José Luis Feito.

El Instituto de Estudios Económicos, el ‘laboratorio de ideas’ de la CEOE, se alinea con el Círculo de Empresarios y con instituciones internacionales como el Fondo Monetario Internacional y la OCDE, y pide al Gobierno que suba el IVA si no queda más remedio que tocar la carga impositiva, en lugar de incrementar las cotizaciones sociales tal y como se ha hecho, o abordar otra reforma del IRPF.

En realidad, el IEE es más partidario de los recortes en el gasto. Critica con contundencia la subida de los ingresos a cuenta del Impuesto de Sociedades porque dice que la misma va a penalizar la creación de empleo. De hecho, – señalan-, “los pagos fraccionados en octubre y diciembre han generado tensiones de caja” que, sin lugar a dudas, “redundarán en las inversiones y en la creación de puestos de trabajo”. Es más, no creen que sirva para cuadrar el déficit en 2017. Sí este ejercicio pero no el que viene. Para entonces, la previsión del organismo que preside José Luis Feito es de un desfase negativo en las cuentas del Estado de 3,3%, dos décimas por encima de lo que exige la Unión Europea.

El IEE cree que una subida del IVA, unida a la de los impuestos especiales ya prevista, podrían hacer recaudar 15.000 millones de euros y, así, evitar la de las cotizaciones sociales también programada. Una iniciativa que no ha gustado nada a los empresarios. Hasta tal punto que creen que afectará no sólo a la creación de empleo sino también al paro estructural. Es decir, a las posibilidades de retorno al mercado de trabajo de los parados de larga duración y de baja cualificación.

En concreto, el IEE critica el aumento de la base máxima porque “ elevará considerablemente los costes laborales de las empresas y, por lo tanto tendrá un impacto negativo en el empleo y la competitividad “, señalan en su último informe en el que también se critica la subida del Salario Mínimo Interprofesional porque “no es la respuesta para aumentar de forma duradera los salarios ni para combatir la desigualdad, puesto que disminuye la probabilidad de acceso al mercado laboral de algunos colectivos, como los más jóvenes y los que tienen un nivel de cualificación menor.  Además, en España puede provocar una subida salarial generalizada”. Y a eso no están dispuestos los asesores de los empresarios porque “es negativo para la competitividad de la economía española”.

De hecho, según el IEE, la subida del salario mínimo puede precarizar, aún más, los niveles retributivos de las empresas ya que “se puede tender a pagar esta cantidad a los más jóvenes, y a prescindir de los trabajadores de más edad y antigüedad, con niveles superiores”. El informe concluye señalando que “la existencia de salarios bajos poco o nada tiene que ver con el SMI”. El IEE propone como alternativas la flexibilización del mercado de trabajo y el aumento de la formación.

 

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

1 Comentario

  1. si soy también partidario de subir el IVA porque si no nuestros empresarios se van a arruinar y no van a crear empleo por ejemplo yo lo pondría del 21% al 50% por ejmplo con éso no se arruinarian podrían contratar a más personal claro que tendrían que exportarlo todo porque no se quien en éste país podría comprar algo, sres. por qué no dicen que lo que hay que hacer es de 450.000 politicos viviendo a tutiplen en dejarlo a 7000 1000xcada provincia que ya creo que son bastantes y de más de 3.000.000 de funcionarios que la mayoría se jubila a los 61 años o antes reducir ésto creo que en dos años a pesar de que la elite siguiese pillando a manos llenas, el problema estaría resuelto

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

7 − 4 =