Creemos hablar un lenguaje que sólo los pájaros saben descifrar. Avanzar a través de la tarde, mordiendo tu boca, por ejemplo, como si un mensaje encriptado fuese, en el que sólo los nómadas supiesen defender.

Aquí, ajado sobre el techo de tu pecho, imploro un día más sobrevivir al reino de tus ojos. Despojarme de esta podredumbre que sólo a los hombres nos evoca y que con nuestro dolor hacemos participes al resto de los mortales. Que no queremos que nuestra felicidad tan imperfecta, tan humana, puede alcanzarse en esta vida como parte de una virtud donde podemos emplear una serie de seres humanos e instrumentos a nuestro antojo.

Tres mujeres al día son violadas y obligadas a practicar sexo sin su consentimiento. Cada semana ejecutan a una madre, a una hija, a una hermana. Este es el parte de guerra con el que nos hacen vivir a los hombres. Los otros, los desahuciados, los machos ellos, los dominantes, los de siempre que se creen con la verdad absoluta, con el poder de seguir esclavizando al resto del mundo bajo la tiranía de su dolor y de su padecimiento, de su poder y de sus miserias. Con la inquebrantable obstinación de someternos a su voluntad, sin límite alguno.

Creemos saber hablar un lenguaje que sólo los pájaros saben descifrar. Sin embargo, esta es nuestra batalla, no sólo de ellas. Enfrentarnos ante nuestros propios demonios, aceptar la barbarie con la que hemos doblegado los designios de la historia.

El discurso del dominio del hombre ante la naturaleza sólo nos dejó la desolación de los imperios, la caída de las civilizaciones, la plasmación que el ser humano existía en el mundo con el único objetivo de destruirse a sí mismo. Si esto es así, si es cierto lo que los demonios dictan en lo más hondo de los hombres, yo reclamo no pertenecer a esa estirpe. Proclamo fundar un nuevo orden, donde la ternura tenga cabida. Donde hablemos el mismo idioma, aunque no nos conozcamos.

Creemos hablar un lenguaje que sólo los pájaros saben descifrar y, sin embargo, no nos damos cuenta que sobre nuestros pechos anidan sus alas y con ellas la libertad de todos los hombres, que pertenecemos al imperio de la luz de unas pupilas, que los sueños no conocen muros ni fronteras, mientras que imploro sobre tus labios mi única piedad, donde el caos antiguo, donde los viejos claustros de la memoria proclaman tu nombre sobre todos los hombres, proclaman gloria a pesar de las derrotas.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorLost in Tabarnia
Artículo siguiente“Nos cuesta enfrentarnos al tabú de que existen niños o niñas que disfrutan humillando a otros”
Guillermo de Jorge (Guillermo George Hernández), Santa Cruz de Tenerife, 1976. Cursó Filología Inglesa en la Universidad de La Laguna. Suboficial del Ejército de Tierra del Arma de Infantería, es Diplomado Superior de Montaña por la Escuela Militar de Montaña y Operaciones Especiales del Ejército de Tierra. Ha participado en operaciones de seguridad y misiones de paz, significando su estancia en Mauritania, Afganistán e Irak. Ha estado en países como Marruecos, Portugal, Senegal, Sierra Leona, Kuwait, Francia. Poeta - soldado, armas - letras, en la actualidad ejerce la presidencia de la Asociación Nacional Círculo Artístico Cálamo. Miembro del Centro Andaluz de las Letras, ha colaborado con medios de comunicación, destacando sus colaboraciones con el Diario de Sevilla, con el periódico La Voz de Almería, el Periódico El Día de Canarias y el Periódico El Mundo. Dirige la Colección “Letras del Mediterráneo”, de la Editorial Playa de Ákaba. En 2008 fue nombrado Miembro del Instituto de Estudios Almerienses. Le ha sido otorgado por la Junta de Andalucía, Diploma por su contribución y participación en Nueva Literatura Almería y fomento de la Cultura 2004. Accésit del Premio Creación Joven de Poesía de la Universidad de La Laguna 2005, actualmente colabora con Diario de Almería y Onda Cero Almería. Ha participado en encuentros literarios de carácter nacional e internacional, destacando el Festival Internacional de Getafe de Novela Negra, el Encuentro Nacional de las Letras Islas Canarias, Festival de Poesía del Mediterráneo o el Ciclo Internacional de Poesía Ciudad de Valladolid, estando sus textos reunidos en varias antologías poéticas y narrativas. DATOS BIBLIOGRÁFICOS Ha publicado diez libros de poemas, entre ellos: “Corporeidad de la Luz", Ediciones Idea, 2006 y “HK-G36E", prologado de Rafael Guillén, Premio Nacional de Literatura. Instituto de Estudios Almerienses, 2008. Ha colaborado con revistas especializadas, como la Revista Literaria Río Arga, Navarra; La Galla Ciencia, Murcia o la Revista Literaria Culturamas, Madrid. Y sus textos han sido publicados en suplementos literarios, destacando: “Selección de poemas" Publicado por el Servicio de Publicaciones de la Universidad de Puebla, México. “Varied poems" Publicado por la Universidad de Columbia, EE.UU. En narrativa ha publicado: “Relatos a Glo”. Editorial Ediciones Idea, 2008. Como Cuadernos de Combate ha editado: “Irak: Diario de un legionario”, publicado por el Periódico La Voz de Almería, 2004. “Afganistán: Diario de un Soldado”, prologado por Lorenzo Silva, Premio Planeta de Novela. Editorial Playa de Ákaba. 1º Edición, Dic 2015. 2º Edición Feb 2016. 3º Edición Sept 2017. Exposiciones fotográficas realizadas: “Afganistán: Pasajes”. Monográfico junto con Lorenzo Silva y comisariada por el artista plástico Fernando Barrionuevo, en la Sala de Arte Contemporáneo MECA Mediterráneo Centro Artístico (Almería, Andalucía).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

nueve − seis =