La basílica de la Sagrada Familia ha acogido el duelo por las víctimas del atentado terrorista en Barcelona y Cambrils, en un sentido homenaje, con una Misa oficiada por el arzobispo y cardenal de Barcelona, Joan Josep Omella, a la que han asistido los Reyes de España, Felipe VI y Letizia, junto al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y otras autoridades de todo el país.La ciudad condal recibe muestras de solidaridad desde todos los lugares del mundo, y miles de ciudadanos continúan depositando muestras de afecto en la zona cero con ramilletes de flores, velas, aplausos y lágrimas. Barcelona se ha convertido en estas horas en un referente mundial de la solidaridad

El obispo auxiliar de Barcelona, Sebastiá Taltavull, ha iniciado la ceremonia con unas palabras dirigidas los valores de los ciudadanos, “el pueblo español no tiene miedo y quiere gozar del don de la paz”, destacando los intensos momentos vividos desde el atentado que han inundado las calles de “lágrimas y humanidad” de cientos de personas.

A la ceremonia también han acudido el presidente de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa, y primer ministro de Portugal, Antonio Costa, al encontrarse dos víctimas lusas en el atentado; la presidenta del Congreso, Ana Pastor, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Saénz de Santamaría. Igualmente se han sumado la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, el vicepresidente del gobierno de Cataluña, Oriol Junqueras, la ministra de Sanidad, Dolors Montserrat, y la alcaldesa de Cambrils, Carmí Mendoza entre otras destacadas autoridades.

Los Mossos d´Esquadra también se hallaban presentes en este homenaje a las víctimas, mientras anunciaban más dispositivos de seguridad entre ellos, en el partido de hoy en el Camp Nou, en el partido entre el equipo culé y los béticos.

Igualmente, los Mossos han ampliado dispositivos en los controles de entrada y salida de España en la frontera de la Junquera, con actuaciones de cierre en la provincia de Girona, en la búsqueda, -por su posible vinculación-, de Younes Abouyaaqoub, uno de los terroristas huido en la actualidad. Se baraja la hipótesis de que este terrorista podría haber sido el conductor de la furgoneta que arrolló a las víctimas, pero aún está por confirmar su grado de participación en el atentado.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

1 Comentario

  1. En mi opinión, los funerales por respeto a todas las victimas deben de ser civiles y no generar un cierto espectáculo ante la sociedad dolida por ese actos criminales de terroristas. Sobran frases de jerarcas los cuales
    no dejan de ser empleados públicos en este país.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cuatro × cinco =