Desde Médicos del Mundo a Cruz Roja, cientos de ONG han denunciado que sus cooperantes y trabajadores se están convirtiendo en objetivos de los ataques de los combatientes.

Naciones Unidas ha hecho público un informe en que documenta más de 4.000 ataques durante el año 2016. Cada mes son asesinados más de siete trabajadores humanitarios, más de ocho son heridos y más de seis son secuestrados.

Siria es el país donde se produce el 67% de los ataques, sobre todo a los profesionales médicos. En este sector fueron asesinados mientras realizaban su labor humanitaria más de 60 miembros en 12 países entre los que, además de Siria, se suman Pakistán, Afganistán, El Salvador, México o Nigeria. En referencia a los profesionales de enfermería, en Siria fueron asesinados más de 800. Un ejemplo de lo que se sufre en Siria es la situación del hospital de Kafr Zita Cave, en la ciudad de Hama, que en dos años ha sufrido más de 30 bombardeos.

Más de 15.000 médicos se han visto obligados a huir de Siria desde el inicio del conflicto y sólo quedan seis unidades médicas apoyadas por Médicos del Mundo.

Hoy se celebra el Día de la Asistencia Humanitaria, una fecha en la que se conmemora el asesinato de 23 personas en el hotel Bagdag, entre ellas el enviado especial de la ONU a Iraq, Sergio Vieira de Mello.

Por el peligro que corren los trabajadores y cooperantes de las ONG, Médicos del Mundo modificará su tradicional logotipo de una paloma de la paz por una diana con tres balazos porque no se quieren convertir en “Objetivos del Mundo”.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

4 × 1 =