Los encargados de examinar a los conductores en sus pruebas para la obtención de los distintos carnets, han amenazado con alargar los parones parciales, propiciando de este modo, una posible huelga indefinida.

El Defensor del Pueblo, Francisco Fernández de Marugán, ha expresado su desencanto con la situación, ya que son más de 1.700 las quejas presentadas por los alumnos.

La problemática, que podría afectar a más de 100.000 alumnos, ha llevado a que Marugán tome cartas en el asunto, conminando a la propia DGT, a que tome medidas que traten de resolver el conflicto.

Desde la institución defensora del ciudadano, se han realizado algunas cuestiones a las partes, con tal de acercar posturas. Los examinadores han mostrado al defensor, que la DGT no habría cumplido aún los compromisos alcanzados hace dos años.

El Defensor del Pueblo ha tratado de comprobar ese posible déficit estructural que denuncian los examinadores, y por el cual aún no se habría cubierto las plazas por demanda o jubilación. La falta de compromiso para alcanzar una solución, solo está ocasionando que acabe convocándose, la más que probable huelga indefinida.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dos × cuatro =