Hoy sábado se ha celebrado, en el Centro Cívico de Oliver, la entrega de diplomas a los ocho agentes comunitarios que han participado, a lo largo de los últimos meses, en la campaña “Zaragoza recicla”. Esta iniciativa, que arrancó hace algo más de un año en el Casco Histórico, se extendió también al barrio Oliver, ampliando así el número de vecinos que se han podido beneficiar por la misma. “Zaragoza recicla” se realiza por el Ayuntamiento de Zaragoza y Ecoembes en colaboración con la Federación de Asociaciones de Barrios de Zaragoza, FABZ.

En el acto de hoy han intervenido la Consejera de Participación, Transparencia y Gobierno Abierto, Elena Giner, así como técnicos municipales y de la FABZ. Los protagonistas han sido, en cualquier caso, los ocho agentes comunitarios que han recibido sus diplomas: Eva Escaño, Daniel De los Santos, Cristián Hervás y Leticia Aranjelo, de Casco Histórico; y Vicente López, Allal Rhedaifa, Soraya Motos y Mercedes Aguaviva, de Oliver

Una campaña participativa en colaboración con los vecinos

La campaña “Zaragoza recicla” basa su diseño en el programa de Agentes Comunitarios del PICH, un proyecto de inserción socio laboral dirigido a personas con problemas de integración en el mercado laboral por diferentes circunstancias personales, familiares o sociales. En esta edición, y dado el éxito que tuvo la celebrada el pasado año, se han implicado en la campaña tanto el Plan Integral del Casco Histórico (PICH) como el Plan Integral de Barrio Oliver (PIBO).

La campaña se inició en Casco Histórico, donde se actuó entre los meses de septiembre y noviembre llegando, en esta edición, al Gancho y a las zonas del Barrio de Jesús y Arrabal que también forman parte del PICH. Posteriormente, entre los meses de diciembre a febrero, la campaña se ha trasladado a Oliver. En este distrito se ha contratado a ocho agentes.

En el barrio Oliver se ha trabajado con una doble vertiente: por un lado imitando la primera fase de Casco Histórico en los comercios, bares, entidades y empresas del barrio, y por otro con familias residentes en el barrio Oliver de Zaragoza.

Además, se ha incidido con más energía en la población infantil, realizando charlas y talleres adecuados a los niños y niños del barrio.

Desde la Federación de Barrios se ha desplegado y coordinado la campaña de sensibilización con los agentes comunitarios, planteándose los siguientes objetivos:

  • Concienciar a vecinos y vecinas del Casco Histórico y del Barrio Oliver de la importancia y el valor de reciclar.
  • Dotar a los comercios, bares, organizaciones y empresas del Casco Histórico de la información necesaria para realizar una tarea correcta de separado de envases.
  • Contribuir al bienestar de los barrios convirtiéndola en una zona activa de reciclaje y creando compromiso con el medio ambiente.
  • Crear puestos de trabajo a personas residentes en el Casco Histórico y en Oliver.

 

Para desarrollar la labor de sensibilización dentro de los barrios se contrató a 8 agentes comunitarios (cuatro de Oliver y cuatro de Casco Histórico) residentes en la zona, que previamente fueron formados por AMEDIAR (Asociación de Mediadores de Aragón) y ECOEMBES.

Por otro lado, se seleccionó a 40 familias participantes -20 residentes en Casco Histórico y 20 residentes en el Barrio Oliver– paras ser formados en educación para el reciclaje de manera personalizada.

 

En El Oliver se han visitado los siguientes recursos:

  • 3 Colegios
  • 1 Instituto
  • Centro Sociolaboral
  • Centro Comunitario
  • Centro de Tiempo Libre
  • Biblioteca
  • 2 Escuelas Infantiles
  • 1 Centro de Salud
  • 1 Centro Formación para el Empleo
  • 130 Comercios del Barrio

 

De los ocho agentes comunitarios cuyo trabajo ha sido reconocido hoy, cuatro son de Casco Histórico y provienen de la fase 1 de “El Casco Histórico también Zaragoza” por lo que esta es su segunda experiencia en el Proyecto. Los otros cuatro son de Oliver, y se han incorporado al proyecto en el 2016/17, al comienzo de la fase “El Barrio Oliver también Recicla”.

Aunque sus perfiles son variados, el denominador común es que se trata de personas con dificultad para el acceso al mercado laboral, ya que están situados en sectores vulnerables (personas mayores de 45, jóvenes sin formación específica, mujeres y migrantes). Uno de los objetivos del proyecto es la inserción laboral de los agentes comunitarios que conduce a una mejor integración en la sociedad.

Estas acciones están sufragadas por Ecoembes y tienen un presupuesto total de 75.000 euros. Hay que destacar que, además de la vertiente puramente divulgativa sobre aspectos de reciclaje de envases, el enfoque de la misma suma también un interés especial por la creación de empleo en los barrios en los que se trabaja, así como en la formación de los agentes y en la vertebración social de los distritos, mejorando las relaciones entre los vecinos y favoreciendo el diálogo y la participación.

 

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

5 × 5 =