Las incógnitas de Javier Fernández al frente de las ruinas del PSOE

La gestora que dirige el partido debe organizar un congreso, unas primarias y decidir si apoya a Rajoy

1

Tras la dimisión de Pedro Sánchez, los acontecimientos se precipitaron en el comité federal de este sábado. Muchos abandonaron la sala Ramón Rubial donde se celebraba, hartos, decepcionados y alarmados por la situación en que quedaba el partido tras doce horas de enfrentamientos en los cuales poco faltó para que se llegase a las manos. Todo lo que había que hacer era elegir los miembros que componen la comisión gestora y marchar a casa.

Se barajaron dos posibilidades: designar la gestora con carácter provisional hasta el sábado siguiente o elegir la definitiva allí mismo. Optaron por lo segundo.

Javier Fernández es un hombre con mucho prestigio dentro del PSOE. Un referente moral. Además dirige la Federación Socialista Asturiana, la más influyente junto a la andaluza. Preside la gestora.

Le acompañan el portavoz del parlamento andaluz, Mario Jiménez, la extremeña Asunción Godoy, propuesta por Guillermo Fernández Vara, el ex presidente de Baleares, Francesc Antich, el cántabro Ricardo Cortés, el dirigente de las juventudes socialistas valencianas, José Muñoz, la canaria María Dolores Padrón; la andaluza María Jesús Serrano; la extremeña Soraya Vega; y el riojano Francisco Ocón. Muchos de ellos representan directamente a los barones territoriales.

Algunos de los propuestos no aceptaron. Es el caso de los vascos Patxi López e Idoia Mendía alineados al sector de Pedro Sánchez. Tampoco aceptaron los del PSC aunque oficialmente éstos aluden otro motivo: la celebración de su congreso y las elecciones primarias. Una vez se hayan llevado a cabo estos trámites, se integrarán en la dirección.

Tampoco aceptaron integrarse representantes de Castilla La Mancha, Aragón y Galicia por diversos motivos. Los gallegos están dirigidos por una comisión gestora tras la dimisión de su secretario general por escándalo de corrupción. Abel Caballero, el hombre fuerte del PS de G, es afín a las tesis de los críticos. Desde fuera apoyará la comisión gestora.

Esta tiene como principal misión preparar el Congreso que ya se dice “de refundación” del PSOE.Y, mientras tanto, deberá decidir si los 85 diputados se abstienen en una nueva intentona de investidura de Rajoy. En el PP piensan que, tas lo que ha pasado, es mejor convocar terceras elecciones. Podemos e IU también están por la labor. Eso complicaría, aún más las cosas, dentro del PSOE que tendría que elegir a marchas forzadas un candidato.

Demasiadas incógnitas.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

1 Comentario

  1. El dilema verdadero sería volver o no, al marxismo y al verdadero socialismo, nada de socialiberalismo ni socialdemocracia descafeinada ni sucedáneos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

veinte − dieciseis =