El sello César Aira es tan personal e intransferible que, cuando se barrunta en el horizonte una nueva novela del escritor argentino devoto de Borges, las expectativas se acrecientan al mismo ritmo que las quinielas del Nobel disparan año tras año las apuestas en su dirección, con cierto ánimo de saldar la deuda histórica y ya impagable contraída con el autor de El Aleph. Y por supuesto Prins, su último ejercicio de alta prestidigitación literaria, no defrauda en absoluto y regala unas excelentes dosis de humor, ironía y, en definitiva, apuesta por la narrativa inclasificable y experimental.

La carambola de esta delirante trama sigue incesante en una concatenación mágica hasta el final

No le faltan adjetivos calificativos a la crítica especializada cuando aborda el estilo de este argentino de Coronel Pringles. Delirante, atrevido, imprevisible, descabellado, irónico, excéntrico, sorprendente… Y así hasta el infinito en un autor de una dilatada y prolífica carrera narrativa. Prins aborda, a modo de juego cómplice con los lectores –en un autor con legión de fieles en medio mundo–, las andanzas de un famoso escritor dedicado en cuerpo y alma a escribir novelas góticas, hasta que decide abandonar el oficio, agotado y hastiado de que las imposiciones del mercado editorial hayan vencido a sus ínfulas adolescentes de crecer literariamente en plena libertad.

El protagonista de Prins busca refugio redentor en el opio para alterar su conciencia y, de paso, encontrar los recovecos que le liberen de sus ataduras para llegar a alcanzar la Nueva Realidad. Emprende semejante odisea acompañado de una desconocida llamada Alicia. Lo hace a bordo de un autobús de línea de la inabarcable Buenos Aires. Y la carambola de esta delirante trama sigue incesante en una concatenación mágica hasta el final.

Como hemos advertido anteriormente, todo muy loco loco, delirante, propio de un genio en definitiva. Aira se supera en la excelencia creadora. La madrina del punk Patti Smith, entregada admiradora del escritor argentino, sentencia, en un artículo publicado en The New York Times titulado César Aira, una mente que improvisa: “El ojo cubista de Aira ve desde todos los ángulos”. Reconoce que llegó a Aira por otro genio, este chileno y ya fallecido, Roberto Bolaño. Smith asegura que Aira “ha aplicado esta manipulación de lo ordinario hacia lo extraordinario en por lo menos 80 libros de pocas páginas”. Y así sigue, extraordinariamente extraordinario.

 

Prins
César Aira
Literatura Random House
144 páginas
15,90 €

Comprar
¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

trece − 2 =