Nueva documentación a la que ha tenido acceso Diario16, muestra cómo, en uno de los peores días que pasó el Popular en referencia a su liquidez, el ex gobernador del Banco certificaba a Mario Draghi, presidente del Banco Central Europeo que la entidad que acababa de solicitar una línea de emergencia de liquidez era, aún así, solvente y líquida. Ese día, apenas 24 horas antes de que Emilio Saracho comunicara la inviabilidad siguiendo las instrucciones de Uría y Menéndez, instituciones, organismos y empresas públicas retiraron miles de millones de euros en depósitos. Sin embargo, a pesar de esto, el Banco Central Europeo remitió al Banco de España una valoración positiva de la situación de liquidez y de solvencia del Popular y que, por tanto, se había procedido a conceder la ELA.

En concreto, Linde comunica a Draghi lo siguiente: «Hemos solicitado y recibido una declaración positiva de la autoridad de supervisión del BCE, responsable de la supervisión microprudencial del banco, de su solvencia para el propósito de recibir ELA y su posición de liquidez. No se esperan consecuencias transfronterizas significativas de la situación del banco. Sin embargo, el banco se considera de importancia sistémica para el sistema bancario español». Por tanto, según estas palabras, ni siquiera el Banco de España esperaba que al día siguiente Emilio Saracho declarara la inviabilidad.

Por otro lado, el mismo Linde afirma que tanto el MUR, la JUR, el FROB y la Comisión Europea estaban informados de la situación solvente y líquida del Popular. Por tanto, queda clara la responsabilidad directa de quienes asistieron a la reunión del día 3 de junio en la que se determinó el cronograma de la resolución de la sexta entidad financiera de España y en la que se decidió arruinar a más de 305.000 familias para rescatar al Santander.

 

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

10 Comentarios

  1. Buenos días DIARIO 16
    Sois unos campeones
    Si la tv iciera vuestro trabajo ya nos habrían devuelto lo que nos han robado.
    Un arruinado.

  2. Bom dia e obrigado diario16. Falamos, falamos, falamos…sabemos que temos toda a razão, e que fomos roubados por Saracho que trabalhou para o Santander, e que alguem com uma carta falsa em nome de Saracho (provavelmente um outro alguem do Santander assinou essa carta) roubaram-nos e arruinaram-nos. O Banco Popular era um banco que prestava muito melhor serviço que o Santander e era um banco mais sólido e com mais potencial. Sofremos com este roubo discarado, em que apenas o diário16 nos defende e faz o trabalho da Justiça.
    A Justiça Espanhola e europeia nao se vê mexer uma palha. Isto vai por muito maus caminhos, com o roubo e corrupção que espalha o Santander e que ninguem os pára.

  3. Otra prueba más que de muestra esta estafa que quedaría en el olvido sino fuera por Diario 16 Don Esteban Cano y por supuesto el resto de empleados del periódico muchas gracias y seguir en la lucha en favor de los 305000 robados por su gobierno y una banda organizada dirigida desde el santander para ejecutar esta estafa

  4. Un juzgado de Vitoria anula una compra de acciones del Popular tras la ampliación de 2016
    El juzgado coincide con otras sentencias que apuntan a la “defectuosa información” de la entidad que no reflejaba su verdadera situación de “inexistente solvencia”.

    El Juzgado de Primera Instancia nº 4 de Vitoria-Gasteiz ha dictado la primera sentencia en Euskadi que declara la nulidad en la adquisición de acciones de Banco Popular. Esta resolución constata que la “defectuosa información” de la entidad no reflejaba su verdadera situación de “inexistente solvencia”.
    La sentencia aplica la doctrina judicial del ‘caso Bankia’ y declara nula una orden de suscripción de acciones del Banco Popular efectuada el 5 de noviembre de 2016, según ha informado en un comunicado el despacho Ate Asesores Legales.
    Esta es, según Ate, la primera sentencia dictada en Euskadi que declara la nulidad en la adquisición de acciones de Banco Popular. La compra anulada se refiere a acciones posteriores a la ampliación de capital del banco ralizada entre mayo y junio de 2016.
    Además, se trata de acciones adquiridas en bolsa o mercado secundario. La sentencia declara “la notoriedad de la inexistente solvencia del Banco Popular”, y prioriza y ratifica el informe pericial económico aportado por el demandante, frente al presentado por la entidad bancaria, según ha destacado el despacho de abogados que ha llevado este caso.
    El Juzgado de Primera Instancia nº4 de Vitoria condena a la entidad bancaria a devolver la inversión total del accionista más los intereses desde el desembolso. Además, declara la existencia de “vicio” en el consentimiento en la orden de compra y suscripción de acciones derivada de la “defectuosa información” de Banco Popular, la cual “no reflejaba la verdadera situación económica y financiera de la entidad emisora de las acciones”.

  5. Entran en el gobierno siendo estafadores, que podemos esperar de ésta clase de políticos. La corrupción campea a sus anchas y es poco lo que se hace.
    Parece que compiten entre ellos para ver quién es mas sinvergüenza.

  6. Tienen que sancionar también a todos los que tenían información privilegiada unos días antes de la resolución del Popular y sacaron el dinero para hundirlo.
    Entre ellos el Ayuntamiento de Madrid y Barcelona gobernados por Podemos=Hipócritas.

  7. Ojala éstos perros mal nacidos encuentren su merecido.
    mientras otros no han necesitado robar los ahorros a los españoles para ser una de las fortunas más grandes del mundo y a demás dando ejemplo con donaciones y ayudando con descripción.

  8. Leer lo que pone esta hijo de la gran puta
    Albella critica el bajo nivel de ahorro de los españoles en productos financieros
    para que pedazo de cabrón para luego no hacer tu trabajo y dejar hundir las cotizaciones par que los tiburones arrasen con todo me cago en tus putos muertos y siles esto y tienes algo que decir déjate caer por santander que texaco las tripas
    MISERABLE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dieciocho − 9 =