Un importante abogado de este país declaró a Diario16 que Europa iba a ceder en el Caso Banco Popular y, en el mes de abril en la que este medio habló con el letrado, aún no habíamos desvelado la multitud de irregularidades cometidas por la Junta Única de Resolución (JUR).

Los procedimientos aplicados por el organismo encargado de aplicar el MUR en muchas ocasiones fueron en contra de los propios reglamentos de la UE, del BCE y del Mecanismo Único de Supervisión. El propio Tribunal General de la Unión Europea (TGUE) ya anunció que juzgará a la JUR por violación de los derechos de defensa y tutela judicial efectiva, del deber de diligencia y buena administración, del derecho a la propiedad, del derecho a ser oído, de la no concurrencia de los requisitos para la aplicación del instrumento de resolución y la impugnación del informe de valoración de Deloitte.

Los propios documentos internos de la JUR indican que ya había una intención de resolver al Popular antes de que se iniciaran todos los procedimientos o de que se declarara la inviabilidad de la entidad: «dado que la licencia bancaria de Hipócrates será revocada haciendo inviable el negocio, es probable que la liquidación comience de inmediato». Además, durante la reunión convocada para el tres de junio por la propia Elke König en la noche del día dos a través de un correo electrónico encriptado donde se indicaban las instrucciones para dicho encuentro, la JUR dio la autorización para iniciar el proceso de subasta y comercialización del Banco Popular y el FROB inició el Proyecto Hipócrates con el envío de cartas a las otras cinco entidades financieras españolas en las que se anunciaba que el sexto banco de España iba a entrar en resolución. En concreto, la JUR decidió aprobar «el inicio inmediato de la comercialización del Banco por parte del FROB». Todo esto dos días antes de que se iniciaran las salidas masivas de depósitos por parte de las instituciones y empresas públicas.

A todo lo anterior hay que sumar el hecho de la cronología por la que el propio BCE ya indicó en una reunión celebrada el día 2 de mayo de 2.016 que el Popular tenía que ser resuelto, la aprobación por parte del Santander del Proyecto Neptuno y por el que ya estaban negociando con los fondos buitre la venta de los activos antes de que se produjese la resolución y la posterior subasta, la contratación de Deloitte o la realización de la primera valoración con datos inexactos e incompletos y, finalmente, el retraso de la venta que hizo fuera del plazo determinado por el propio FROB, son demasiadas irregularidades como para que la Justicia no anule la operación ya que, de otro modo, estaríamos ante uno de los mayores escándalos judiciales de la historia.

Otra irregularidad que sería causa de anulación es la propia elección del método de resolución. Entre las posibles alternativas a la resolución que contempla la ley —cese fulminante de un consejo de administración que había provocado una crisis de liquidez inédita en España por su gravedad, nombramiento de un órgano de dirección provisional, aportación de mayor liquidez por parte de los organismos públicos, solución privada a través de ampliación de capital o de venta— sólo se llegó a la solución de la resolución, venta en subasta (que se hizo fuera de plazo) por un euro y la pérdida del patrimonio de los accionistas y bonistas.

Todo indica, tal y como dijo aquel prestigioso abogado, que Europa va a ceder o que la Justicia europea va a fallar en contra de los intereses del Santander a la hora de la anulación de la operación, lo que le supondría un grave problema a la entidad presidida por Ana Patricia Botín, quien, para evitar un mayor descalabro en sus cuentas, se verá obligada a hacer suyas las recomendaciones del Defensor del Pueblo y llegar a un acuerdo extrajudicial justo con todos y cada una de los más de millón y medio de afectados.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

11 Comentarios

  1. Lo increíble es que no se haya anulado todo ya teniendo en cuenta que esto está afectando al sistema bancario europeo que no ha parado de caer en 2018. la única explicación es que los balances de la Unión Europea se realizan a finales de diciembre como por ejemplo el informe del Tribunal de Cuentas europeo que ya dijo que esto no tenía ni pies ni cabeza. no da tiempo a poder hacer la corrección pero en asuntos tan graves como este tenían que haberlo hecho. Lo que no se puede permitir es que esto siga así hasta el 2019 o ya será la caída al foso del sistema bancario europeo ,meter dinero en un banco
    o invertir en un banco no será solo un acto de fe sino que será la ruleta rusa.
    No solo tienen que anular la resolución del Banco Popular también tienen que poner unas normas claras para que esto no vuelva a suceder jamás, la jur disparo antes de preguntar simplemente condeno al banco porque lo que tenía en mente era regalarlo al Santander para sanear sus cuentas. nuevas normas claras precisas con organismos de supervisión que vigilen todo lo que se hace. Cualquier loco cualquier comprado o cualquier topo puede cargarse la Unión Europea como va a suceder .
    esto es como el maletín de los misiles atómicos a quien encargas con el maletín para que apriete el botón , antes de apretar el botón ese descerebrado necesitará órdenes directas del presidente. hemos visto lo fácil que es cargarse un banco solvente como si nada
    A que están esperando para actuar. El Banco Central Europeo está en el precipicio

  2. Esto es lo que debería suceder, en efecto, si la justicia y las instituciones estuvieran para proteger al ciudadano de a pie. Pero todos sabemos que la triste realidad es otra bien distinta. Un milagro vamos a necesitar. Gracias Estaban Cano y Diario 16 por seguir publicando pruebas contra este atropello.

