La verdadera Constitución de Mancera es la regencia cleptocrática, por su dependencia al poder presidencial y por dedicarse a realizar negocios con los bienes de los capitalinos. La Capital dejó de ser la referencia democrática del país, el gobierno de Miguel Ángel Mancera dilapidó las conquistas de los gobiernos democráticos que lo antecedieron.

Al hablar de la verdadera Constitución de Mancera no me refiero al nuevo texto constitucional que contiene las libertades y derechos conquistados desde la izquierda, con interesantes aportaciones, por cierto, todas ellas impulsadas por la bancada de morena. Aunque con premeditadas rendijas para las privatizaciones y la represión, gracias al acuerdo de Mancera con Peña de sobrerrepresentar al PRI.

Esta Constitución, que ni si quiera tuvo la voluntad de someter a referéndum, la utiliza demagógicamente para tener un round de sombra con el gobierno federal, siendo obvia su afinidad con el presidente Enrique Peña.

Tan evidente es que trabaja para la presidencia, que promueve su campaña médico en tu casa hasta en entidades priístas. No sólo eso, sale de la mano del secretario del trabajo anunciando que habrá un inédito aumento salarial, incremento que sabemos año con año es una burla para los trabajadores. Para rematar la subordinación le entregaron la presidencia de la Conferencia Nacional de Gobernadores.

Es claro que la Ciudad es gobernada igual que como se gobierna el resto del país, pese a que votamos por una propuesta de oposición. La admiración de Miguel Ángel Mancera al presidente Enrique Peña, nos tiene sometidos a un Jefe de Gobierno inscrito en la generación de los gobernadores del Peñismo que se dedican a saquear sus Estados.

Esa es la verdadera Constitución de Miguel Ángel Mancera, en la que se violan sistemáticamente los derechos humanos, se niega el ejercicio de los derechos políticos, cientos de jóvenes en prisión o sujetos a proceso por el simple hecho de manifestarse.

Los periodistas no la pasan mejor debemos recordar el asesinato de Rubén Espinosa, Nadia Vera y otras tres mujeres en la colonia Narvarte, multihomicidio que pese a estar directamente relacionado con las amenazas del exgobernador Javier Duarte se mantiene en la impunidad.

Además de su vena represora está la mercenaria, son evidentes los sobornos por la enajenación y concesión del espacio público, su proyecto del corredor Chapultec logró ser detenido a base de la protesta vecinal, pero ahora lo intenta en el Cetram Iztapalapa y en el corredor de Paseo de la Reforma.

El desarrollo urbano está al servicio de las inmobiliarias con las que además se congració con la hipoteca inversa por la que se proponen arrebatar las casas a los adultos mayores, en su mayoría residentes en colonias de alto valor para beneficio de los desarrolladores, dedicados a construir vivienda cara que precariza a la clase media y desplaza a los pobres.

El transporte público también está en proceso de privatización, se chatarrizan las unidades y se violan los derechos de sus trabajadores a fin de concesionarla sin que implique un mejor transporte. El beneficio es para la industria automotriz ya que incentiva la compra de autos nuevos para poder circular todos los días, librando el hostigamiento de las patrullas verdes y las mordidas por el brinco en verificentros.

El agua es otro recurso que tiene entre manos privatizar, la escasez del líquido vital en la ciudad tiene la perversa intención de provocar el hartazgo de los habitantes para que se justifique su concesión a empresas privadas que se beneficiaran de la red pública para establecer costosas tarifas por el agua.

Además de muchos otros negocios como las fotomultas o el bordo poniente, la ciudad está entregada a la delincuencia porque el Jefe de Gobierno se resiste a reconocer que el crimen opera desde y en la propia Ciudad.

En la Regencia de Miguel Ángel Mancera los pobres no caben porque se gobierna para beneficio del poder económico. El rechazo entre los capitalinos es patente, hay convicción por recuperar la Ciudad en beneficio de la ciudadanía y en especial de los que menos tienen, en 2018 será el principal activo para hacer de la honestidad y la austeridad gobierno nacional.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anterior27M: Marchas de la dignidad
Artículo siguiente¿18.232 ciberataques?
Académico; maestro en derecho por la UNAM; defensor de derechos humanos. Actualmente, activista del Movimiento de Regeneración Nacional. Hombre de izquierda con una militancia en el PRD, por el que fue diputado a la VI legislatura, electo por el distrito XXX de Coyoacán. Padre de dos hijos: Sahara de 6 años y Fidel de 2 años, casado con Sara Zuñiga.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

2 × uno =