El rey Felipe VI ha dado un paso adelante en el atascado panorama político nacional anunciando la convocatoria de una nueva ronda de consultas con los partidos con representación parlamentaria los próximos 24 y 25 de octubre, menos de una semana antes de que finalice el plazo legal de autodisolución de las Cortes en caso de que nadie logre ser investido presidente del Gobierno.

De este modo, y ante la crítica situación interna que vive el principal partido de la oposición, el PSOE, el jefe del Estado ha dado el decisivo primer paso para conformar el que será con toda probabilidad un nuevo mandato de Mariano Rajoy con los apoyos de Ciudadanos y la abstención probable de los socialistas, opción que apoya claramente la gestora que dirige desde el pasado 1 de octubre los designios de Ferraz tras la dimisión de su secretario general, Pedro Sánchez.

La Casa del Rey ha informado a través de un comunicado oficial que “la finalidad de las consultas es constatar si, de la disposición que le trasladen los representantes de los grupos políticos con representación parlamentaria, el Rey puede proponer un candidato a la Presidencia del Gobierno que cuente con los apoyos necesarios para que el Congreso de los Diputados, en su caso, le otorgue su confianza; o, en ausencia de una propuesta de candidato, proceder a la disolución de ambas Cámaras y a la convocatoria de nuevas elecciones generales en el momento que constitucionalmente corresponda y con el refrendo de la Presidenta del Congreso”.

Esta decisión del jefe del Estado precipita también el calendario interno marcado en Ferraz por la gestora del PSOE, puesta en entredicho por una amplia base de la militancia socialista, que ha reclamado masivamente la convocatoria de un congreso extraordinario. De este modo, el calendario in extremis sirve también para presionar directamente a los casi 300 miembros del Comité Federal, que probablemente este 23 de octubre tendrán que decidir si se abstienen o no a un gobierno del PP con Mariano Rajoy al frente.

Resulta evidente que la convocatoria de consultas del monarca aclara el panorama político en este sentido, con lo que claramente se aleja la posibilidad de unas terceras elecciones y también de que la militancia socialista pueda hacer llegar a la dirección del partido su malestar en contra de los pasos que está dando la gestora a favor de una abstención “técnica” al PP.

Una vez que el Comité Federal del PSOE dé el visto bueno a la abstención, Rajoy se someterá a una nueva sesión de investidura apenas dos días antes de la fecha límite, probablemente los días 29 y 30 de este mes de octubre.

El comunicado de la Casa del Rey informa que este día 20 de octubre la presidenta de la Cámara Baja, Ana Pastor, comunicará al Rey la relación de los representantes designados por los grupos políticos con representación parlamentaria y ese mismo día se le comunicarán las fechas y horas en las que serán recibidos.

Si las consultas concluyen con una propuesta de candidato a la Presidencia del Gobierno, Pastor, con arreglo al Reglamento de la Cámara, procederá a convocar el Pleno del Congreso de los Diputados para el debate de investidura.

 

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

18 + 1 =