Lo que podía haber sido un desplome aterrador de las Bolsas mundiales tras el pánico inicial que surgió tras la victoria de Donald Trump, se quedó en una simple posibilidad, en un “podía haber…”, pues la mayoría de los mercados acabaron cerrando en positivo o con ligeras pérdidas.

El Ibex35, que llegó a perder un 4% al inicio de la sesión, al cierre sólo descendió un 0,4% y consiguió mantener los 8.900 puntos. Bancos y constructoras españolas se beneficiaron del resultado electoral en EEUU, excepto el BBVA por su exposición en el mercado mexicano y algunas compañías que apuestan por energías renovables.

Pero la resaca a primera hora de la mañana ha sido buena. Aunque el selectivo español comenzaba cayendo un 0,4%, pronto se ha recuperado para anotarse una subida cercana al 1% a las 09:20 horas de este jueves. De igual forma, los mercados en París (+0,88) y Londres (+1,07%) despertaban con ganancias, así como las asiáticas.

En el resto de Europa los resultados fueron incluso mejores. La Bolsa de Londres (+0,85%), París (+1,3%) y Fráncfort (+1,4%) se han anotado al cierre sólidas subidas.

Y al cierre del Ibex 35, Wall Street subía un 1% superando los 18.518 puntos esquivando de este modo las presiones. Por lo que la tónica general de los mercados es la aceptación del nuevo presidente de los EEUU.

No obstante, en las bolsas asiáticas cundió más el pánico. El Nikkei, principal índice de referencia en Japón, cerró la sesión con un retroceso del 5,3%, mientras que el Hang Seng, el indicador más relevante de Hong Kong, cayó un 2,2%.

El cierre de hoy, sin embargo, no ha sido tan bueno como la apertura. El Ibex 35 ha cedido un 1,63%, situándose por debajo de los 8.800 puntos básicos, arrastrado por la bajada de las eléctricas y las informaciones de una subida del 1% de la inflación para el próximo año.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dieciseis − 11 =