La gestora ha aplicado finalmente la pedagogía de los hechos consumados, la del pragmatismo puro y duro. Más vale escaño en mano que cargo perdido. Aunque hasta ahora mismo muchos de los diputados díscolos con la gestora enarbolaban sin ambages el “no es no” a un gobierno del PP de Mariano Rajoy, la mayoría de ellos ha optado finalmente por mantener fidelidad al escaño antes que mantener la postura que votaron mayoritariamente en el comité federal del pasado julio. Fidelidad al partido, se excusan.

Más vale escaño en mano que cargo perdido

Solo los siete diputados del PSC en el Congreso de los Diputados, de los 85 con que cuenta la bancada socialista tras el 26-J, mantienen a escasos días del comité federal del domingo 23 que votarán “no” en la inminente sesión de investidura que acometerá el líder del PP. No sé sabe aún qué harán los diputados de circunscripciones cuyos barones mantienen firmes sus posturas contrarias a la abstención, como los casos de Cantabria, Castilla y León, Baleares, Murcia o Madrid.

Aunque previsiblemente el nuevo comité federal del domingo se decante mayoritariamente por el “sí” a una abstención a Rajoy, después del decisivo paso adelante en este sentido dado por la federación más influyente y numerosa, la andaluza de Susana Díaz, la militancia ha mostrado su estupefacción generalizada en las incontables asambleas locales celebradas a nivel estatal durante estos días de debates interminables.

La reunión de los diputados y senadores del PSOE en la Cámara Alta este pasado martes dejó bien claro que el “solar” del PSOE, prácticamente en situación de demolición y ruina, como insinuó metafóricamente el presidente de la gestora, el asturiano Javier Fernández, no tiene más alternativa que votar abstención al PP y dejar para un “congreso de reconstrucción” sin fecha las tareas de reconducción ideológica y estratégica.

antonio-hernando

Tan abatida está la bancada socialista con el panorama al que se enfrentará estos días decisivos que solo tres de los 17 parlamentarios que tomaron la palabra mantuvieron argumentos claros a favor del “no” a Rajoy. Otras voces ya han adelantado que serán “fieles” a la decisión del máximo órgano del partido, el comité federal, que se prevé tranquilo y totalmente controlado a favor de una mayoría que optará por la abstención “como mal menor”.

El número dos de Pedro Sánchez, César Luena, es uno de ellos. Aunque quiere mantener al mismo tiempo viva la llama rebelde de la militancia, instándolas a que se mantenga firme en su “no” al PP, Luena será uno de los diputados que se abstendrán por “fidelidad” al partido. Es de prever que el propio Pedro Sánchez se someta del mismo modo, aunque llama la atención que su asiento en la cuarta fila del Grupo Socialista haya quedado sin ocupar durante el pleno de la Cámara Baja esta semana, pese a su vuelta del viaje familiar por Estados Unidos.

También otros diputados del PSOE seguirán esta línea del no pero sí, como los del País Vasco. Su secretaria general, Idoia Mendia, ha hecho pública la consigna de abstenerse a los diputados que el PSE-EE, aunque al mismo tiempo defiende sin remilgos el “no” a la investidura de Rajoy porque, asegura, la abstención del PSOE no impedirá que “más pronto o más tarde” se convoquen elecciones.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

1 Comentario

  1. Va tener Cristina Fallarás razón absoluta en eso de que “Podemos ES la oposición”. Salud y República.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

6 − 2 =