El líder no se amedrenta. Procura no sufrir tomando una perspectiva global y positiva, y no le da miedo el futuro. Reflexiona y actúa. Confía en sus colaboradores, aunque no sepan hacer las cosas, espera que sabrán hacerlas y que aprenderán de sus errores.
Sabe que el conocimiento de todos los libros del mundo no vale de nada si no se convierte en acción. Su acción está desprovista de cualquier expectativa, de cualquier intento de control o de imposición de poder. Es consciente de que un problema tiene siempre solución. Sabe que los problemas son la medicina para nuestra mente embotada y que no fluye. Una situación problemática es la ola que nos empuja a una playa de paz, y siempre incluye una oportunidad de cambio para bien nuestro. Los problemas que no se pueden solucionar, inmediatamente se alejan para un mejor momento. Con las personas les ofrece su conocimiento, su valor y todo aquello que tenga incluido lo negativo.
El líder anima siempre haciendo consciente, busca el equilibrio, compensa una fuerza con la contraria, sabe lo que tiene que hacer en la acción, no establece prioridades, no establece jerarquías. No califica los trabajos como de mayor o menor importancia. Su valor es igual al de cualquier otra persona, pero valora su experiencia y su conocimiento.
No lleva el mundo a sus espaldas, ni ningún problema, siempre busca soluciones. El líder conoce la perspectiva especular, sabe que “Como es Arriba es Abajo”, que todo lo grande tiene una equivalencia en lo pequeño, que Todo es Uno, que existen diferencias pero no diferenciación. El líder pregunta al que le formula una pregunta, que ¿Cuál cree el/ella que es la solución?. Comprende que todo el mundo sabe en el fondo lo esencial. Sólo hay una diferencia de estructura de pensamiento. Está totalmente volcado en el presente con todo su corazón. Conoce el valor del silencio.
Sabe mirar al pasado como su mejor consejero. Es consciente que el conocimiento es la única autoridad posible. Entiende que el verdadero poder no se ejerce, ni puede ser ejercido. Valora el esfuerzo como el único camino para adquirir poder. Sabe que sirve a un interés y una sabiduría mayor que él mismo. Es capaz de sacrificarlo todo, incluso a sí mismo para ayudar a los demás, si fuera imprescindible, no obstante busca su bien y felicidad en él mismo. El líder sabe que: UN CAMBIO EN EL CORAZON ES LA MAYOR ACCION. No siente la necesidad de actuar, ni de pensar, ni de nada, estando vacío de toda expectativa confía en la justicia de la vida.
Está comprometido con la no violencia. Busca todos los caminos para resolver un problema de forma pacífica, pero no tolera la injusticia, ni para sí, ni para los demás, ni la crueldad.
En el líder las virtudes desarrollan su trabajo, sin necesidad de vanagloria.
El sabe que nunca ha tenido nada, que todo es de la vida y está lleno y completo. No quiere gloria, ni fama para sí mismo, pero las acepta con agradecimiento. Es el primero para afrontar lo difícil y el último para recoger los beneficios y los laureles. Sabe que su cuerpo perecerá, y que ese día está escrito en el Libro de la Vida. No teme a la muerte porque él es la vida. Triunfa en cada derrota cosechando sabiduría y valor por haberlo intentado. Logra experiencia en cada éxito y aprende, sabiendo en las cosas que ha errado a pesar de su éxito. El líder sabe: esperar, no se apresura si no es necesario, pensar, fija su atención sobre los problemas y encuentra posibles soluciones, utilizando su reflexión profunda y su creatividad. Dar y recibir, pedir y otorgar. Suplicar y ser generoso como el Sol. No sube cuando triunfa, ni baja cuando fracasa. El líder no comprende el concepto fracaso. Sabe que el pensamiento genera el sentimiento, y que todo ser es absolutamente independiente y capaz de darse a sí mismo lo mejor. Ama ilimitadamente la vida, el orden y la armonía que representan, y trabaja para su desarrollo y expansión.
El líder abraza la muerte de su cuerpo como a su mejor amiga, pero no la espera. Sabe que sabe que sabe, pero no se identifica con su conocimiento y lo saluda como un viejo amigo cada mañana. Conoce el valor de inocencia, la fuerza del instinto y el poder de la intuición. Reconoce que no conoce y que todo lo que conoce es relativo a lo conocido. Comprende a cada cosa y a cada persona por lo que es y por lo que representa. El líder sabe el valor de todo y conoce el valor de la nada. Cuando no sabe, busca la información.
Mastica la realidad con su lógica y razonamiento (que divide en partes, ya que nuestra mente, no puede asimilar la realidad como un Todo, miramos a través de la ventana de nuestra casa interior y sólo vemos en cada momento una parte), e ingiere lo que ocurre o piensa para hacerlo parte de si mismo.
Respeta y cuida su cuerpo como un vehículo del espíritu y como hijo de la Vida. Hace lo posible y consigue lo imposible. Es capaz porque emprende lo que puede y lo que no puede. Es sagaz porque sabe mirar al corazón de las personas y de las cosas. También conoce la mentira como parte de la Vida y definidora de la Verdad. Reconoce en el miedo a la prudencia y busca su consejo y apoyo, como un hijo se acerca a su madre.
No se anticipa pero prevé. Cree en la táctica más que en la estrategia.