  3. La verdad no creo que el Santander vaya a devolver nada o a pagar nada sería la quiebra del Santander a no ser que la ampliación de capital sea para pagar el robo no lo veo nada claro
    Yo quiero que se me devuelvan mis acciones del popular y sino todo el dinero invertido no sea que quieran pagar el precio del día antes de la intervención ya que sería otro robo prefiero antes que el banco vaya a concurso de acreedores

  4. mirando el caso de la resolución y regalo al santander del banco popular y con él todo nuestro dinero con una visión más en profundidad
    primero el interés del BCE de seguir con la concentración por las buenas o por las malas
    segundo ayudar al banco santander de los graves problemas de capital que tiene por decirlo de modo suave ya que se rumorea de que está en quiebra técnica y que necesita de otra ampliación de capital de cuantía desconocida
    tercero probar el arma termonuclear de la JUR con un banco que para colmo era y es solvente
    cuarto comprobar la reacción de la ciudadanía
    quinto ver la reacción de los accionistas y bonistas del banco resuelto ante la resolución al ver que todo su patrimonio se a evaporado de la noche a la mañana
    son muchas cosas que unidas conforman este drama que es el caso banco popular

  5. Un Juzgado de Valladolid anula una compra de acciones del Popular desde 2010
    El Juzgado de Primera Instancia nº 12 de Valladolid ha anulado una compra de acciones de Banco Popular por parte de un exempleado que adquirió un total de 14.207 títulos del banco en los años 2010, 2011, 2012 y 2016 por valor de 40.676 euros.

    lunes 8 de octubre de 2018 – 14:32
    Según el auto al que ha tenido acceso Europa Press, el juez ha declarado que los datos contables y financieros que había proporcionado la entidad “no respondía a la realidad”, por lo que ha procedido a anular dichas transacciones.
    El demandante argumentaba que el banco había concurrido error de vicio de consentimiento en la suscripción de las acciones desde el 31 de diciembre de 2009, para lo que adjuntó un dictamen pericial que acredita que Popular generó “una apariencia de solvencia hasta el punto de declarar beneficios en los sucesivos ejercicios anuales, salvo en 2012 y 2016, consiguiendo tal apariencia mediante una estrategia de refinanciación de la deuda”.
    En este sentido, el informe técnico constataría que la causa de la crisis de Popular fue el incumplimiento de los deberes de dotación de créditos morosos y un aumento exponencial de activos tóxicos, vinculados fundamentalmente al crédito a la vivienda.
    “Se describe en el informe la política agresiva de captación de crédito desplegada por la entidad entre 2012 y 2018, que produjo un aumento de deudores morosos, lo que conllevó que se acometieran operaciones de financiación de tales operaciones, incrementando así el nivel de morosidad”, señala.
    Así, la entrada masiva de activos tóxicos (sobrevalorados en relación a su valor real de mercado) habría determinado una dinámica de no reflejar la imagen fiel del banco, que mantuvo en sus balances el valor teórico de los activos problemáticos, y que no realizó las dotaciones exigidas legalmente, lo que conllevó su liquidación a través de la Junta Única de Resolución (JUR) el 7 de junio de 2017.
    Por su parte, Popular argumentó que las acciones “no son un producto complejo” por lo que no se exige ningún tipo de información en el proceso de comercialización y venta a los minoristas, además de recordar que en el folleto informativo de la ampliación de capital de 2016 se informó de los riesgos asociados a la emisión y que, en cumplimiento de las previsiones de la ampliación de capital, el banco implantó un plan de saneamiento en los meses siguientes en el que puso de manifiesto la información relevante relativa a la marcha de la sociedad, pudiendo el demandando haberse desprendido de las acciones en todo momento.
    El juez de Valladolid ha señala que Popular no ha acreditado que la información facilitada a los posibles compradores se correspondiera con la imagen real de la entidad, pues no aportó los datos internos de la sociedad que permitirían poder concluir que la entidad observó los deberes de transparencia y tutela de los intereses de los inversores minoristas a lo largo del proceso de reestructuración que padeció desde el inicio de la crisis en el año 2008.
    Por ello, aprecia la concurrencia de error invalidante en la contratación de las acciones comercializadas por la demandada y estima “íntegramente” las pretensiones ejercitadas en el escrito de la demanda, declarando nula las operaciones de adquisición, por lo que condena a Popular a devolver los 40.676,57 euros más los intereses de mora desde las fechas de adquisición y a pagar las costas del procedimiento.
    Desde la Asociación Acoreo Consumidores Reunidos han afirmado que este pronunciamiento “permite que miles de accionistas que hubieran comprado desde el año 2010 hasta el 2016, puedan reclamar judicialmente”. Frente a esta resolución, cabe interponer recurso de apelación ante la Audiencia Provincial de Valladolid.

  6. Hola y buenas tardes,NUEVAMENTE MUCHAS GRACIAS A LOS SEÑORES DE DIARIO 16,creo que todos o lña gran mayoria,estamos esperando que el banco nos llame y podamos negociar sin que nos cueste tener que pagarle a bufets de abogados,y tal como se sabe,ya desde un principio,que esto fue un robo,entre el banco y quienes lo han permitido o facilitado,que lo reparen de la mejor manera para los perjudicados.

    • Don José Romero
      no conoce bien a esta pájara en el mejor de los casos sólo negociará con los que la lleven a los tribunales y tengan bien claro que van a perder con eso juegan yo conozco dos casos personalmente uno tiene títulos del santander y lo que a perdido no es más que 3600 euros y todo lo que hacer la botina le parece muy bien el otro pierde bastante mas no se la cantidad pero a asumido la perdida y no quiere saber nada del caso cuantos casos mas habra por hay seguro que muchos y eso es muchísimo dinero no espere que le llamen del santander ofreciendo a cambio de sus acciones del popular acciones del santander o otro instrumento de capital como los bonos basura que ya ofreció a los de la última ampliación de capital de 2016 solo si es condenada ofrecerá una compensación que seguro será impuesta por un tribunal

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

14 − 2 =