El Presidente en funciones es ya Presidente a secas. ¿Loados sean los que con su voto lo han permitido? Al menos, dejaremos, por fin, de oír que el Partido Popular ha ganado las elecciones. Fin de etapa. A otra cosa, mariposa.

Leí no hace mucho, en un librito muy instructivo “ las pequeñas virtudes” que para educar a los jóvenes no hay que explicarles que en la vida hay que actuar bien puesto que la virtud es recompensada, ya que pocas veces es cierto, es más, en muchas ocasiones quien obra egoístamente, quien arrolla al prójimo, triunfa sin paliativos.

El asesino- protagonista, en la memorable película Match Point de Woody Allen, siguió su vida como marido ejemplar y padre amoroso porque la suerte, la casualidad, los hados o quién sabe qué, le acompañaron.

Mariano Rajoy es, también, un tipo con suerte, o con lo que sea, no hay duda. Sus circunstancias y su inacción no le han pasado factura en absoluto. Su arrogancia, su indiferencia, acaso astucia, le han servido para seguir donde estaba, pegado como una lapa al sillón. A su alrededor, han acabado todos maltrechos, todo parece dinamitado y él ha salido victorioso.

Ufano, el Señor Presidente ha dejado ya claro que va a seguir haciendo lo que le venga en gana y que los otros tendrán que seguir diciendo amén, que para eso están. Y hace bien, si le dejan, más tonto. ¡Palo, mano dura! Decía la esposa facha del marqués de Leguineche en la divertidísima película de Berlanga “Patrimonio Nacional”. ¡Os vais a enterar! parece decir, con esos ojitos entre picarones y de una suficiencia infinita, el Señor Presidente. No dice cuádrense porque no es militar, pero al tiempo. Hasta se ha permitido en el Congreso hacer una “gracieta” con el asunto de los correos a Bárcenas: se maneja bien con el e. mail, afirma. Toda una declaración de intenciones.

Y se ha permitido tomarse unos días para desvelar su nuevo gobierno. Para poner nerviosos a algunos, para aumentar el suspense, ¡qué sé yo!: los designios del Señor son inescrutables. Se hacen ya quinielas. En alguna se dice que la Cospedal va a ir a Justicia: lo más apropiado. Sí Señor, con dos cojones: la que inventó la categoría jurídica del “finiquito en diferido” destinada a calibrar la balanza de la justicia. Otra virtuosa. Habita hace ya tiempo en las alturas, por la gracia de dios. Ahora ya tendrá un asiento de primera, a la derecha del padre.

Mientras, los socialistas han cavado su tumba ellos solitos. Con dedicación y esmero. La han preparado a conciencia para tenerla lista para el día de difuntos. Cada actuación ha ahondado más la sepultura. Ya caben todos y, sin embargo, Sánchez aún sigue cavando para echar una mano. Todo el verano en la playa sin decir esta boca es mía y ahora empieza a largar por esa boquita. Por el bien del socialismo, dice. Y se abraza a Iglesias con fruición. Y llora. Habría que recordarle aquella frase memorable pronunciada por Aixa, madre de Boabdil, tras la rendición de Granada:“Llora – “no llores”, dicen otras versiones- como mujer lo que no supiste defender como hombre”. Ha aportado las plañideras a este entierro.

Habrá que llevar mañana un ramo hermoso de rosas rojas Tendrá que llevarlo Borrell, uno de los pocos vivos que quedan, y encender una velita, con tulipa roja, en la tumba: igual hay vida después de la muerte y la luz guía a algunos por el camino de la verdad y la vida. Así sea.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorSánchez intentará que la militancia del PSOE andaluz se rebele contra el ‘aparato’ de Susana Díaz
Artículo siguienteDéficit púbico de Brasil: 7.410 millones de euros

Soy Doctora en Derecho, Abogada en ejercicio y profesora de Derecho Constitucional en la UNED de Barbastro.
Hace poco leí unos pensamientos hermosos sobre la necesidad de escribir, que me impresionaron, acaso, porque me veía reflejada en ellos. Escribir ha sido para mí algo necesario, desde siempre, algo que he hecho siempre aunque me dedicara a otro oficio o tuviera otras ocupaciones. Mejor o peor, con más dedicación o menos, en los mejores momentos de mi vida y en los peores, siempre he escrito. Creo en el valor de la palabra escrita, en su fuerza y en su belleza, hasta el punto de que me altero cuando alguien la maltrata o la utiliza sin tino o sin delicadeza. Y la palabra es, también, un arma valiosa y dura, como dijo el poeta, por eso y porque no puedo olvidar que soy, como todos, un animal político, necesito también usarla para bramar contra el orden establecido que nos aplasta y nos oprime de muchos modos y contra el que nada más tenemos los ciudadanos corrientes.
De lo que he escrito, algo ha sido publicado. En poesía: en la colección Voces Nuevas, VIII selección de poetisas, Editorial Torremozas, Madrid 1991; en la obra “Trayecto Contiguo (última poesía)”, Editorial Betania, colección Antologías 1993; inédito “Donde crecen las amapolas”. Y tengo pendientes de publicar, ya en prensa, una colección de cuentos para niños titulada “Cuentos para soñar”
He sido y soy colaboradora en prensa: artículos de opinión y sección de Crítica Literaria en “Franja Digital” y colaboradora habitual de la sección “Al levantar la vista” y Extraordinarios del Semanario “El Cruzado Aragonés”.
Y ya, por mi profesión, he publicado en Ensayo: “Reflexiones en torno a la previsión Constitucional de los Estados Excepcionales” en la Revista “Annales” de la UNED, Barbastro, tomo V 1988; mi tesis doctoral:“ La tutela del Rey menor en la Constitución de 1978” en la colección Aula Abierta, UNED Ediciones, Madrid 2000; “La cuestión de la incompatibilidad del tutor del Rey menor con cualquier otro ´cargo o representación política´ “ en Anuario de la UNED, Barbastro 1995-2000; “ La ruptura de la pareja de hecho: aspectos procesales”, en Actas de los Vigésimos encuentros del Foro de Derecho Aragonés 2012, Edición el Justicia de Aragón, Zaragoza 2012; en prensa “Secreto de las comunicaciones y correo electrónico”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

5 × cuatro =