Como ya informó Diario16 el día de ayer, Carles Puigdemont no podrá ser investido a distancia. Los servicios jurídicos del Parlament de Catalunya han hecho público este lunes un informe en el que rechaza tajantemente dicha posibilidad, alegando que es “imprescindible” que el candidato a la Presidencia de la Generalitat esté presente en el hemiciclo durante el debate de investidura.

Los letrados de la cámara catalana entienden que la naturaleza del debate de investidura hace obligatoria la presencia del candidato, con el fin de fomentar un diálogo “entre el candidato y el resto de los diputados”. Es decir, se entiende que la presencia garantiza todo aquello que “caracteriza” un debate de esta magnitud, como son “la oralidad, la contradicción directa y la garantía del principio de inmediatez”.

Además, los letrados argumentan que en este tipo de debates es indispensable “ver, sentir y entender en persona”, por lo que ven imprescindible la presencia de todos los protagonistas, incluyendo el candidato a presidente.

Igualmente los letrados rechazan cualquier fórmula telemática o de delegación a otro diputado que no signifique la presencia física de Puigdemont en el hemiciclo, es decir, ningún “medio interpuesto ni sustitución de la persona que debe ser el principal protagonista de acuerdo con la ley y el reglamento”.

El informe también considera que los cinco diputados electos que están en Bélgica y los tres que están en la cárcel no pueden delegar el voto, ya que su ausencia en el plenario no responde a los supuestos que se regulan en el Reglamento del Parlament que son: “la baja por maternidad o paternidad y los supuestos de hospitalización, enfermedad grave o incapacidad prolongada debidamente acreditadas”.

Añade que la decisión sobre si pueden delegar el voto recae en cualquier caso sobre la Mesa, aunque señala que, si la Mesa decide que pueden delegar el voto, “difícilmente esto encajaría en la letra y el espíritu de la norma”.

Señalan que, a través de una reforma del reglamento, se podrían cambiar todos los supuestos que ahora impiden que Puigdemont sea investido a distancia y que los ocho diputados electos que están en la cárcel o en Bélgica deleguen el voto. Sin embargo, advierte que esta reforma debería seguir los trámites ordinarios y elaborarse en ponencia conjunta –con la presencia de todos los grupos– y afirma que “no sería apropiado” tramitarlo por el procedimiento urgente de la lectura única.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

nueve − nueve =