El juez Pedraz ha aceptado la petición de la Fiscalía Anticorrupción. Investigarán a los hermanos Alonso García, los avalistas fallidos de la fianza de 300.000 euros impuesta a Mario Conde para poder salir de prisión. Uno de esos hermanos, Jaime, es íntimo amigo del ex secretario general de Manos Limpias Miguel Bernard y fue el que le dijo que el abogado de Cristina de Borbón, Miguel Roca,  estaba dispuesto a negociar una retirada de la acusación a cambio de tres millones de euros.

Oficialmente, Mario Conde conoció a Jaime Alonso García durante su paso por el CDS, partido del que fue candidato a presidente del Gobierno en los comicios del año 2.000. Posteriormente, Jaime Alonso, que fue coordinador de dicha campaña electoral, participó en algunos de los proyectos políticos de Conde, como el del SCD (Sociedad Civil y Democracia), y profesionales, la revista MC. Pero ahí se pierden las diversas pistas sobre la relación de ambos hasta que se descubre que Jaime, ahora vicepresidente ejecutivo de la Fundación Francisco Franco, posee el 18,42% de Los Carrizos de Castillblanco, S.A. y su hermano, José Ángel, patrono de la Fundación,  el 6,28% de dicha sociedad. Una sociedad clave para entender el posible ocultamiento de dinero por parte de Conde para no pagar la cantidad de 10 millones que se le exige para hacer frente a las responsabilidades civiles derivadas del Caso Banesto.

En fase de instrucción de dicho caso, el juez Manuel García Castellón impuso una fianza para tales efectos. Se procedió, entonces, al embargo de las fincas más emblemáticas del ex banquero, La Salceda, situada en los Montes de Toledo, y Los Carrizos. La sorpresa de los funcionarios fue mayúscula cuando acudieron al registro de la propiedad y se encontraron con que esas propiedades no pertenecían a Conde sino a unas sociedades en las cuales no figuraba el banquero.

El asunto ha vuelto a salir a la luz ahora, cuando el juez Pedraz ha descubierto una trama de sociedades, muy probablemente en manos de testaferros, que manejan el patrimonio de Mario Conde en el exterior y que hacen movimientos, periódicamente, para repatriar importantes cantidades de dinero. Paralelamente, Las Salcedas ha sido vendida a la familia de Villar Mir sin que se pueda conocer con exactitud al destino del dinero producto de la transmisión patrimonial debido al cruce de sociedades interpuestas utilizado para este tipo de operaciones.

De la finca sevillana de Los Carrizos se pudo embargar unos terrenos anejos. Pero el resto está siendo utilizado para producir aceite de oliva. Los administradores son los hijos de Conde, Alejandra y Mario, también investigados en esta causa.

Jaime y José Ángel, con un importante paquete accionarial en la sociedad que gestiona esta finca, son los que quisieron avalar con la hipoteca de cuatro terrenos situados en la isla canaria de Fuerteventura, los 300.000 euros de fianza que Pedraz exigió para dejar en libertad al financiero de Tuy. Lo curioso de todo este asunto es que Jaime Alonso es íntimo amigo, también, de Miguel Bernard, el ex secretario general de Manos Limpias. Hasta tal punto llega la relación que Alonso, abogado, ha representado jurídicamente al sindicato en algunas de las causas en las que se presentó como acusación particular. Y todavía más lejos. En las declaraciones de Bernard ante el juez Pedraz éste asegura que fue Jaime Alonso el que le transmitió la oferta del abogado de Cristina de Borbón, Miguel Roca, de pagar tres millones de euros a cambio de la retirada de su acusación en el Caso Noos.

Fuentes judiciales han señalado a Diario 16 que ahora se entiende la separación de Luis Pineda de la cárcel de Soto del Real donde hasta este viernes se encontraban juntos Conde y Bernard. En un principio se había justificado tal decisión por “las tensiones que se pueden producir entre estos reclusos”. Mario Conde dice ser enemigo público de Luis Pineda por su acusación en el Caso Banesto.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

14 + 16 =