Cada seis años el abstencionismo cede a la participación, ronda el 60 por ciento de los electores, porcentaje que suele superar el voto de coacción de los partidos en el gobierno, a diferencia de elecciones intermedias en las que estos ganan gracias a su baja participación.

La definición 2018 se disputa entre dos posturas bien definidas, se acabaron las tesis de posiciones intermedias, no hay tres, ni mucho menos un cuarto polo, el duelo es el PAN, la derecha contra el indiscutible opositor del régimen Andrés Manuel López Obrador.

El subcomandate Galeano, Cuauhtémoc Cárdenas y Emilio Álvarez Icaza tendrán que considerar que sostenerse como alternativas, sin duda, beneficiará al Frente que cuenta con reglas del juego a modo, hechas para una elección de Estado, incluyendo al organizador del juego y al árbitro, el Instituto Electoral y el Tribunal Electoral, en caso de un resultado reñido harán todo para darle el triunfo al candidato del Frente.

¿Por qué pensar que el PRI ha muerto si ha sobrevivido incluso sin la presidencia? Porque su programa político era la Constitución, las conquistas de la Revolución que el partido había reusado entregar pese a las presiones de sus presidentes tecnócratas, desde el arribo de Miguel de la Madrid en 1982, sólo que no resistieron el Pacto por México. Otra razón es que el PRI trasladó su sostenimiento a los gobernadores ante la falta de su jefe máximo en los pinos, hoy sus gobiernos estatales están minados, los que quedan son gobiernos débiles.

El PRD convertido en una fuerza antiobradorista, complaciente con el presidente, aliada con la derecha y feroz con el opositor ¿qué clase de izquierda es esa? traiciona sus orígenes, salvo excepcionales dirigentes marginados de las decisiones.

¿Por qué es el PAN el partido a derrotar? Son la verdadera fuerza gobernante, su programa era el libre mercado con recato social, el México neoliberal es el sueño hecho realidad de la derecha, combatieron con vehemencia al PRI gobierno, repudiaban su laicismo, la educación socialista, la lucha obrera campesina y su nacionalismo. Salvo las tendencias humanistas, el resto son hombres de negocios que tenían como propósito un mercado sin restricciones.

La coalición de los peores define al actual régimen como un presidencialismo partidocrático, lo más pervertido de las dirigencias, a espaldas de sus bases encontraron la ecuación del triunfo: postular un priísta tecnocrático bajo las siglas del PAN, PRD y la morralla -PVEM, PMC, PES, PNA-. Su visión de Estado se reduce a una gran ubre en la que todos alcanzan mamandurria, a esos inconfesables acuerdos llamaron Pacto por México y hoy llaman Frente Amplio para mañana llamarlo cogobierno.

¿Quiénes son los perfiles del Frente? Son los que según el gobierno cambian el color de la corbata, Moreno Valle es el mejor exponente por su origen priísta, sus convicciones panistas y sus amistades perredistas, los chuchos, quienes para la Ciudad tienen al mejor exponente del Frente, Salomón Chertorivsky, con el que a su vez comprometen a su tío, José Woldenberg, para darse un toque progresista.

Los políticos del Frente Amplio son los que querían cambiar al régimen y se conformaron con cambiar sus vidas, hoy todos son inexplicablemente ricos. Por aprobar las reformas estructurales además de bonos recibieron a cambio su perpetuación en el poder, se postularán en las listas plurinominales, tienen asegurado su lugar al reverso de la boleta con letras chiquitas, tendrán la posibilidad de permanecer hasta por 12 años, considerando que muchos están en un promedio de 60 años de edad.

Ellos no nos representan, no representan al pueblo, son el régimen responsable de que México sea uno de los países más desiguales e inseguros del mundo, los 60 millones de mexicanos en pobreza y los más de 200 mil muertos son su responsabilidad, con esos resultados piensan que creamos sus mentiras ¿Que las privatizaciones benefician a la gente? ¿Qué la guerra contra el narcotráfico traerá paz? ¿Qué renegociar el TLCAN nos dará independencia económica? ¿Qué el frente Amplio es para sacar al PRI de los pinos?

Para derrotarlos la ciudadanía cansada de sus mentiras y engaños tiene en López Obrador la alternativa, él ha puesto el Movimiento de Regeneración como instrumento de los verdaderos ciudadanos independientes, postulando a deportistas, maestros, profesionistas, empresarios, artistas, intelectuales, indígenas, escritores, en sí al pueblo llano.

Si la gente pierde el miedo, se quita el pesimismo y sale a votar como lo hace cada seis años podremos decir que fue mucho lo que los políticos del Frente nos robaron, pero lo que no nos alcanzaron a quitar es la esperanza.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

2 + cuatro =