas pierden año a año poder adquisitivo, pero la única solución del Gobierno, con un aumento de la economía en nuestro país, es recortar las pensiones”

La secretaria Empleo y Seguridad Social, ha recordado que “en la mesa de diálogo social hemos planteado propuestas para resolver el déficit y acabar con la paupérrima situación de las pensiones, pero el Gobierno no ha atendido ninguna medida, ha dejado el diálogo social en suspenso y practica una política de hechos consumados, ya que descubrimos en los PGE 2017 que se habilita un crédito de 10.200 millones para no agotar el Fondo de Reserva que endeuda aún más a la Seguridad Social”.

Para Mari Carmen Barrera estas marchas que UGT y CCOO han convocado, “ponen de manifiesto la situación real del sistema, que condena a la pobreza a los pensionistas actuales y futuros. Marchas históricas que acaben con la resistencia del Gobierno y dé marcha a tras a su reforma de 2013, con el fin de que las pensiones den para vivir”.

El secretario de Políticas Públicas y Protección Social de CCOO, Carlos Bravo, ha anunciado que “este otoño será un otoño de movilizaciones”. Para CCOO es imprescindible “revertir o corregir la reforma de las pensiones que aprobó unilateralmente el Gobierno del PP en 2013, que como primer efecto está suponiendo ya una considerable pérdida de poder adquisitivo de las pensiones”,

El secretario General de la Unión de Jubilados y Pensionistas de UGT Anatolio Díez, ha señalado que las marchas partirán desde “Santiago de Compostela, Gijón, Santander, Castellón y Málaga para confluir el 9 de octubre en Madrid y con las que queremos recuperar el Estado de Bienestar para los pensionistas. El Gobierno se está olvidando del papel que han jugado los pensionistas durante la última crisis, sosteniendo a miles de familias en este país“.

Para el secretario General Federación de Pensionistas de CCOO, Julián Gutiérrez, las movilizaciones deben servir para “garantizar las pensiones de hoy y de mañana”.

Carlos Bravo ha afirmado que estás marchas no serán las únicas que se desarrollarán el próximo otoño, ante la negativa de la patronal CEOE y CEPYME a firmar un acuerdo salarial para este año, va a provocar la conflictividad en los sectores y empresas “donde está pendiente la negociación colectiva, con el objetivo de que los convenios garanticen subidas que supongan recuperación del poder adquisitivo de los salarios”.

Mari Carmen Barrera ha anunciado que tanto UGT como CCOO se están poniendo en contacto con numerosas organizaciones sociales para que se unan. “Toda la ciudadanía le debe lanzar un mensaje claro al Gobierno en contra de su reforma y a favor de una revalorización digna de las pensiones”.

Propuestas de UGT

Ante las preguntas de los periodistas, Mari Carmen Barrera, ha recordado las propuestas que el sindicato ha trasladado al Gobierno en materia de pensiones:

1.- Asegurar el poder adquisitivo de las pensiones. Para ello es necesario recuperar la previsión de inflación como referente para la subida de las pensiones, incluyendo una cláusula de revisión a final de año. Porque, con la actual fórmula impuesta por el Gobierno del PP, en poco más de 10 años, el sistema de pensiones se convertirá en un sistema de pensiones mínimas.

2.- Revisión inmediata de las fuentes de financiación. Es necesario que el sistema de pensiones, sin excluir a ninguna pensión, se financie no solo con cotizaciones sino con impuestos. Se trata de crear una cesta de impuestos, de carácter finalista, que permitiera además alimentar el Fondo de Reserva.

3.- Erradicar el déficit de la Seguridad Social: acabando con las bonificaciones a la contratación de las empresas, y financiando los gastos de la Seguridad Social desde los PGE (como el resto de los ministerios y organismos públicos). Asimismo, deberían destoparse las bases de cotizaciónSólo con estas tres medidas podrían obtenerse 15.500 millones de euros y acabar con el déficit de la Seguridad Social, que ha ido aumentado en los últimos años de manera alarmante por las políticas del Gobierno del PP.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

1 + cinco =