“…La muerte viaja en ambulancias blancas

Pongamos que hablo de Madrid…”

 

Ya lo predijo Joaquín Sabina y lo cantó Antonio Flores. La Empresa Municipal de Servicios Funerarios y Cementerios de Madrid, ha anunciado la renovación de su flota de coches fúnebres, realizando un cambio radical en el color de la carrocería de los mismos, A partir de ahora en Madrid, veremos la muerte viajando en.. coches blancos.

La funeraria de Madrid ha cambiado varias veces su color corporativo. El Ayuntamiento socialista de Tierno inauguró los primeros tanatorios de Madrid en granate; con el PP el color fue el azul; en la etapa gestionada por una empresa privada fue el verde y en la nueva etapa 100 % municipal, con Ahora Madrid, será azul y blanco.

 

PERO ¿DE QUÉ COLOR HAY QUE “VESTIR” LA MUERTE”?

Los colores no solo aportan valor estético, estudios psicológicos nos muestran como un determinado color puede producirnos distintos efectos. Los colores dicen mucho de nosotros, de nuestro carácter, de nuestro estado de ánimo, de nuestras creencias…y también provoca el efecto que queremos transmitir a la percepción del otro. El color es todo un símbolo único y propio que nos transmite una energía u otra, ¡hasta en la muerte, hay colores para todos los gustos!!

Se cree que la tradición de vestirse de duelo procede de la costumbre semita en la que se ennegrecían la cara con cenizas para hacerse irreconocibles a la muerte. Cada religión o creencia viste el luto de un color. Por ejemplo en el Imperio Romano y en el Antiguo Egipto, era el color ROJO (sangre) el que representaba la muerte y el luto.

Las costumbres y el color del duelo han ido variando. Hoy en día los colores más representativos son el negro y el blanco, pero si recorremos el mundo “vistiendo la muerte” podremos confeccionar un arco iris: En Sudamérica se viste de verde; en Sudáfrica es el rojo el color del duelo; el azul es el color del duelo en México y en Irán y también lo fue en la antigua Bretaña; azul pálido en Siria; En Tailandia y en Brasil el luto es morado; algunos budistas chinos utilizan el amarillo; en Egipto es el naranja o amarillo; en la India el marrón…

El NEGRO es el color del duelo en la mayoría de los países del oeste y en la religión católica, mayoritaria en España, aunque el color litúrgico de las misas funeral es el morado, desde el Vaticano II. En el caso de los niños se utiliza el blanco.

Es curioso que el luto en el catolicismo este asociado a las mujeres y fuera una imposición social durante muchos años. Muchas de nuestras mujeres vistieron siempre de negro, no por gusto sino por imposición, ¡que lo pregunten en La Casa de Bernarda Alba!

Pensar en negro es crearnos un ambiente de tristeza, de negatividad. Un día negro, como el “jueves negro de Wall Street”, es un día horrible.

El BLANCO era el color que utilizaban las mujeres romanas y griegas hasta el siglo II. Fue el color del luto de las reinas europeas medievales. Tradición que se mantuvo en España hasta finales del siglo XVI. La reina Fabiola de Bélgica lo recuperó en el funeral de su marido, el Rey Balduino I de Bélgica. Las doncellas francesas vestían el “deuil blanc o luto blanco”

En la actualidad, el blanco es el elegido por muchas culturas como el mejor color para un funeral, el color de la pureza. Es utilizado en el duelo en los países del Este, en China, en Japón, Korea, Medio Oriente y muchas poblaciones budistas.

Para el Hinduismo, que utiliza el color blanco, la muerte no es el final y por ello prohíbe el luto y las lamentaciones excesivas. El blanco expresa la idea budista de “venir vacío, irse vacío”. El Blanco es el color asociado a la paz, a los Angeles. En los rituales de santería se viste a la Santa Muerte de blanco para conseguir la purificación total.

Según un estudio publicado por la revista Forbes: “Si manejas un auto blanco, reflejas juventud, frescura y una imagen moderna. Este color sugiere buen gusto, elegancia, calidad y se asocia con la pureza. El 24 % del mercado mundial posee un auto de este color”

De Madrid al cielo, volando con alas blancas.

Pero mientras nos llega el momento de viajar con alguna funeraria “en transporte blanco o negro”

¡llenemos el lienzo blanco de la vida de mil colores!

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorExtremadura en el mundo
Artículo siguienteHarry Potter: The Exhibition abre sus puertas en Madrid

Experta en Protocolo y Organización de eventos. Experta Gestión en Servicios Funerarios. 30 años de experiencia en el sector funerario.
Presidenta y fundadora de las Asociaciones Fraternidad Cívica-Cementerio Civil y Asociación Cementerios. Fundadora de la Asociación Aquellos Jóvenes.
Delegada en Madrid de la Fundación para la Cooperación APY-Solidaridad en Acción.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dos × 1 =