No busca el éxito, porque él es el éxito mismo. Ama a la materia como constructora de la Vida. Ama al espíritu como cuidador de todo y padre paciente. No se empeña en causas pequeñas y aunque lo valora todo, su objetivo es llevar la felicidad a todo lo que existe, y después arrodillarse, reír y llorar a un tiempo. El líder ama a su mujer, a sus amigos y a su familia, a su ciudad, a su región, a su patria y al mundo, pero no se aferra.
Mira a un niño como la respuesta a todas las preguntas, y como al rey del mundo, y antepone su cuidado a todo. Cualquier ser es en principio su amor, su cómplice y todo, respeta absolutamente la libertad personal y no crea compartimentos estancos. Defiende que cualquier grupo al que pertenezca, deberá estar al servicio de la Sociedad, o no se sentirá parte de él. El líder no pone más fronteras que las que ponen otros, pero una vez puestas las respeta. No coloca por delante del interés individual el interés general, siempre intenta buscar una armonía de intereses, y recordarles a los interesados que ellos tienen el poder de cambiar el mundo mejorando su corazón. Se sabe uno con el Universo, también sabe que respira y siente. Y desde su pequeño cuerpo, pide ayuda y la obtiene. No reconoce otra autoridad que la de su propia conciencia. Hace lo que cree justo y lo que debe hacer con alegría y gozo en su corazón, sabiendo que está contribuyendo al orden de la existencia. Espera hasta que se cansa de esperar, y entonces actúa. En su acción es siempre generoso. En su mente lleva las palabras: “En que le puedo servir” . Y en su corazón su divisa es: “Yo vine a entregarme”. El líder sabe que no es EL LIDER. Cuando se refiere a sí mismo se ríe, le gusta cantar por las mañanas y antes de dormir. Y su canción siempre dice: ¿Quién puede vender la paz de un niño durmiendo, las tardes con mis padres o el tiempo que estoy queriendo?…..
Respeta a todos los credos e ideas, ya que sabe que son expresión de la búsqueda de la Verdad. También pide respeto por sus ideas y opiniones y el derecho de exponerlos en un tiempo pactado. Cree en la confianza como su mayor capital y lo ofrece totalmente, sin reservas y con prudencia.
Se ve actuar y no se identifica con sus actos, sabe que todo el Universo tiene que estar de acuerdo para que algo ocurra, ya que ¿Podrá hacer lo que tiene planeado si no amanece?. Sabe ser duro para enderezar con todo el cariño y dulzura a quien que ha perdido su Norte. Se pondrá junto a él como una vara junto a una planta. Su paciencia no conoce límites porque está seguro de su triunfo, que ya ha ocurrido. No necesita vivir porque ya ha muerto. No necesita morir porque está vivo. Eros y Tánatos no juegan más, se han unido y celebran su victoria. Sabe que la belleza es un valor relativo. ¿Ha visto alguien todas las playas de todos los planetas?.
Es consciente de que el esfuerzo y el sacrificio son un valor absoluto. ¿Quién puede pedirle algo más al que lo da todo?.
El líder sacrifica su soberbia todas las mañanas en el altar de la Vida. Saluda a su espíritu como dador de su vida, reza y alaba al que vive dentro de si, para que crezca en sentimiento y lo abarque, y a El entrega su voluntad.
Cree en la disciplina como único medio para respetarse a sí mismo, y su palabra vale tanto como un compromiso escrito en piedra y firmado con sangre. El hará todo lo necesario para cumplirla, y si no puede compensará generosamente al que ha producido un daño. Es capaz de todo por amor, y se une a alguien para vivir despacio haciendo mucho. Vive ahora lo que no vivirá mañana. Goza de la vida, sorbo a sorbo hasta la última gota, sabiendo que la viña ha sido cuidada para él. Cuida su mente, nutriéndola de buenas lecturas, escribe, medita, investiga, piensa y está siempre dispuesto a aprender. Cuida su corazón descansando en la familia, buscando a sus amigos y procura quejarse poco y dar mucho las gracias.
Busca a los humildes de corazón porque ellos son su meta. No se mide con la vida, no pone en una balanza su valor. Ve cuando mira, escucha cuando oye, y siente. Vive en su cuerpo, pero no para su cuerpo. Vive en su mente, pero no para su mente. El líder vive no sólo para sí. Es ecuánime, para él tiene el mismo valor abrazar a un mendigo que construir mil mundos.

 

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorSeguridad Integral Canaria se hunde por deudas e impagos a trabajadores
Artículo siguienteEl Consejo General de la Abogacía aclara que la asesora de Juana Rivas no es abogada
Presidente de la ONG Paz en Acción, Director de Radionuevaera.es Coproductor del Programa Tiempo de Cambio en Madrid. Coach, empresario, escritor y conferenciante. Tiene un profundo interés por todas las ciencias humanísticas, dedicándose al estudio de la Psicológia, especialmente el análisis de C.G.Jung, mediante una introspección de más de dos años. También se forma en técnicas bioenergéticas durante un año y medio, y meditación, tres años. Su interés por comprender al ser Humano y su destino. Desarrolla varios productos que comercializa a nivel nacional como: -CURSOS DE AUTOAYUDA (12 TÍTULOS) -LIBRO: RELACIONES HUMANAS. -REVISTA: EL MUNDO DE LO INCREIBLE -PROGRAMA ELIMINE SU ESTRÉS Y PROGRAMA DE VALORES PARA UNA CULTURA DE PAZ -LIBRO: TECNICAS ÉTICAS DE VENTA

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

4 × 4 =