Ya no sólo es Linklaters, el despacho internacional en el que trabajó como primer directivo. Ahora resulta que Sebastián Abella, el nuevo presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores, tiene un hermano, Francisco, que es socio de la firma N+1, actual Alantra, la sociedad de banca de inversión de Santiago Eguidazu. Sobre las cuestiones que surjan en torno a estas dos sociedades, Abella deberá abstenerse. El dice que va a cumplir escrupulosamente la Ley, pero durante su comparecencia en el Congreso para presentarse ante la Comisión de Economía, los diputados del PSOE y de Podemos mostraron sus reservas. En otras palabras, se opusieron a tal designación.

El hermano de Sebastián Abella ya trabajó para AB Asesores, la que fuera mayor gestora independiente española de inversiones que, en 1999, fue adquirida por Morgan Stanley. Prestó sus servicios en el departamento jurídico y, posteriormente, “fichó” por Alantra. En la actualidad es el secretario general de su consejo de administración.

En esta firma han expresado su sorpresa por el nombramiento del hermano de su ejecutivo como nuevo presidente de la CNMV. Es por eso que han manifestado que van a ser escrupulosos a partir de ahora. Alantra ha asesorado en operaciones tan importantes, financieramente hablando, como la compra por parte del fondo buitre Blackstone de una cartera de hipotecas de alto riesgo de Catalunya Banc por valor de 6.400 millones de euros. En la actualidad emplea a casi 350 profesionales. Opera en 19 países y gestiona patrimonios por un total de 3.200 millones. Ahora, su actividad se verá limitada por la circunstancia de tener un secretario de su consejo de administración emparentado directamente con el mismísimo titular del regulador que debe supervisar muchas de sus operaciones.

Abella, en el Congreso de los Diputados, no vio tanto problema como parece indicar su situación familiar. Pero lo cierto es que existe un importante conflicto de intereses. No sólo por este motivo sino porque la sociedad en la que trabajaba el nuevo presidente de la CNMV, Linklaters, participa como asesor de Abengoa en la emisión de bonos por un total de 2.054 millones de euros. De todos es conocida la situación financiera crítica de esta sociedad, en la actualidad.

También, Linklaters ha asesorado a Siemens en la fusión con Gamesa.

Durante su comparecencia en el Congreso, Abella explicó que “en el último año únicamente he trabajado para cuatro empresas del Ibex y en el caso de dos de ellas para temas de muy relativa menor significación”. El nuevo presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores explicó que tiene “vocación de servicio público. La he satisfecho solo parcialmente en la primera etapa de mi vida profesional, siempre me he quedado con esa inquietud y voy a llegar al puesto, en el caso de que sea nombrado, con gran ilusión y para satisfacer esa vocación de servicio público plenamente”.

Sebastián Abella se comprometió a cumplir “escrupulosamente la Ley de Incompatibilidades”, y a seguir al pie de la letra las directrices que le señalen en la oficina de conflictos de interés. “Seré riguroso” terminó diciendo. De momento la oposición parlamentaria no le cree.

 

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

trece + 13 =