HomeAway, líder mundial en alquiler vacacional, ha presentado el II Barómetro del Alquiler Vacacional en España 2015, junto a la Universidad de Salamanca (USAL). El informe concluye que el sector de la vivienda vacacional tiene un impacto económico en el entorno mayor que el de los hoteles. En concreto los viajeros españoles que se alojaron en viviendas vacacionales en los 2 últimos años han generado un impacto económico de 4.300 M de euros (*), de los cuales 3.408 millones se destinaron a ocio y alimentación durante la estancia, repercutiendo directamente en los negocios del entorno (comercios, bares, restaurantes…).

Gasto de los españoles: Mayor impacto económico de la vivienda vacacional

Según el estudio, los viajeros que han alternado hotel y vivienda vacacional en los dos últimos años han mostrado unos hábitos de gasto distintos según el alojamiento escogido.

El informe indica que el gasto total en alquiler de vivienda vacacional asciende a 493 euros (el 20% del total), lo que representa por persona 125 euros, mientras que el gasto total en ocio de aquellos que optaron por alojarse en una vivienda vacacional en los dos últimos años asciende a 1.953 euros, lo que representa el 80% del gasto total en sus vacaciones y 497 euros por persona.

Por su parte, los que eligieron hotel en los dos últimos años, gastaron en total en alojamiento 446 euros (lo que supone el 31% del total y 161 euros por persona) y destinaron el 69% restante (972 euros) a disfrutar de su estancia, lo que se traduce por persona en 330 euros.

Por persona y noche, los que escogieron una vivienda vacacional para disfrutar de sus días de descanso y ocio gastaron en alojamiento 21 euros y 85 euros durante toda la estancia, frente a los 46 euros y 94 euros que se gastaron quienes optaron por el hotel para alojamiento y ocio respectivamente.

Todos coinciden: Comida, ocio y transporte, las partidas de mayor gasto

Comidas y consumiciones es la partida a la que más presupuesto han destinado los viajeros que han optado por una vivienda vacacional para sus viajes durante estos dos últimos años (196,2 euros), seguido de ocio (109,4 euros) y de lejos, por el transporte (64,2 euros). Por su parte, compras y regalos (44,1 euros), visitas culturales/cultura (38,8 euros) y deportes (31,9 euros) han sido las categorías a las que han destinado menos presupuesto en su viaje.

Un gasto similar al que tuvieron los que eligieron el hotel como alojamiento, aunque en menor medida: mientras que deportes (19,8 euros), cultura / visitas culturales (32,1 euros) y compras y regalos (36,4 euros) fueron las categorías en las que el gasto fue menor, comidas y consumiciones (113,2 euros, un 42% menos que los que optaron por una vivienda vacacional) u ocio (74,1 euros, un 32% menos que los que optaron por el alquiler para sus vacaciones) fueron las partidas a las que se destinó más presupuesto por parte de este tipo de viajeros, junto con el transporte (47 euros, el 27% menos que los que optaron por la vivienda turística).

Gasto1EL 27% de los viajeros que se alojaron en hotel lo hicieron en pensión completa o “todo-incluido”

En lo que se refiere al gasto por contratación de alojamientos vacacionales y a los viajeros que alternaron hotel y vivienda vacacional en los dos últimos años, el régimen de alojamiento y desayuno fue lo más contratado por parte del 23,4% de los viajeros que se alojaron en un hotel, seguido de la media pensión (22,4%) y solo alojamiento (21,1%). Un poco más del 14% de los viajeros declaran que ha contratado “paquetes todo-incluido” y cerca del 13%, pensión completa (lo que conllevaría un menor impacto en gasto en el entorno durante la estancia).

gasto2Según Juan Carlos Fernández, Director General de HomeAway para el sur de Europa, “los resultados que arroja el II Barómetro de Alojamiento Vacacional demuestran que aquellos viajes en los que la vivienda vacacional resulta el alojamiento elegido, genera un mayor impacto en la zona. Un dato que demuestra la importancia de nuestra industria en España y del enorme valor que aporta a nuestra economía”.

“De los resultados del gasto, se desprende que independientemente de la complementariedad de ambas modalidades de alojamiento, el gasto en los viajes de quienes eligen una u otra forma de alojarse, difiere, mostrando, así, el valor añadido que aporta el alquiler vacacional en las economías locales”, señala Pablo Antonio Muñoz, Catedrático de Marketing de la Universidad de Salamanca.

 

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

12 − 1 =